“LA INDEPENDENCIA DE MARRUECOS EN MI RECUERDO”, POR EL ESCRITOR Y MÉDICO LARACHENSE JOSÉ EDERY BENCHLUCH

Pepe Edery Benchluch tiene una memoria envidiable, y, como bien sabemos los que le conocemos, un humor incombustible. De sus recuerdos, ha extraído un hecho histórico tan crucial como emocionante: la independencia de Marruecos. Y de este acontecimiento, nos trae un detalle muy personal pero realmente excepcional, incluso envidiable por lo que representa el haberlo vivido en primera persona. No voy a desvelarlo, porque lo mejor es hacerlo siguiendo el detallado relato de Pepe Edery…  

Sergio Barce, mayo 2014

SERGIO BARCE, JOSE EDERY y ADNAN MECHBAL

SERGIO BARCE, JOSE EDERY y ADNAN MECHBAL

LA INDEPENDENCIA DE MARRUECOS EN MI RECUERDO

El conflicto surgido entre los gobiernos de España y Francia relacionado con la independencia de sus Protectorados respectivos en Marruecos, según pude leer en mis periódicos habituales como eran el España de Tánger y El Ideal de Granada, comenzó a disminuir al comenzar el año 1956, a los pocos meses de haber iniciado mis estudios universitarios de medicina en Granada. Por primera vez y después de tres años de discrepancias políticas entre la Residencia General de Francia en Rabat y la Alta Comisaría en Tetuán, aparentemente, se calmaron. Y desde noviembre de 1955, en que fue nombrado el antiguo Prefecto de Policía en Francia monsieur André Louis Dubois como nuevo Comisario Residente General del Protectorado francés en la zona sur de Marruecos, las relaciones mejoraron con su homólogo español en Tetuán en la Zona Norte el Alto Comisario el General Rafael García Valiño.

LA VANGUARDIA 1956

Pudiéndose reunir ambos en las afueras de la ciudad de Larache, en los “dominios de Protectorado” del Alto Comisario. Protectorado español cuya extensión territorial era aproximadamente un tercio del correspondiente a la zona francesa, siendo por añadidura mucho más pobre y desprovisto de riquezas naturales exceptuando la región del río Lukus.

La reunión tuvo lugar el 10 de enero de 1956 en la residencia familiar del conocido empresario de Larache don José Gomendio Ochoa, uno de cinco prestigiosos y destacados “Don José” de la ciudad larachense junto a Gallego (banca, molinos y cines), Gargallo Vea (autobuses), Cazorla (ultramarinos) y Torres Aspe (material de construcción). Estos tres últimos, fallecidos en 1962. Gomendio, que falleció en diciembre de 1979 en Madrid, era Doctor Ingeniero Industrial y propietario de la Compañía Agrícola del Lukus, que había adquirido al barón de Rothschild unas dos décadas antes de la independencia. La residencia denominada “El Palafito”, por tener dicha vivienda la estructura de los palafitos construidos sobre pilares, estaba situada a unos 10 kilómetros de la ciudad, en la carretera de Alcazarquivir, ciudad también ribereña del río Lukus, más conocida como Alcázar. pero ubicada en el interior a 15 kilómetros al norte del límite fronterizo hispano francés del poblado y frontera de Arbaua y a 34 kilómetros al sureste de Larache.

