LARACHE – ESTAMPAS DE SU HISTORIA 11

Página 11 de la historia de Larache en imágenes… Hoy comenzamos con algunos anuncios muy simpáticos: concursos para feos y para calvos. Os pido que leáis los carteles, y, sobre todo, atentos a los premios que se concedían.

Espero que volváis a disfrutar con estas viejas imágenes tomadas de las páginas de Radio Larache, Memoir Larache, HHH, y otros…

CONCURSO DE FEOS

***

CALLE CHINGUITI

***

CONCURSO DE CALVOS

***

El gran escándalo de la ciudad, que ha hecho correr ríos de tinta: el famoso millón de Larache. Aquí tenéis algunas de las noticias publicadas en la época.

DESFALCO EN LARACHE

***

LEGIONARIOS EN LARACHE 1

Legionarios en Larache

***

EL MILLÓN DE LARACHE

***

LEGIONARIOS EN LARACHE 3

***

LA VOZ - EL MILLON DE LARACHE

***

COCHE EN PLAZA ESPAÑA

en plaza de España

***

JARDÍN DE LAS HESPERIDES

Jardín de las Hespérides

***

ESTACIÓN DE AUTOBUSES

La estación de autobuses

***

PLAZA DE LA ESTACIÓN

Fuente de la estación de la Valenciana

***

Portada del nº 8 de la Revista Al-Motamid, editada en Larache. Una huella imborrable de los poetas Trina Mercader y Dris Diuri.

AL MOTAMID

***

AVENIDA GENERALISIMO - MOHAMED V

avenida Mohamed V

***

ZOCO CHICO 1

Zoco Chico

***

ZOCO CHICO - FIESTA DE LOS ASSAOUIS

***

Zoco Chico

Zoco Chico

***

CRUZ ROJA DE LARACHE

***

CAÑONES EN LARACHE

Batería de Cañones en Larache

***

1911 - BATERIA DE CAÑONES

Cañones en Larache en 1911

***

LARACHE 1925 - BARCAZAS

Larache, 1925 – cruzando en barcazas para desembarcar

***

RIO LUKUS

El rio Lukus – Larache

***

EL REY EN MARRUECOS

***

SATUARIO LALLA MENNANA

Entrada al santuario de la patrona de Larache LALLA MENNANA

***

 

 

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,

“NO (A LOS CUARENTA AÑOS SOÑAR COMIENZA A SER RIDÍCULO)”, UN LIBRO DE SAÏD EL KADAOUI MOUSSAOUI

Termino de leer No (A los cuarenta años soñar empieza a ser ridículo) del escritor, psicólogo y profesor hispano-marroquí Saïd el Kadaoui Moussaoui.

Nacido en Beni-Sidel, desde los siete años vive en España. Había oído hablar de él, y ahora que, por fin, y felizmente, me adentro en su libro, reconozco que me ha sorprendido encontrarme con un autor de narrativa potente y cuidada, y con una persona arriesgada y sincera.

No (A los cuarenta años soñar empieza a ser ridículo) es, en cierta forma, una novela. Una novela camuflada en un libro de ensayo, escondida en una especie de diario, disfrazada tras la conversación que mantiene el narrador protagonista con alguien que escucha pero que no le replica, una novela fraccionada en relatos cortos. Eso hace que el libro sea ágil, fácil de leer, entretenido, a ratos divertido, en absoluto ligero. Al contrario, Saïd el Kadaoui trata muchos temas interesantes, controvertidos y muy actuales.

Me interesa su mirada crítica y lúcida al enfrentarse con la cuestión que gravita en todo el libro: la contradicción del protagonista de la historia entre sus raíces marroquíes y su desarrollo como persona en España, imbuido de la cultura occidental; la dicotomía entre tradición y modernidad; la realidad ante el hecho de que los años pasan (de ahí el subtítulo de esta obra: A los cuarenta años soñar empieza a ser ridículo); el problema de la religión y la familia o el enfrentamiento generacional; el sexo (hay pasajes que me han hecho reír a costa de las aventuras y desventuras sexuales del narrador); el amor y el desamor; la fidelidad; la paternidad o el rechazo al compromiso a ser padre; la literatura; la xenofobia; el peso de la tradición religiosa frente a la visión laica del mundo…

Saïd el Kadaoui me ha embozado con las ideas de su narrador protagonista, un hombre enamorado, sin duda, que huye, sin embargo, de las ataduras. Pero la realidad con la que se enfrenta es que los años se le echan encima, que pasa ya la cuarentena, y que las obligaciones comienzan a ser inaplazables. Ley de vida.

