LARACHE – Jaquetía – LARACHE vista por… SARA FERERES en su cuento EL CANTAR DEL GATO NEGRO

Sara Fereres

SARA FERERES DE MORYOUSSEF escribió el delicioso libro <Larache, crónica nostálgica> al que me he referido en varias ocasiones. Pero también es una autora de relatos y cuentos desde los que da una visión muy curiosa de Larache, su forma de describirla, de rememorarla, de recordarla… Especialmente porque utiliza el jaquetía o haketía como lengua vehicular, y eso le da un valor especial a estos relatos, pues a su memoria privilegiada, que le hace reproducir hechos y escenas de hace tantos años, une el recuperar ese habla tan característica de los hebreos de Larache y de Tánger. En fin, son una especia de relicario que hemos de preservar como otro de los patrimonios culturales de Larache, y por esa razón estoy introduciendo últimamente poemas, cuentos o historias en haquetía.

Hoy reproduzco el relato <El cantar del gato negro> que Sara escribió en 2007.

Sergio Barce, junio 2012

EL CANTAR DEL GATO NEGRO

Bos boy a preguntar: ¿Habrá algún la´haraishi que s´acorde del cantar del gato negro? Le boy a s´criber pa´ mirar si me darán contesta:

                                       Un día de sabbad

                                      Al campo fuimos

                                      Mirimos un gato negro

                                      Mos espantimos

                                      Cojjimos una zeruata

                                      Y le matimos.

 A la hora del recreo en la´scuela, las niñas (tendríamos unos 6 au 7 años), mos cojjiamós de las manos y hhaziendo una rueda, cantabamós bailando… este cantar del gato y otrooos… que feron borrandosé de la memoriaaa… con paso del tiempo. Taimen hhabía otrooo más español que´ste que empesaba ansina: “A la rueda rueda de miel y canela…” M´acordoy d´ello, como si fera ayyer. Entremás sharfa me pongoy, más membransas yenan mi cabesa.  La berdad berdadera eees,  que muestra sibdad Laracheee…, es inolbidable pa´  los que bibimos ahí.

Foto de Fran Morales

Esa ´scuela de l´Aliansa feee, un crisol ¡Endiamantado! Ahí mos formimos y mos eduquimos como manda el Dio. Muestros directores ferooon,  Mr. y Mme. Aranias. Ambos dos se quedaron con mozotros  por muuunchos años. Hhatta discués de la guerra´spañola. Él eraaa de Siria, se yamaba León y a eya que era turcaaa…, él la dizíaaa,  Strea (Estrella zahamá).   Yo no conosí otros iwual qu´ellos. El descansado de mi tío Elías Fereres eraba maestro. Al principiar en l´Aliansaaa, daba clases de casteyano y endiscués, cuando vinó a Larache, Da. Camila, que eraba profesora  d´español, wuá él, enseñaba francés en las clase por debasho de la categoría del “sertificat  d´études”. Pero cuando Mr Aranías no binía, mi tío mos enseñaba francés en el sertificat. ¿Wuoh por lo que candí d´él! Yo era un wuerco y siempre´staba distraída en la clase. Hhablaba y hhablaba que no paraba. Una beeez …, yo…  tinía la cara bolteada y no paraba de hhadrear con mi amiga Molly Benarrosh. Nuncua  fetneaba de lo que´staba pasando en la clase. En eso, mi tío binóoo… despasiiito pa´que no fetnearamóoos y … ¡Mos dio una tarsha  con una sola mano! ¡A má las tinía  de grandes! Mos tarsheó a las dos d´una sola bes porque ´stabamós con las cabesas arrejjuntadas.  Tan fuerte fue esa tarsha que mos las bolteó. Y esa maravía de Da. Camila Chocrón.  Pa´míii…, n´hubó otra maestra más completa y cumplida qu´ ella, ansina como lo fe Mr. Aranias. Ellos dos m´enseñaron todo lo que aprendí de francés y español.¡Pero la ´haquetía no! (Era beruensa hablarla) Lo que aprendimos con eyos fue muuuncho ¡Por el Dio! ¡Lo que leímos de libros de literatura clásica! Nadie podría creel-lo. Y esooo… ¡En una escuela de primaria! Mos prestaban los libros de la biblioteca, a los que mos ganabamós “bon points”, en la semana de clases. La berdad,  yo´studiaba poquito pero era wuena pa´l francés y el español. La “grammaire” y los dictados en las dos lenguaaas, siempre me salían wuenos. ¡Eso m´ayudaba muncho! Pero la ´haquetíaaa,  l´aprendí con los amiguitos y las amiguitas de la´scuela y tamien, con las muchachas que trabajaban en mi cazza ayudando a las descansadas de mi madre y de mi awuela Zahra. Una beees…, binó una ´spañola escapada de la Guerra Cebil, y mi madre (Z.L),  la empleó pa´ que mos sirbiera de niñera de´mi´rmanita, La Nena. ¡L´amargaaa! Los rojos l´afeitaron la cabesa y la desharon ca´h rosha. S´taba como muerta, de la hhambre que tinía. Comía como lima nueba.  Pero deshaté, bashaba al jardín con mi´rmanita en el cochezzito pa´pasearlaaa, y s´arrejjuntaba con los legionarios (soldaditos) que la´speban. Como paresíaaa… alaquilós, ya´staban de ´hassas pa´sercarsen. Wuáaa no pasaba un ratito y dácala wuardandosé con uno d´eyooos…, entre los arbolés pá bezarsen. Yooo, como era un wuerquezitooo, los seguía y miraba lo que hhazían. Nuncua se lo contí a denguno…