Arbaoua - La rentrée au camp

El encuentro entre ambos dignatarios se desarrolló sin incidencias en un ambiente sosegado y casi bucólico, rodeados de extensas plantaciones de naranjos, sus famosos y codiciados frutos de reconocida fama en el exterior. Y todo en una atmósfera impregnada de olores y fragancias de azahar. De todo ello y de los aparentes buenos resultados de las conversaciones, se hicieron eco los periódicos españoles y franceses; y con la novedad de unos comentarios de prensa muy favorables del encuentro en ambos países.
Recuerdo que, según la prensa, el Residente General monsieur Dubois, cuyo “mandato” en Rabat duraría algo más de un año hasta la independencia del país, aunque fuese superior al año de duración de sus dos predecesores en el cargo, el General Boyer de Latour y Gilbert Granval, había hecho referencia a los extensos bosques de alcornoques (denominados “montados” por los portugueses) de la región que había visitado. Que los larachenses denominan la Ghaba (significa en árabe dialectal “bosque”), y que observó a lo largo de la carretera poco después de salir de Larache. Árboles del género “quercus” (también lo son las encinas o ilex y algunas especies de robles, y de los que existen más de 500 especies diferentes) similares a los que el señor Dubois había visto en el interior de las regiones de Rabat y de Kenitra que correspondía a los grandes bosques de La Mamora. Extensos bosques también de la edad cuaternaria, pero a diferencia de los larachenses, que son del tipo “lusitanica”, eran de la variedad “Quercus suber”, aunque asimismo de hoja perenne. Este tipo de alcornoque recuerdo que mis compañeros de pensión que estudiaban farmacia, en sus asignaturas de “Farma” y “Botánica” figuraba con el nombre de “Quercus larachensis” también llamados “Quercus lusitanica”, con cuya variedad se había poblado y repoblado Extremadura. Lo que ha servido a estas zonas extremeñas, al igual que en Larache, para crear industrias de curtientes y de corcho gracias a que éste es rico en taninos y curtientes. Además de servir de alimento con sus dulces bellotas a sus famosas piaras que son la base de los famosos jamones y embutidos tanto “mangurrinos” como “belloteros” de ambas respectivas provincias extremeñas.

TIME - MOHAMED V
Pero este canto de sirenas, tras el encuentro y reunión de los dos máximos responsables políticos de ambas zonas de Protectorado, comenzó a disiparse cuando un mes después, el 15 de febrero, se iniciaron en París sin participación, y creo que incluso sin conocimiento oficial, de España, negociaciones directas entre Francia y Marruecos. Con la presencia del Sultan Sidi Mohamed Ben Yousef, a quien Francia había desterrado junto con su familia, primero a la isla de Córcega en agosto de 1953 y posteriormente en enero de 1954 a la isla de Madagascar. Pero el gobierno francés tuvo que reponerle el 16 de noviembre de 1955 en el trono alauita que había usurpado u ocupado a su pesar por imposición gala su anciano tío Mohamed Ben Arafa. Por lo que Mohamed V había reinado con el título de Sultán desde 1927 a 1953; y tras el destierro desde 1955 a 1957, año este de 1957 en que sustituye el título de Sultán por el de Rey.

Presidente René Coty

Presidente René Coty

Asistieron a las negociaciones el Presidente de la República René Coty, que presidió el país desde finales de 1953 hasta enero de 1959 en que transmitió la presidencia al General De Gaulle poniendo fin a la IV República; y su Primer Ministro el socialista de línea marxista Guy Mollet, cuyo Gobierno dirigió entre 1956 y 1957. Y dos semanas después, un viernes 2 de marzo de 1956, una declaración conjunta del abogado socialista Cristian Pineau, que era desde febrero el Ministro de Asuntos Exteriores (hasta mayo de 1958), y del marroquí natural de Berkane, ex militar y ex Bajá de Sefrou M´Barek Sid Bekkaï como Primer Ministro, con el correspondiente protocolo e intercambio documental, confirmaba solemnemente “el reconocimiento por parte de Francia de la independencia de Marruecos”. Información que se transmitió públicamente en un discurso por radio el 7 de marzo al pueblo marroquí.

FRANCO Y EL REY MOHAMED V
La rapidez con la que Francia reconoció la independencia de su zona de Protectorado en Marruecos puso a España en una situación política muy inconfortable. Lo que en términos de juego de cartas llamaríamos “ganar y/o forzar la mano”. Por lo que, al mes siguiente, del 4 al 7 de abril, el Sultán Mohamed Ben Yousef fue recibido en Madrid con grandes honores, visitas y programaciones castrenses por el Jefe del Estado español Francisco Franco Bahamonde. A este encuentro y visita, el Sultán asistió bien predispuesto, como me había relatado muchos años después el que fue primer Embajador de España en Marruecos tras la independencia y entonces Cónsul General en Rabat desde 1953 el diplomático mallorquín José Felipe de Alcover; que había acompañado al monarca en el viaje y visitas a Madrid. Ya que en los días y reuniones previas del viaje, nuestro Cónsul, cuyas relaciones con el Sultán eran muy cordiales, no dejó de recordarle que el Gobierno español nunca apoyó al “seudo Sultán” Mohamed Ben Arafa. Y que durante el destierro de Mohamed V, como Cónsul y representante de España en el protectorado francés, se abstuvo de acuerdo con Madrid, como signo oficial de disconformidad, de visitar el Palacio Real en Rabat. Alcover ya había sido Cónsul en Casablanca en 1943 y permaneció como Embajador en Rabat hasta agosto de 1958 en que fue sustituido por Cristóbal del Castillo quien durante 10 años desde 1945 había sido Cónsul General en Tánger y al que conocí por primera vez en la clínica del cirujano urólogo larachense Dr. Amran (“Armando”) Amselem Benmaman en la tangerina calle de San Francisco, donde el Cónsul era un asiduo paciente.