El protagonista es un profesor que trata de obligar a sus alumnos, especialmente a los marroquíes, a que analicen sus propias creencias, su cultura y su visión del mundo. Pero detecto un regusto amargo en sus conclusiones. A la vez, me fascina la defensa de sus principios éticos, que chocan con muchos de sus alumnos, con miembros de su familia, con gran parte de los que tienen su mismo origen.

Mayte. Mayte es el otro personaje crucial de la historia, el amor del narrador, la persona que le va a plantear la cuestión fundamental que hará tambalear su mundo. Hay obligaciones que el protagonista desea soslayar. Y eso también da un juego para que el autor plantee cuestiones familiares, sociales y conyugales que pasan a formar parte del juego que nos ofrece en estas páginas.

“…Nunca te he contado con detalle mi primer encuentro con Mayte. Como ya sabes, se produjo en el Institut du Monde Arabe de París. Tuve un impulso, de aquellos que los solteros podemos escuchar. Me apetecía ir a París y la excusa fue una conferencia de Mohammed Arkoun titulada Sociología del fracaso de la modernidad en el Islam.

Nos une el fracaso, nos has oído decir varias veces. En su momento ya te expliqué el motivo. El interés por el fracaso es el origen de nuestra relación. Como ves, no podía ser más premonitorio.

La modernidad ha fracasado en el islam, decía Arkoun, porque decidió marginar las ideas de las mentes más brillantes, desde Miskawayh hasta Averroes, pasando por no sé cuántos nombres más que citó, del siglo X al XIV, todos ellos partidarios de una lectura contextual del Corán. Una lectura histórica y, lo más importante, que liberara el pensamiento de la ortodoxia religiosa.

El dossier de la modernidad, como tantos otros, está esperando que lo desempolvemos, dijo con socarronería Arkoun, pero no está en la agenda de ninguno de los dirigentes de los países musulmanes hacerlo. Sigamos, pues, acusando al resto del mundo de nuestro fracaso.

(…) Regresemos a Mayte. Llegué con tiempo suficiente para pasearme por la librería y la biblioteca del instituto. Ya en la biblioteca, recuerdo estar de camino a una mesa donde se hallaban desparramados varios ejemplares de periódicos de todo el mundo mientras pensaba apenado que lo árabe siempre tenía algo de decadente. Aquel desorden me molestó y decepcionó pero, aun así, quería sentarme y hojear alguno de los ejemplares de Le Monde que asomaban entre la montaña de papel.

Aquel desorden que tanto detesté fue justamente el detonante de la primera conversación que mantuve con ella…”

Todo está trufado por la dualidad de la personalidad del protagonista: es marroquí, pero es español. No se siente ya un nacional marroquí, pero le tienta con tal fuerza regresar a la tierra de sus padres, a su tierra natal, que hay una feroz lucha contra su otro yo español y occidental. Odia la manera en que los gobernantes siguen dirigiendo Marruecos, su atraso, su falta de visión de futuro, su ceguera ante la modernidad, pero siente un amor profundo por ese mismo país. Por otro lado, se siente tan integrado en España que le es casi imposible imaginarse en otro lugar que no sea Barcelona, donde reside. La sempiterna lucha del desarraigado, que tanto me atrae y que forma parte de mi propia obra narrativa. Quizá por ello Saïd el Kadaoui me ha atrapado entre sus párrafos.

SAÏD EL KADAOUI MOUSSAOUI

“…En mi seminario sobre la literatura del otro he querido introducir las ideas de Al Yabri y Laroui sobre el pensamiento árabe antes de leer El pasado simple de Driss Chraibi. Antes de que mis alumnos se enfrenten a un texto que sacude, y de qué manera, el tradicionalismo magrebí, quiero que vean cómo se enfrentan a la tradición dos de los principales intelectuales que ha dado Marruecos.

Les mandé leer dos artículos breves pero suficientemente relevantes. Hemos discutido sobre alguno de los puntos comunes que ambos abordan en su obra: la tradición como algo histórico y no como una realidad absoluta que trasciende a la historia. La necesidad de un pensamiento moderno que venza la lógica regresiva y circular en la que está empantanado el pensamiento árabe y la actitud de repliegue y ensimismamiento de la cultura árabe como reacción a su interacción con la modernidad europea. Resumiendo, hemos discutido sobre el peor de los males del pensamiento árabe actual: su ruptura con el pensamiento racional.