Wuah yastá por hoy. Aunqueda que contar pa´faijjearbos. Otro día, con bien y alegría. Awera todo será arriermos con muestra lengua querida. El Dio bos hhadee a todos. Amén.

Zahrita la Quesadora. (Alias, Sara Fereres de Moryoussef) Caracas, Julio 2007

Sara y Elisa Fereres en la Hípica de Larache

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,

25 pensamientos en “LARACHE – Jaquetía – LARACHE vista por… SARA FERERES en su cuento EL CANTAR DEL GATO NEGRO

  1. Mª Carmen dice:

    Recuerdo sus caras…unas chicas muy guapas….
    El poéma ? Precioso ! Gracias Sara…gracias a tí tambien Sergio.Un abrazo
    Mªc.

  2. Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

    Precioso relato el de Sara. Me acuerdo de “El Cantar del Gato Negro”, pero en mi época, habíamos cambiado las tres últimas estrofas y decíamos:

    Y lo matimos
    Bebimos gaseosa
    Y nos emborrachimos.

    Saber y hablar la haquetía, ya no es “beruensa”; quien lo hable debe transmitirlo a sus descendientes, pues es el patrimonio cultural de todo un pueblo.

    Como anécdota a la fotografía que aparece en el blog de la “Alianza Israelita Universal”, me gustaría decir que cuando el edificio se vendió hacia el 1968,
    la persona que lo compró creyó que en los relieves que había – y en gran parte aún existen- en la zona alta de las cuatro pilastras del edificio, en que aparece la imagen de un varón barbudo, existía alguna simbologóa hebrea. Dispuso que desapareciesen, para lo cual, de la fachada que da a la Avenida Mohamed V, colgaron un andamio como los que se usaban para encalar durante los veranos los edificios. Si miráis con atención la fotografía de Fran MORALES, lo podréis apreciar. A los operarios, les costó Dios y ayuda picar la pared y eliminar lo que al nuevo dueño se le antojó que podía ser la cara de Moisés; y lo hicieron de la primera pilastra o pilar; de la segunda, sólo lo hicieron a medias, por lo dificilísimo que resultaba -tal era la calidad y dureza de los materiales utilizados en la construcción del edificio- y a partir de ahí, decidió el propietario que más valía dejar aquello como estaba, incluídas las pilastras que semejantes a estas, existen en la fachada que da a la antigua calle Cervantes.
    Mirad con detenimiento lo que os digo. Es sólo una anécdota más,para quien quiera saberla.
    Un abrazo,
    CARLOS

    • sergiobarce dice:

      Carlos, sigo pensando que ha sido una suerte que “reaparecieras”. Tu “disco duro” sigue dando datos asombrosos…
      Cuando cuentas ese detalle de la fachada del edificio, pienso en la cantidad de patrimonio que Larache ha perdido y sigue perdiendo… Qué lástima de herencia para las nuevas generaciones de larachenses que nunca cnocerán estos detalles ni la historia de sus inmuebles ni las de las familias que vivieron en ellas, ni siquiera esa memoria que vamos recuperando entre todos.
      un abrazo
      sergio

  3. Raquel dice:

    Querido Sergio

    Mil gracias por poner este escrito de mi madre, para ella los años vividos en Larache creo que no los olvidara jamas, a sus 83 años aun habla de esa playa, de ese Balcón del Atlántico y del Jardín de las Hesperides que quedaba justo enfrente de su casa…..