Mohamed Ben Arafa

Mohamed Ben Arafa

El sábado 7 de abril de 1956, ya entrada la madrugada del domingo, se da a conocer desde el Palacio del Pardo, tras duras y largas conversaciones a pesar del ambiente cordial y en las que había participado el Ministro de Asuntos Exteriores Alberto Martín Artajo, un comunicado en el que se reproducía casi en su totalidad el Protocolo franco marroquí del 2 de marzo, por el que el Gobierno español reconocía la plena soberanía y la independencia de Marruecos pero sin ninguna alusión a Ceuta y Melilla, que eran consideradas parte integrante de España.
El domingo 8 de abril, a las 10 de la mañana, a las pocas horas después del comunicado, en un avión de las Fuerzas Aéreas españolas y pilotado al parecer por el Teniente General González Gallarza, según comentarios de la tripulación, el Sultán Mohamed V llegó al pequeño aeropuerto de Armilla en Granada donde fue recibido por las más altas autoridades de la ciudad y por un numeroso grupo de universitarios de Marruecos, estudiantes en la ciudad.

EL REY MOHAMED V EN LA ALHAMBRA

Era una soleada mañana dominical de primavera donde las parejas granadinas solían disfrutar de románticos paseos por el denominado popularmente “Tontodromo” (“Paseo de los Tontos”). Itinerario que iba desde Puerta Real por el Paseo del Salón y de la Bomba hasta el Parque del popular merendero “El Kiosco de las Titas”. Algunas parejas al regresar tras haber subido a la Alhambra, descendían tras recorrer los palacios y jardines nazaríes por la Puerta de las Granada a Plaza Nueva, centro neurálgico entonces de chateos y aperitivos; y en cuyos aledaños la Bodega Castañeda servía su famosa y explosiva bebida denominada popularmente “media follaza”, a base de vino Málaga, rhon negro, vermouth, azúcar de caña, hielo y soda con un toque de ginebra.
Tras descender Mohamed V del avión y unos breves saludos protocolarios con las autoridades, el Sultán se dirigió directamente a los estudiantes que no parábamos de vitorearle a pie de pista. Pero lo curioso fue que se dirigió directamente primero hacia mi persona y me saludó dándome la mano, con unas palabras que no retuve por la sorpresa y emoción del momento. Y con cara risueña, aunque con grandes ojeras y signos de fatiga por las intensas conversaciones de unas horas antes en Madrid, al mismo tiempo que continuaba saludando a los estudiantes nos repetía en árabe y en francés: Desde anoche ya tenemos la total independencia. El que se dirigiera a mí primeramente es porque yo estaba algo adelantado en primera fila, ya que por mi pequeña estatura siempre solía colocarme en todos los actos y acontecimientos el primero y por delante, para que no me estorbasen la visión. Lo que me permitió en esta ocasión aparecer destacado el lunes saludando al Sultán, en la primera página del periódico El Ideal de Granada, página casi amarillenta que conservo con cariño y nostalgia.

