DRIS DIURI, poeta Larachense

DRIS DIURI

Sobre DRIS DIURI iré publicando diversos artículos, míos y de estudiosos de su obra, así como su intensa relación, tanto poética como personal, con la poetisa Trina Mercader. Pero el primero es una sencilla semblanza de este importante escritor larachense.

En febrero de 2006, caminando por la avenida Hassan II, me topé con Toni Triviño y el hijo de Dris Diuri. Nos saludamos con la calidez de la gente de nuestra ciudad y conversamos un rato sobre el olvido en que ha caído nuestro escritor ejemplar. El hijo de Diuri, con un remanso amargo en sus pupilas, ya cansadas, me susurró que la gente se había olvidado que su padre había sido el primer escritor marroquí que había escrito toda su obra en castellano. Y eso es verdad.

Dris Diuri nació en Larache en 1925. Influenciado por sus estudios en español, que desarrolló de manera aventajada durante el Protectorado (fue considerado el mejor alumno del Norte de Marruecos), su vida fue un continuo esfuerzo por acercar las culturas de Marruecos y España.
Sus esfuerzos los encauzó a través de la literatura, colaborando primero en diversas publicaciones españolas y marroquíes, en las que aparecieron artículos con su firma.
Además de sus artículos, Diuri cultivó el teatro, la narrativa y la poesía, donde destacó como poeta del amor y del compromiso social. Sus poemas están preñados de una gran delicadeza pero sin olvidar la cruda y dura realidad que le rodea. Entre sus poemas de amor destaca « RECUERDO », donde se evidencia un sentimiento de amor inolvidable.

 

LARACHE

También fue un autor que amaba profundamente a su pueblo, a Larache, como evidencia el titulado

« A LARACHE »:

 Hermosa joya, bien pulimentada,

Céfiro dorado hecho de encajes,

¡oh, novia amorosa!, bastos ropajes,

no profanan tu mágica cascada.

Hechizo que cautiva, ¡oh, mi hada

esplendorosa!, diré, sin ramajes,

que eres mi bondad, reina de linajes,

hasta el martirio te muestra callada.

Si una voz, como la mía, que clama,

guía de tu bondad, de tu pureza,

inmarcesibles lazos, ley segura;

muestra bien la nobleza de tu fama,

y otorga a tus hijos, sí, la grandeza,

como a otros concedes la ventura.

Defensor de los derechos de la mujer marroquí, Dris Diuri plasmó estas inquietudes en su obra en prosa “Más sobre Zoraida“.
Destacan, entre sus obras, las siguientes:
Miscelánea I y II
Tragedia y realidad
Cartas a una amiga
Rimas
Breve noticia sobre la historia de Larache
Luz y Oscuridad
Más sobre Zoraida

Llegó a ocupar el cargo de Canciller del Consulado de Marruecos en Barcelona.
Dris Diuri falleció en 1978 dejándonos una rica herencia que el profesor y arabista Fernando de Ágreda, de la Universidad Complutense de Madrid, ha tratado de recopilar en diversos trabajos.

 Sergio Barce, Febrero 2006

Anuncios
Etiquetado , ,

8 pensamientos en “DRIS DIURI, poeta Larachense

  1. LAMIRI Mustapha dice:

    Le malheur c’est qu’on oublie facilement ces braves hommes qui ont marqué l’histoire du Maroc et en particulier celle de Larache.

  2. Fernando de Ágreda dice:

    ¡Cuánta alegría me ha dado ver en tu blog personal el recuerdo de esta gran figura de las letras larachenses, el eminente hispanista que fue DRIS DIOURI!
    Recuerdo que quedamos en titular una sección de la gaceta de “Larache en el mundo” algo así como “El Café Diouri”, ¿lo recuerdas querido Sergio? En el año 2007 se publicó en Marruecos Digital el homenaje a Farida Diouri, hija de Dris, y escritora también (guardo aun su novela “L´ange de la misêre”, Paris 2001). Intervinieron en el mismo Abdelouahid Bennani, Abdelmawla Ziyat y Mohamed Benaboud. La reseña de aquel homenaje se publicó en francés y en la misma figuraba mi artículo en el que hablaba de su padre y lamentaba su fallecimiento, poco antes de su anunciada visita a Madrid, donde nos íbamos a conocer.