    Para el Sr Carlos Tessainer y Tomasich le cuento que ese Cantar del Gato Negro tiene muchas variables, dependiendo de la ciudad donde se cantara, en Tetuan y Tanger lo cantaban con otras palabras, muchos añadían y muchos quitaban otras.

    Por la Escuela de la Alianza, se que sus primeros dueños fueron los Beneish, familiares de mi madre, aquí en Caracas vive uno de los hijos, Samuel, y los actuales dueños creo que son de la familia Ben Amrani…..y las figuras representan el rostro de Moisés según me ha contado mi madre….la parte interior de la casa se ha conservado, claro, con algunas modificaciones…..era una mansión según me cuenta mama, ella iba muchos días a jugar con Samuel…

    La casa de la familia Fereres, la de mi madre, queda justo enfrente del Jardín, y su propietario ahora es un dentista, que el año pasado cuando estuve visitándola nos dijo que quería derrumbarla y construir un edificio…no se en que habrá quedado.

    Saludos a todos y gracias nuevamente Sergio por traernos tantos recuerdos de tiempos hermosos.

  4. ¡Que bonito!, aunque yo no se jaquetia lo entiendo perfectamente ya que es muy parecido al castellano.
    Yo no sé si Sara Fereres, es hermana de Salomon y tia de Viqui una de los hijos de Salomon y Mesodi. Lo digo porque mi padre estuvo trabajando con el haasta que nos vinimod a Madrid. Luego ellos emigraron tambien aquí y de vez en cuando nos visitábamos, pero hace muchos años que peerdimos el contacto. Si lo sabes Sergio, me gustaría que me lo dijeras y si quiere contestarme Ráquel pues estupendo. Un beso para los dos.

  5. Carlota dice:

    Sibdad Larache, cuántos recuerdos me han hecho revivir, querida Sara, yo también candí y me tarsheó Mn Albissón en L’École Mixte de la calle Barcelona. Compañeras mías eran Toly y Meñeñe, Marcelle e Hilda.
    Gracias Sara y gracias Sergio

  6. Raquel dice:

    Hola Esperanza, como estas? mi madre Sara es sobrina de Salomón Fereres z`l que falleció lamentablemente hace casi 3 años, es prima hermana de Victoria.. Salomón tenia en Larache el almacén de bebidas y víveres por muchos años, cuando salio de Larache se fue a vivir a Marbella y allí falleció… sus hijos están en Madrid y Cordoba..Victoria viaja mucho porque sus hijas están en Israel y Estados Unidos. Te puedo poner en contacto con Sol la hermana de Victoria o con Alberto el otro hermano, tengo sus e mails….y estoy mas en contacto con ellos…..

    Saludos y encantada de conocerte aunque sea virtualmente

  7. cuandomedejan @hotmail.com dice:

    Lindas chicas! interesante relato y “entrañable lo del gatico negro”
    ¿conociáis en nuestro querido Larache a Sarita Sabach? éramos muy buenas amigas .Un abrazo

  8. Mercedes Dembo Barcessat dice:

    Gracias señora Sara no me canteo (canso) de leerla esas membrazas de larache yahasra. Y la caza de los Fereres cuantos vezes estubi ahi, un olam de caza, sana y uena quedes.
    La mando un shuari de bezzos.

  9. Augusto Sarmiento dice:

    Querido Sergio : Gracias.
    Tuve por dicha estudiar en la Alianza y, por ser menor que Dª Sara, tuve como director a D. Elias. Y de profesor a D. Aaron Medina, Y a D. Marcos Wazzan. Y a Mme Serfaty.
    Y ¡a Doña Camila Chokron! ¡Ah doña Camila! Los que tuvimos la suerte de ser sus discípulos sabemos lo que nos valieron sus enseñanzas.
    Gracias Sergio , ademas de por colocar el relato , por ilustrarlo con la fachada del colegio. Solo hubiera faltado un retrato del patio (minúsculo patio ) con su araucaria en el centro.
    Y volviendo al relato, ¡precioso!.
    Ojalá se publiquen muchos textos en Haketía, mientras quede un mínimo de memoria para transcribirlos.
    Abrazos.