EL REY MOHAMED V EN LA ALHAMBRA - acompañado por su hijo el futuro rey Hassan II

EL REY MOHAMED V EN LA ALHAMBRA – acompañado por su hijo el futuro rey Hassan II

Entre los estudiantes en el aeropuerto de Armilla que fuimos a recibirle, estaban mis compañeros larachenses y tetuaníes de pensión y de la Residencia de Estudiantes del Carmen de la Victoria, en la Cuesta del Chapí. Entre los marroquíes que vivían en la Casa de Estudios Árabes, situada frente al Carmen de la Victoria, también en la Cuesta del Chapí que daba acceso al Sacromonte (por lo que los estudios de algunos quizás con tantas distracciones y tablaos flamencos, dejaban a veces que desear) recuerdo a los futuros galenos oriundos de Tetuán, como a Fadel Ben Yaich (su hijo es el nuevo Embajador en España), magnífico cantaor y aficionado al flamenco que falleció en el atentado del Palacio de Shkirat siendo el médico personal del Rey Hassan II; Mohamed Nesh Nesh destacado lider socialista ya desde entonces; al oftalmólogo Loh; a los inseparables galenos rifeños Bennani y Madani, habituales en los tablaos y salas de la calle San Matías y aledaños, etc. Y a otros apreciados amigos, compañeros y paisanos de Marruecos que han sido destacados profesionales de la medicina y de la abogacía, pero de los que mis maltrechas neuronas no recuerda los nombres aunque sí la cara, figura, actuaciones y afecto. A todos ellos, Mohamed V les fue saludando uno a uno estrechándoles la mano y a veces con algunas palabras. Actitud que siempre recordamos agradecidos, puesto que el cansancio se apreciaba que iba aumentando en el Soberano. Y todavía le esperaba el recorrido por la ciudad ante los vítores de la población, la recepción oficial, la visita al mausoleo de los Reyes Católicos que solicitó y el almuerzo en el Generalife, antes de descansar en los aposentos que le habían reservado del Parador Nacional de San Francisco, en la Alhambra.
Cursando el sexto curso de la carrera, en el año 1961, me llegó la triste noticia del accidental fallecimiento del querido Sultán y Amir al Muminim (“Comendador de los creyentes”) Mohamed El Jemis (jemis significa “quinto”, como le solía llamar el pueblo) en medio de una simple intervención quirúrgica de tabique nasal, en forma similar a lo acaecido en Madrid a la madre de la Reina Sofía. El óbito del monarca alauita fue muy sentido por todo el pueblo marroquí y en gran manera entre sus súbditos judíos (legislativamente “protegidos” del Sultán). Ya que durante todo su reinado fue su gran defensor; y especialmente de forma muy valiente oponiéndose al régimen pro nazi del Gobierno de Vichy a las medidas discriminatorias y antijudías impuestas por los franceses en su Zona de Protectorado de Marruecos. Medidas más acentuadas y antijudías a las usuales discriminatorias que siempre existieron durante todo el Protectorado francés.

MOHAMED V

A diferencia y en contraste con la Zona del Protectorado español donde nunca existieron dichas medidas, ni siquiera actos excepto alguno puntual y aislado. Y quizás con la excepción durante la Guerra Civil española de la actuación. durante el conflicto y primeros años de la Guerra Mundial, de actos y actuaciones antijudías a cargo de la Falange española, principalmente en Tetuán; con similares características a como actuó en Ceuta y en Melilla.
Mohamed V, por su actuación en defensa de sus súbditos judíos durante el Protectorado de Francia en Marruecos, ha sido propuesto por personalidades judías para el título de “Justo entre las Naciones”, único mandatario o personalidad árabe propuesta hasta la fecha. Al igual que en honor de su hijo el Rey Hassan II, los judíos de origen marroquí han dado el nombre de ambos monarcas a numerosas plazas y monumentos en ciudades de Israel. Uno de estos fue promovido por el coronel israelí de carros blindados natural de Larache, Eliahu Barak (transformación de su nombre larachense de Elías Belity, conocidos empresarios de chatarrería en la ciudad del Lukus) durante su campaña para alcalde de la importante ciudad de Rehovot.
Dr.José Edery Benchluch
Madrid, mayo 2014.

Para una más amplia y extensa información de este artículo consultar la última edición actualizada del libro del doctor José Edery “Viajando por el Magreb” (600 páginas, fotos en color -18 Euros) en su librería o bien en el distribuidor Maidhisa –Tel. 91.3012939- email: ismaroto@hotmail.com
Dr.José Edery: joseedery69@hotmail.com

Anuncios
Etiquetado , , , ,

17 pensamientos en ““LA INDEPENDENCIA DE MARRUECOS EN MI RECUERDO”, POR EL ESCRITOR Y MÉDICO LARACHENSE JOSÉ EDERY BENCHLUCH

  1. anamaria dice:

    Muy bueno estos datos, que pena que sea tan corto.

  2. Francisco Rodriguez Melendez dice:

    Edery como siempre fantástico e imprevisible; “mis saludos” al gran tubib larachense.