(…) El alumno más brillante es un muchacho marroquí de unos veinticinco años, licenciado en periodismo, carrera cursada en Marruecos. Un hombre crítico, apasionado, racional y, lo más importante, nada suspicaz. No vive a la defensiva, como otros jóvenes nacidos aquí. Critica con una libertad pasmosa tanto la cultura como la política marroquí. Escucharle me proporciona un placer indescriptible. Se enamoró de una cooperante catalana que llevaba a cabo proyectos de ayuda al desarrollo y vive aquí ahora. Creo que trabaja en un periódico deportivo árabe, de Qatar si no recuerdo mal, y vive de ello y de hacer traducciones para no sé qué organismo oficial. En muy poco tiempo se ha soltado con el catalán, lengua materna de su pareja, el castellano, y tiene un dominio envidiable tanto del árabe como del inglés, el francés y el italiano. Lo habrás notado ya: me cae muy bien. Comparto sus ideas, su capacidad crítica y su vasto conocimiento de los dos autores. Se lamenta constantemente del oscurantismo árabe y me ha conquistado definitivamente cuando ha citado a Ortega y Gasset, al que comparado con Al Yabri.

(…) Antes te hubiera dicho que confiaba en los hijos de aquellos campesinos que emprendieron el viaje ansiando un futuro mejor. Yo soy uno de ellos. Pero ahora mi pesimismo es total. Estos hijos, primero, ni tan solo finalizan los estudios secundarios en su gran mayoría y, segundo, los que sí que lo consiguen ocupan buena parte de su energía en defenderse del gran opresor occidental.

La democracia es un invento occidental. Pues nosotros seremos contrarios a su lógica y reivindicaremos el islam.

En este aspecto, Laroui me parece fundamental: la democracia es un logro al que ha contribuido toda la humanidad. Trato de difundir sus ideas e incitar al debate pero no esperarás optimismo de tu amigo, ¿verdad?”

Hay capítulos que me han subyugado especialmente: La magdalena, Tetuán, Mi tío escritor y mi familia rica, Los cuarenta y los miedos, Genealogía del regreso al origen, Peritonitis, ¿Por qué buscar un amigo marroquí?, La boda… Este último relata una anécdota especialmente ejemplificadora de lo que nos está contando Saïd el Kadaoui: la lucha interna del protagonista por no verse atrapado por una sociedad abandonada o entregada a unas tradiciones que no encuentran su acomodo.

He aprendido mucho en esta novela travestida de relatos cortos, de diario o de monólogo. He aprendido con la buena escritura y el rico verbo de Saïd el Kadaoui, autor de una gran calidad, sin duda alguna. He aprendido con sus referencias literarias y con los autores que menciona, algunos los conocía ya y a otros empezaré a leerlos ahora, tras pasar por su libro, tras descubrirlos gracias a él. He aprendido también a mirar desde otra perspectiva el desarraigo emocional y personal, y un nuevo enfoque del “otro”. He aprendido cómo se experimenta la sensación de pertenecer a una cultura que se resiste a abrirse o a la que le cuesta desprenderse de su traje tradicional para incorporarse a este siglo. Y he aprendido que no es nada fácil escribir algo tan bueno como No (A los cuarenta años soñar empieza a ser ridículo).

Sergio Barce, noviembre 2017

No (A los cuarenta años soñar empieza a ser ridículo)

ha sido editado por Catedral (Barcelona, 2016)

 

Etiquetado , , , , , , , , ,

ASÍ FUE LA PRESENTACIÓN DE MIS NOVELAS EN EL INSTITUTO CERVANTES DE TETUÁN

El pasado jueves, presenté mis novelas El libro de las palabras robadas y La emperatriz de Tánger, en la Biblioteca General y Archivos de Tetuán, en un acto organizado por el Instituto Cervantes de la ciudad, enmarcado en la Feria del Libro.

cartel_IC_Sergio (1)

La presentación corrió a cargo de la profesora Lola López Enamorado, directora del Instituto en Tetuán. Su introducción, como ya me esperaba, estuvo llena de detalles afectuosos y guiños de complicidad. Hace años que nos conocemos, y he tenido la suerte de compartir con ella muy buenos momentos y múltiples actividades en Larache y en Málaga. Lola creó ya, de entrada, un ambiente muy cómodo para mí.

También tuvo un bonito detalle Moncef Bouali, responsable de la Librairie des Colonnes, de Tánger, que se desplazó hasta Tetuán para instalar un pequeño estand con mis libros. Aquí dejo constancia de mi agradecimiento por su generosidad.