  10. Fran Morgar dice:

    Una delicia paladear este relato de Doña Sara Fereres en este dialecto que por fortuna se ha ido transmitiendo, de boca a oreja, hasta nuestros días. Desde mi nacimiento me recuerdo estrechamente unido a familias judías, y por consiguiente, a sus costumbres, aromas, sabores, ritos religiosos, y a su peculiar manera de hadrear. En la calle Abouel Arabi l’ mahafri , donde viví unos años, a cien metros escasos de la Alianza, la mayoría de mis vecinos eran familias judías. Siempre me despertó una sonrisa escucharles hablar por ese mizan (ritmo) melodioso que le daban a las palabras y la riqueza musical de la entonación. En mi cabecita infantil pensaba que hablaban de ese modo, a propósito, por “cierta rebeldía y en clave” para sólo hacerse entender a medias ante los demás, lo que acrecentó aún más el interés por aprender algo de ese código secreto de palabras deliciosamente jarbeadas y desordenadas. Se cantaba en vez de hablar.. y eso me fascinaba.
    Mis amiguitos y vecinos pusieron muncho feshush (interés, mimos) en enseñarme algunos vocablos y expresiones, y como sabía ya algo de árabe, logré entenderles en una mezcla curiosa y excitante de judeo magrebino.
    Estuve dos años en La Alianza Francesa antes de ingresar en los HH MAristas y guardo recuerdos inborrables de ese colegio a pesar de que al entrar no conocía a nadie ni tenía amigos en común. Las clases eran en árabe y francés y mis profesoras muy amables y cariñosas, en especial, madame Fereres que me dejaba ver las magníficas ilustraciones del libro “El conde de Montecristo” y me inició en la lectura de algunas joyas de la literatura clásica francesa de acorde a mi corta edad.
    Como han señalado en el comentario anterior guardo una imagen muy precisa del pequeño patio de recreo con unos muros demasiado altos y con un árbol imnenso tan lleno de pájaros. Desde las aulas podíamos ver el plumón confortable y mullido de los nidos. Me gustaba demasiado soñar despierto y eso dificultaba que pusiese relacionarme con mis compañeros… apoyado en un muro soleado, y mientras mordisqueaba mi onza de chocolate, el patio me resultaba placentero y triste como el rincón de las siete semanas.

  11. Hola Raquel, gracias por contestarme aclarando mis dudas sobre la familia de Salomon Fereres. Efectivamente él tenía un almacen de bebidas y mi padre la llevaba todo el papeleo y contabilidad. Al poco de venirnos a Madrid (te hablo del año 57) su familia también emigro aquí, aunque él siguió en Larache con su negocio.
    Algunas veces nos visitabamos y yo de quién más me acuerdo era de Victoria que me parecía una chica muy guapa, de sus hermanos a penas si me acuerdo.
    Te agradezco tu interes por si quiero ponerme en contacto con ellos, pero seguro que ni saben quien soy.
    Te mando un abrazo y encantada de conocerte, aunque sea virtualmente, como tú bien dices. .

  12. Raquel dice:

    Hola Esperanza

    Así es, la familia de Tito Salomón z`l emigro a Madrid, porque ella quería que sus hijos estudiaran la universidad y en Larache eso no era posible, así que su mujer z`l se los llevo, y el se quedo en Larache……Victoria sigue siendo muy guapa, la vi en Israel en el 2008….

    Saludos y cualquier cosa seguimos en contacto

  13. Raquel dice:

    Gracias a todos los que escriben y agradecen a mi madre por los recuerdos que les trajo, no se por que un mensaje que postee ayer no ha salido, en el contestaba a cada uno….esperare a ver si aparece y si no, escribiré de nuevo….

