Volvamos a ellos, a GROUCHO y a ALLEN

Hannah y sus hermanas (Hannah and Her Sisters, 1986) de Woody Allen

Woody Allen:  

Mi tío Phil cayó muerto de repente jugando al squash… El médico se lo había recomendado para la salud.

***

 Copacabana (1947), de Alfred E. Green

Groucho Marx:   

¿Le gustaría ver su nombre en un letrero luminoso?

Carmen Miranda:   

¿Por qué? ¿Es usted electricista?

Groucho Marx:   

No, pero tengo buenas conexiones (alzamiento de cejas de Groucho) 

***

SUEÑOS DE SEDUCTOR

Sueños de seductor (Play it again, Sam, 1972) de Herbert Ross

¿Por qué tiene que preocuparme tanto el divorcio? ¡Qué demonios! ¡Hasta puede que esté mejor sin ella! ¿Por qué no? Soy joven, tengo buena salud, un buen trabajo. Quizá sea ésta la oportunidad de que me divierta un poco. ¡Ja! Si ella quiere divertirse, yo también. ¡Hum! Convertiré esto en un night club. ¡Ya verán las chicas que traeré aquí, ya verán! Bailarinas, trapecistas, ninfómanas, protésicas dentales…


***

Una noche en Casablanca (A night in Casablanca, 1946), de Archie Mayo

Tenemos que prosperar: si un cliente pide un huevo a los tres minutos, se lo daremos en dos; si lo pide en dos, se lo daremos en uno; y si lo pide en uno, le daremos una gallina y que se arregle como pueda.

***

***

Scoop (2006) de Woody Allen

-Bueno, verás, tú eres la hija que nunca tuve
-¡Oh! qué tierno…
-No, era broma, porque yo nunca quise tener hijos, no, no quise, porque tener hijos… ¿qué es eso? Mira, eres bueno con ellos, los crías, sufres, cuidas de ellos y luego crecen y te acusan de tener Alzheimer…

scoop

Anuncios
Etiquetado , , , , , ,

Un pensamiento en “Volvamos a ellos, a GROUCHO y a ALLEN

  1. mayte dice:

    Es muy difícil decir que película del genio (woody) me gusta mas, pero creo que Hannah y sus hermanas es una de ellas.
    El maniático, hipocondríaco y acomplejado Allen.
    Ademas me encanta Mia Farrow, Michael Caine esta genial y Dianne Wiest en el papel de mujer fracasada y atormentada por su pasado esta esplendida.

    “Con sólo mirarte me liberas. Aunque yo me haya cerrado como un puño, siempre abres pétalo tras pétalo mi ser, como la primavera abre con un toque diestro y misterioso su primera rosa. Ignoro tu destreza para cerrar y abrir, pero cierto es que algo me dice que la voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas. Nadie, ni siquiera la lluvia, tiene manos tan pequeñas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s