  3. Dris Diuri fue de los primeros en abrazar la lengua y la cultura española.y ademas de una manera brillante. era sencillo y trabajador y amaba a su tierra como el que mas. Durante muchos años, por no decir toda su vida desempeno un cargo muy importante en la Administracion central de la Municipalidad de Larache de entonces, era el primer marroqui en ostentar ese cargo. Era mayor que yo, por lo que en la infancia no hemos tenido mucho contacto, tenia un hermano mayor y su padre era aduanero al que curiosamente conoci mas que a el por medio de mi padre que era amigo suyo . El tiempo mas largo que pase con el fue el año 1963 en Rabat donde pase un mes de formacion y residiamos en el mismo hotel Entonces era responsable de la Biblioteca General. Descanse en paz Si Dris y a ti Sergio un abrazo.

  4. Fernando de Ágreda dice:

    Se me ha pasado preguntarte por el hijo de Dris, al que mencionas en tu artículo, se llama Abdelilah y debe de ser mayor. Me escribía a menudo para pedir un trabajo en alguna institución, estaba enfermo y me hablaba de su padre con mucha tristeza. Creo que era familia por su madre de Mohamed Sibari.
    Un abrazo,
    Fernando

  5. Mªcarmen Colume dice:

    Que pena que se haya ido sin el reconocimiento que merecía … le envío el mio,porque sé que estará ahí,pendiente de su querido Larache…sé que será feliz viendo como se le recuerda …
    Viendo su foto lo he recordado,lo veía por nuestras calles,lo recuerdo,sí.
    Gracias querido amigo por traernoslo,porque… nunca es tarde …
    Un abrazo,otro para su hijo.

  6. Fernando de Ágreda dice:

    Estrella Pérez de Amar, otra buena larachense, que vive entre Madrid y Alicante, fue maestra en la escuela o colegio donde estudiaban los hijos de Dris Diouri: Farida, ya fallecida, y Abdelilah. A ella le dediqué aquel artículo en el que recordaba “mi propia historia, de triste final” con Farida, que residía en Paris, y su padre Dris. Estrella me envió una foto entrañable en la que se veía a Dris Diouri, con el sombrero llamado “fez” (al estilo egipcio), que llevaba a sus hijitos al colegio, en la calle Chingueti, cerca de aquel cine, cuyo nombre no recuerdo ahora, Sergio lo ha nombrado recientemente.

  7. AL POETA DRISS DIURI (1925/1978)
    (11/09/2011)

    Driss Diuri larachense
    fiel rapsoda apasionado
    de su urbe tan estimado
    fue su hogar suspirado
    su edén en este mundo
    de amor esta henchido
    creador de sus jardines
    con palabras tan dulces
    de las rosas sus colores
    y aromáticos perfumes
    en el cielo sus esperanzas
    en callejas sus andanzas
    de su gente tomo fuerzas
    para poetizar sus hazañas
    sus libros, Luz y Oscuridad
    y en el Tragedia y Realidad
    como en Más sobre Zobida
    le hicieron ser un gran poeta
    de la memoria no se olvida
    de su Larache tan querida.
    Diuri en su rostro se brilla
    la luz del querer a su familia
    el apego a su natal Larache.
    Suplico de día y de noche
    a mi Dios, único y clemente
    al poeta Diuri, en gloria esté
    el infinito perdón le alcance
    por el amor que dio a Larache.

    Autor: Mustafa Bouhsina
    Derechos reservados al autor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s