  14. Margara Columé dice:

    Ay, ay ay….., que alegria mas grande leer estas palabras en jaquetía, me suena a canto de angeles. Yo no sé hablarla bien, pero la entiendo y la hablo o chapurreo porque mis vecinos eran los Oziel, que el padre era dentista y me resulta tan familiar que estoy, mejor dicho estamos, por que mi marido tambien es de allí como locos recordando palabras que teniamos olvidadas y muchas de ellas se nos escapan en jaquetía. Mi nuera dice que hablamos un castellano muy raro (ella es sevillana) y no nos entiende.Estamos encantados del blog y deseando tener un ratito libre para ver que hay de nuevo.
    Un abrazo y muchisimas gracias por estos momentos a todos los que los haceis posibles Margara

  15. Jos,e García Gálvez dice:

    ¡Maravilloso el rerlato en jaquetía! Esa forma de hablar que tenían muchos de nuestros paisanos judíos era algo que me encantaba, y es que el resto de los larachenses, sobre todo los cristianos (casi todos españoles) , empleábamos muchas de sus palabras en nuestras conversaciones, casi sin apercibirnos de ello. Por desgracia creo que con el tiempo desgraciadamente se perderá.Yo tuve la suerte de vivir en una zona donde vivían bastantes judios, y me siento muy honrado de haberlos conocido, ya que a pesar de los años y las distancias que nos separan, aún sigo tratándome con algunos de ellos. No puedo olvidar a Pepe Edery, o a Sol “La Planchadora” y a sus hijos Jacobi o Reina. O la también planchadora Simy, y sus hijos Yudá e Isaac, a “Mochito el carnicero” ; la familia Enmergui, o a la familia Toledano formada por el matrimonio Jacob y Luna y sus hijos, Moisés, Simy. Rica, Raquel, Alberto, Esther, Salomón, Sara y Deborah. Vaya un fraternal abrazo, para la autora del artículo, y para toda aquella gente de Larache, que llenaron mi mente de recuerdos imborrables

  16. Raquel dice:

    Gracias Pepe por tus hermosas palabras….la amistad que existió en Larache entre las 3 culturas fue verdadera y sincera, no existe larachense que no recuerde esos años compartidos con sus amigos….
    Las familias judías guardan hermosos recuerdos de esos amigos no judíos, muchos estudiaron juntos, y esa relación ha seguido hasta el día de hoy…

    Muchas de esas personas que nombras me suenan conocidas….

    En nombre de mi madre agradezco a todos aquellos que tuvieron a bien escribir sus comentarios…..y ojala el mundo retornara a esos años donde ser judío, musulmán o cristiano no era impedimento para ser amigos…

  17. Raquel dice:

    Gracias a ti Margara también por tus palabras, la Haketia la que aun tratamos de conservar muchas de las familias oriundas de Marruecos, muchas palabras se mezclan en nuestras conversaciones y mas aun cuando estamos reunidos varios…hasta mi nieta de 4 años emplea palabras como foshiquina ( cuando algo esta sucio o mal hecho)…..

    Este blog de Sergio es una de las mejores oportunidades de conocer, leer y mirar esos viejos tiempos larachenses que no volverán….

    Saludos a todos

  18. Raquel dice:

    Gracias Fran por ese hermoso relato de tu vida en Larache, como dice Sergio un placer leerte……..me maravilla leer como todos recuerdan los años de escuela, la amistad, los sitios de la ciudad…..me hubiese gustado vivir esos años, pero salí de Larache siendo un bebe y lo que he aprendido de la ciudad y de la vida allí ha sido a través de mis padres, abuelos z`l, demás familiares o amigos de la familia…pero cada vez que llego a la ciudad es como si todos esos recuerdos afloraran en mi….

  19. Raquel dice:

    Hola Augusto, Aaron Medina z`l era primo hermano de mi madre, su segundo apellido Fereres, gran persona y me imagino como maestro y Director de la Alianza después de Tito Elias Fereres z`l lo haría muy bien… gracias a Dios mi familia ha dejado buenos recuerdos en Larache…y es un orgullo para mi leer esos comentarios…y como dices ojala que hayan mas relatos para ser transcritos en Haketia, mi mama desde el 2008 dejo de escribirlos, ya la memoria no la ayuda mucho….

  20. Raquel dice:

    Gracias a ti Merche por tus palabras, tu que eres la maestra de la haketia sigue deleitándonos con tus poemas y escritos….
    Para quien pregunto por Sarita Sabah, puedo preguntarle a una prima de mi padre z`l que lleva ese apellido…..

  21. Claudia Abecasis dice:

    Es un placer leer tus relatos Sara.
    Me recuerdas a mi padre que creo que fue el único que hablaba haketia en Buenos Aires.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s