LARACHE visto por… LEÓN EL AFRICANO

En su “Descripción de África y de las cosas notables que en ella se encuentran” (1526), en las páginas dedicadas a la Región de Azgar, León el Africano dice:

LEON EL AFRICANO

León el Africano

“(El Aaraix) Larais es una ciudad construida por los antiguos africanos sobre las orillas del Mar Océano, en la desembocadura del Luccus, situada, por una parte, sobre el río, y por la otra, sobre el mar.

En los tiempos en que Arcila y Tánger fueron de los moros, Larache estuvo muy poblada, pero después de que las dos ciudades llegaron a caer en poder de los cristianos, quedó abandonada, cosa que duró cerca de veinte años, después de los cuales un hijo del actual rey de Fez decidió hacerla repoblar, fortificándola muy bien y proveyéndola de soldados y víveres, pues está en continua sospecha de que los portugueses quieren entrar en ella.

La ciudad tiene un puerto muy difícil para todo aquel que quiera entrar por la boca del río; de todas formas, el príncipe hizo construir allí una ciudadela en la que siempre hay un capitán con doscientos ballesteros, cien arcabuceros y trescientos caballos ligeros.

En las cercanías de la ciudad, hay muchos pantanos y prados donde se coge gran cantidad de angulas y de aves de agua. Y sobre las riberas del río se ven espesos bosques donde se ocultan muchos leones y otras fieras.

Sus moradores se dedican al antiguo oficio de hacer carbón, enviándolo a Arcila y Tánger; y de tal manera trabajan en este menester, que existe un proverbio entre los de Mauritania, que lo aplican cuando una cosa demuestra más de lo que es, y vienen a decir: como el bosque de El Aaraix, el cual tiene vela de algodón y cargo de carbón, porque en los campos de esta ciudad se dan grandes cantidades de algodón”.

Y añade en nota a pie de página:

“El Aaraix, es el plural de Aarix, que quiere decir “parra”, o mejor, sitio cubierto por una o varias parras donde se pasa la tarde. Dicen que Larache era antes una agrupación de casas con un Aarix cada una”.

Fuente: “Descripción de África y de las cosas notables que en ella se encuentran” de León el Africano. Edición de Luciano Rubio. HMR, Madrid, 1.999.

León el Africano era el nombre cristiano de Al-Hasan-Ben Muhammad Al-Wazzan Al-Fasi.

LEON EL AFRICANO de Amin MaaloufSe cree que nació en Granada en 1488 y que murió sobre el 1554. Tras la orden de expulsión de los Reyes Católicos, su familia se trasladó a Fez, donde recibió una educación refinada en la Universidad Al Karaouine y obtuvo el título de faqih. Sus primeros viajes los hizo con su tío, y recorrió gran parte del Norte de África, el Mediterráneo, Constantinopla, Egipto… Capturado por unos piratas, éstos, al comprobar su refinada cultura, lo entregaron al Papa León X, quien le dio la libertad, bautizándole con el nombre de Giovanni Leona di Medici, que derivó en el de León el Africano. Y fue el Papa León X, precisamente, quien le encargó que reuniera en un compendio sus conocimientos sobre África, y así nació su obra Della descrittione dell’Africa et delle cose notabli che ivi sono (Descripción de África y de las cosas notables que ahí hay).

La novela escrita por AMIN MAALOUF sobre este personaje es, sencillamente, extraordinaria.

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

7 pensamientos en “LARACHE visto por… LEÓN EL AFRICANO

  1. Fatima dice:

    Una bella mezcla de Historia y de ficción, historia de tolerancia y de intercambios intercultural. Un encanto

    • sergiobarce dice:

      Querida Fatima:
      El texto es el reflejo del personaje, por supuesto. León el Africano era un viajero impenitente, y los viajeros, por lo general, aprenden de las otras culturas que les reciben, abren sus mentes y se consideran apátridas. Viajar te hace más culto, pero hablo de cultura humanista, y también te hace ver el mundo con la distancia oportuna, con la mente abierta, sin prejuicios.
      Amin Maalouf escribió LEÓN EL AFRICANO, quizá su obra más emblemática, narración llena de poesía, que es también un canto a la tolerancia, y sin duda una de las novelas más bellas que he leído. Para conocer a León el Africano, nada mejor que leer a Maalouf.
      un beso
      sergio

  2. Angelines dice:

    Qué libro tan magnífico. Amin Maaluf tiene libros preciosos, no sólo por las descripciones tan precisas que hace del mundo que relata, sino por las emociones que despliega en todos sus texto.
    Qué bien que me lo hayas recordado.

    Un beso

    • sergiobarce dice:

      Pues sí, Agelines, LEÓN EL AFRICANO de Maalouf es de esos libros que no se olvidan.

      “Mi único hogar estaba en sus ojos, en sus labios, en sus manos” (León el Africano, A.Maalouf)

      Un libro sobre el que habré de volver en otro momento.
      Un beso
      sergio

  3. José María Solís Garrido dice:

    Estoy plenamente de acuerdo contigo sobre la novela de Maalouf. Es un autor al que le tengo bastante, por no decir mucha, querencia, y precisamente entre su obra destacaría “León el Africano” y “Laas cruzadas vistas por los árabes”, un ensayo que cambió mi punto de vista sobre el mundo árabe en general y sobre su historia en particular. Un abrazo

    • sergiobarce dice:

      Querido Pepe:
      Tengo que darte la razón respecto a “Las cruzadas vistas por los árabes”. También me hizo comprender que algunos personajes históricos,como Nur al-Din y especialmente Salah al-Din (Saladino), trascienden su propia grandeza.
      Cuenta Maalouf en su libro cómo fue la conquista de Jerusalem por Salah al-Din:
      “El viernes 2 de Octubre de 1187, el 27 de rayab del año 583 de la hégira, el mismo día en que los musulmanes celebran el viaje nocturno del profeta a Jerusalem, Saladino entra solemnemente en la Ciudad Santa. Sus emires y soldados han recibido órdenes estrictas: no hay que maltratar a ningún cristiano, sea franco u oriental. De hecho, no habrá matanzas ni saqueo. Algunos fanáticos han reclamado la destrucción de la Iglesia del Santo Sepulcro como represalia por los abusos cometidos por los frany, pero Saladino les para los pies. Antes bien, refuerza la guardia en los lugares de culto y anuncia que los propios frany podrán peregrinar cuando lo deseen. Naturalmente, se quita la cruz franca de la cúpula de la Roca y la mezquita al-Aqsa, que se había convertido en iglesia, vuelve a ser un lugar de culto musulmán tras rociar sus muros con agua de rosas”

      Lo que más le importa a Maalouf en todos sus libros es el poder de la tolerancia, la convivencia de las culturas, el respeto debido entre todos.

      sergio

  4. José María Solís dice:

    Tengo a Maalouf por un tipo serio. Quiero decir que me da credibilidad en cuanto a sus planteamientos. Por ello, cuando leí hace años “Las Cruzada vistas por los árabes”, la visión de Saladino me sorprendió. Realmente era un estadista, no solamente un conquistador. Y digo estadista en el sentido de que su idea era crear una gran nación árabe informada por unos principios culturales de los cuales se carecía en aquella época en Occidente.

    No tengo duda de que esa herencia cultural debe pervivir en el mundo árabe, pero desgraciadamente parece que en sectores no mayoritarios en cualquer caso…

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s