“DICCIONARIO DEL DIABLO” (The devil´s dictionary) de AMBROSE BIERCE

Ambrose Bierce

En 1911 se editó el famoso <Diccionario del Diablo> (The Devil´s dictionary, 1911), escrito por uno de los más grandes narradores de la literatura americana, Ambrose Bierce. En él, Bierce construye un sugerente, irónico y sagaz compendio de palabras a las que les dota de un nuevo sentido, punzante y certero. Hoy he escogido diez  palabras al azar de su diccionario para que conozcáis cuál era el significado que les dio en este libro tan original.

Aborígenes, s. Seres de escaso mérito que entorpecen el suelo de un país recién descubierto. Pronto dejan de entorpecer; entonces, fertilizan.

Aburrido, adj. Dícese del que habla cuando uno quiere que escuche.

Alianza, s. En política internacional la unión de dos ladrones cada uno de los cuales ha metido tanto la mano en el bolsillo del otro que no pueden separarse para robar a un tercero.

Bigamia, s. Mal gusto que la sabiduría del futuro castigará con la trigamia.

Celoso, adj. Indebidamente preocupado por conservar lo que sólo se puede perder cuando no vale la pena conservarlo.

Dentista, s. Prestidigitador que nos pone una clase de metal en la boca y nos saca otra clase de metal del bolsillo.

Felicidad, s. Sensación agradable que nace de contemplar la miseria ajena.

Hombre, s. Animal tan sumergido en la extática contemplación de lo que cree ser, que olvida lo que indudablemente debería ser. Su principal ocupación es el exterminio de otros animales y de su propia especie que, a pesar de eso, se multiplica con tanta rapidez que ha infestado todo el mundo habitable, además del Canadá.

Homicidio, s. Muerte de un ser humano por otro ser humano. Hay cuatro clases de homicidio: felón, excusable, justificable y encomiable, aunque al muerto no le importa mucho si lo han incluido en una o en otra; la distinción es para uso de abogados.

Marido, s. El que después de cenar debe encargarse de lavar el plato.

Ambrose Gwinett Bierce, nació en Horse Cave Creek, Ohio (USA) en 1842 y murió alrededor de 1913. Es uno de los escritores americanos más célebres. Hijo de granjeros profundamente calvinistas, estos dieron a todos sus hijos nombres que comenzaban con la letra A: Abigail, Amelia, Ann Maria, Addison, Aurelius, Augustus, Almeda, Andrew, Albert, Ambrose, Arthur, y las gemelas Aurelia y Adelia —los tres últimos murieron en la infancia—. De todos ellos, Ambrose sólo mantuvo buenas relaciones con su hermano Albert.

Durante la Guerra Civil americana, Ambrose Bierce se alistó en el Noveno Regimiento de Voluntarios de Infantería de Indiana y luchó en diferentes batallas, hasta lograr el galón de Teniente en 1862. Sufrió una grave experiencia en la Batalla de Shiloh, que le sirvió de inspiración para algunos cuentos. Fue herido en la Batalla de Kennesaw Mountain, mientras luchaba bajo el mando del General Sherman. Tras varias acciones militares, acabó ascendiendo a Comandante Mayor en campaña tras ser licenciado en 1865. Desilusionado finalmente al ver sus aspiraciones truncadas en el ejército regular, dejó éste y se dedicó al periodismo en San Francisco.

Gregory Peck, como Ambrose Bierce, en Gringo Viejo, junto a Jane Fonda

Pero fue en Londres donde comenzó a escribir narraciones cortas, que publicó en revistas y que más tarde se recopilaron en varios libros. Autor irónico y sarcástico, Bierce nunca creyó en la bondad humana. Es herederos de Edgar Allan Poe o de Herman Melville. A él se deben muchos de los cuentos clásicos americanos: La muerte de Halpin Frayser, La cosa maldita, Un habitante de Carcosa, Un terror sagrado o La ventana tapiada.

Curiosamente, H.P.Lovecraft, otro escritor con una vida fantasmagórica y extraña, bebió directamente de Ambrose Bierce para escribir su famoso <Mitos del Cthulhu>.

En 1913, Bierce desaparece, y ahí comienza su leyenda. Ya mayor, con más de setenta años, se unió al ejército de Pancho Villa, pero es Chihuahua se pierde su pista. El escritor Carlos Fuentes se inspiró en estos hechos para escribir una de sus más famosas novelas, que fue llevada al cine por Luis Puenzo en 1989 en <Gringo viejo>, en la que Gregory Peck, en uno de sus más memorables trabajos de madurez, interpretó al mítico escritor.

Uno de los cuentos más fascinantes que he leído nunca es <Un suceso en el puente sobre el río Owl> (An ocurrence at Owl Creek Bridge, 1892) relato de Ambrose Bierce Narra la historia de un civil que, ajusticiado en la Guerra de Secesión, es ahorcado en un puente. La descripción de su muerte, en la que el protagonista confunde sus sueños de evasión con la realidad de su trágico destino, es atractiva, sugerente, inteligente y emotiva. Una obra de arte.

Otra de las obras más famosas de Bierce es su <Diccionario del Diablo> (The Devil´s dictionary, 1911), y de él utilizaré de tarde en tarde algunas de sus curiosas definiciones, tal y como he hecho en esta ocasión.

Sergio Barce, marzo 2011

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

6 pensamientos en ““DICCIONARIO DEL DIABLO” (The devil´s dictionary) de AMBROSE BIERCE

  1. Joana dice:

    Si la definición de marido es ésta cuál será la de mujer-esposa?
    Son muy divertidas las de bigamia y dentista. Muy interesante la de alianza pero muy triste la de felicidad.
    Ambrose Bierce no me era conocido, gracias a tí ya conozco al autor del “Diccionario del Diablo”.
    Merci, a bientôt.

    • sergiobarce dice:

      Joana, la definición de mujer no tiene desperdicio, la pondré en otro comentario, y anque Bierce lo escribió hace ya más de un siglo seguro que causa alguna reacción…
      un beso

  2. Francisco Vertedor dice:

    Fantástico libro, me encanta leerlo de vez en cuando para divertirme y para poner los pies en la tierra, como dijo Fernando Savater acerca del mismo: “Pocos libros me han divertido tanto y tan duramente como éste. Cada vez que siento envilecido por un acceso de optimismo, leo un puñado de sus definiciones”.

    Propongo una definción para tí, Letrado; “ABOGADO: Persona designada legalmente para que desarregle los problemas de alguien que no ha tenido la habilidad de desarreglarlos por sí mismo.”

    Otra: “FE: creencia sin pruebas en lo que alguien nos dice sin fundamentos sobre cosas sin parangón.”

    Saludos.

    • sergiobarce dice:

      Me sorprendes, Paco. No sabía que tuvieses el Diccionario de Ambrose Bierce de cabecera… Como sólo hablas de Nirvana y compañía. Nunca dejas de sorprenderme, ya te digo.
      Hablaremos.

  3. Juan Pablo Caja dice:

    Un libro sensacional, Sergio. Buscaré el cuento de Bierce que recomiendas, no lo conozco (y me han entrado ganas de volver a ver Gringo viejo…).

    • sergiobarce dice:

      Cuando leas el relato, ya me dirás. Y me ocurre como a ti, tengo el suave recuerdo de la película “Gringo viejo”, y me gustaría volver a verla para comprobar si ha envejecido o si, por el contrario, mantiene ese aroma romántico de su historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s