Noté en el ambiente que, lo que les contaba, los iba atrapando poco a poco. Y, al acabar el acto, Muna, la mujer de Moncef Bouali, me dijo que había merecido la pena acompañar a su marido hasta Tetuán para escucharme, y que iba a leerme. Un gesto muy bonito.

IMG-20171110-WA0022

LOLA LÓPEZ ENAMORADO y SERGIO BARCE

Fue un placer hablar de mis novelas a un público entregado y muy atento. Digo esto porque, al acabar la presentación y abrirse el turno de palabras, observé que alguno de los asistentes tetuaníes había tenido la paciencia de tomar notas para poder hacerme algunas preguntas. Y eso es un buen detalle.

Como lo fue el de Encarnación Ramírez, que también se desplazó ex profeso desde Tánger para acudir a este evento. Y vino con mi novela Sombras en sepia bajo el brazo para que le firmara el ejemplar. Con gente como Encarnación, que me regalan esta clase de gestos, cómo no voy a sentirme feliz y satisfecho de lo que escribo…

Además de reiterar mi cariño a Lola López Enamorado, y de reencontrarme de nuevo con Almudena Quintana, he de mencionar a la Gestora Cultural del centro, Josefina Matas “Suky”, del Instituto Cervantes de Tetuán, que, desde que me contactara por vez primera, ha estado siempre atenta a todos los detalles, tanto de mi desplazamiento y estancia como de la propia presentación, para que ésta saliera perfecta. De modo que dejo escrito: gracias, Suky.

Por último, dejar constancia de que, además de todo lo anterior, tuve la suerte de conocer a los profesores Bernabé López García y Mourat Zarrouk, que, tras mi intervención, presentaban el libro sobre Clemente Cerdeira, escrito por Zarrouk. Una historia fascinante de la que ya escribiré en los próximos días. Con ellos, junto a Lola y Suky, compartí, además, una fantástica cena, divertida y aleccionadora. Con ellos, sólo se aprende.

Sergio Barce, noviembre 2017

23484585_10213048706605492_668635759_o

***

IMG-20171110-WA0024

***

IMG-20171110-WA0018.jpg

***

Con Encarnación Ramírez

Sergio Barce y Encarnación Ramírez

***

23516486_10213048706445488_1581859115_o

***

Etiquetado , , , , , , ,

EN LARACHE

cof

Este fin de semana he estado en Larache con mis hijos Pablo y Sergio. La razón era tratar de cerrar algunos asuntos relacionados con el próximo rodaje de un cortometraje que va a dirigir Pablo, ambientado en Larache y basado en uno de mis relatos. Dos días y medio muy intensos. Hemos regresado cansados, especialmente porque, encontrar soluciones a exigencias burocráticas que complican el rodaje, nos ha supuesto un desgaste enorme. Creo que, con un poco de suerte, vamos a solventarlas.

El escribir este comentario sólo tiene un objetivo: dejar constancia de la cantidad de amigos, larachenses en su mayoría, que durante estos días han estado a nuestro lado, sin dejarnos ni un minuto, para resolver esos problemas. Han sido enormemente generosos, llamando desde sus móviles a decenas de personas, autoridades, productores, técnicos o personas que podían echarnos un cable, o desplazándose con nosotros para algún encuentro que pudiera ser positivo, o desde la distancia a través del teléfono. Nos hemos sentido muy arropados, y han sido ellos los que nos han dado ánimo para seguir adelante.

Seguro que nos olvidamos algún nombre, aunque espero que no. Queremos dar las gracias, desde lo más profundo de nuestro corazón, a todos ellos: Abderrahman Lanjri, Majid Jbari, Abdeslam Serrouj, Rachid Serroukh, El Hachmi Jbari, Morad Jad, Samir Sarhan, Abderrahman Assorhani, Annouar Yahyaoui, Hanan Hayani, Luis Velasco, Abdellatif Bouziane, Zohra el Guennouni, Mohamed Bachir, Ibrazer Douadi, Yousef Chghaich, Luisa Diéguez e Itziar Gorostiaga.

Cuando la película se ruede, que se rodará Incha al´láh, un trocito ya es de todos ellos.

***

IMG-20171106-WA0026

***

23157163_10210429094945902_107747699131342169_o

***

IMG-20171106-WA0027

***

cof

***

sdr

***

IMG-20171106-WA0029

***

sdr

***
IMG-20171106-WA0028

***

sdr

***

IMG-20171106-WA0030

***

mde

***

 

Etiquetado , ,