  3. Abdelghani dice:

    Un relato de primera mano, algo inaudito y de gran valor histórico . La implicación de Granada y los universitarios de entonces nos empujan a rehacer la historia del Marruecos contemporáneo . Don José Edery tiene un compromiso con la historia.

  4. Gracias mi querido amigo Sergio Barce por hacer llegar a mis paisanos y amigos oriundos o residentes en Marruecos el relato de estos emocionantes recuerdos. Y te agradezco también que con tu peculiar arte has sabido realzar el artículo con significativas fotografías relacionadas con el tema.Siempre reiteraré que enorgullezco de haber tenido la oportunidad de haber sido saludado por el Sultán más importante, prestigioso y humano, después del Sultán Mulay Ismael conquistador de Larache a los españoles, que ha tenido la dinastía alauita a pesar de su corto reinado. Que el Todopoderoso, sin distinguir creencias y denominaciones, le tenga en su Santa Gloria.Amén
    No mencioné en el artículo, que entre los estudiantes que estuvieron en el aeropuerto de Armilla figuraban el tetuaní y futuro galeno Enrique Reinoso, el futuro farmacéutico larachense y propietario que fue de la Farmacia Albarracín Manuel Cordero (EPD), ambos residentes en la pensión de la calle Cardenal Mendoza, cuya mayoría de estudiantes eran de Larache. Y el futuro médico oriundo de Larache y de los Maristas Daniel Calbo Bujeya (DEP) que siempre asistía a las reuniones de la ACAM en Madrid con su familia incluida hijos y nieta;,y que este mes de mayo tras una larga y penosa enfermedad con múltiples patologías ha fallecido en Palencia en cuyo hospital y región había adquirido una muy merecida reputación profesional y humana.
    Sergio: Gracias, baraklaufik, chucran, todá rabá, de nuevo por el trabajo que te tomas, en lugar del de las nacionalidades, en difundir el conocimiento de nuestra ciudad y regiones entre amigos y paisanos.
    Y entre estos, los que deseen conocer mas extensamente mis artículos, lo más sencillo es disponer de mis dos últimas obras o leer lo publicado en nuestra página web http://www.acamlukus.es
    Un fuerte y cariñoso abrazo
    José Edery

  5. Abdelghani dice:

    Sergio , gracias una vez más por tu dedicación y compromiso con Larache y Marruecos . Tu aportación es magistral para todos nosotr@s. La implicación de Larache en la independencia de Marruecos es poco conocida. Gracias a mis padres conozco algo , por su participación . El testimonio del doctor Edery tiene un valor sorprendente para la historia. Un saludo .

    • sergiobarce dice:

      Querido Abdelghani: Lo de mi compromiso es puro cariño a nuestra tierra, nada más. Y la dedicación se debe a que hay gente como tú que tenéis tiempo para seguir mi blog. Un fuerte abrazo.

  6. Andrés Arévalo Martinez dice:

    Al contrario del Dr.Edary, a mi personalmente el fin del Protectorado español en Marruecos recuerdo que me produjo melancolía y tristeza, posiblemente debido a que en esa parte acababa una forma de vida determinada en la que yo había participado y de la que mantenía mantenía en mi memoria experiencias y sucesos muy bonitos e imborrables.

    Viví en Marruecos desde el año 1943 a 1950 (desde mis casi 10 años a los 17; 6 meses en Tetuán, 6 años en Larache, y1 año en Melilla) y de esos tiempos tengo la impronta que antes decía.

    Recuerdo vivamente el respetuo mutuo que se mantenía entre los practicantes de las tres religiones monoteístas que ahí convivían.

    Durante los dos primeros años de mi estancia en Marruecos, se estaba llevandoa cabola II Guerra Mundial, pero ahí sólo se notaba por el gran número de aviones USA (B29)que sobrevolaban hacia el N. o el S., costeando,y si alguno sé acercaban demasiado nuestros antiaéreos les disparaban de fogueo. Otro recuerdo es el de un Chalet de madera en la calle Barcelona deLarache, casi enfrente del Colegio de las Monjas, donde se ubicaba el Viceconsulado de Alemania, con la bandera de la cruz gamada en el mástil.

    Durante mis tiempos ahí, a mi nome llegaba que hubiera movimientos independientes en nuestra zona; sólo al final de mi periodo de estancia, algo de ello llegaba desde la zona francesa de la mano de un partido llamado Istiqlal comandado por un tal El-Fassi.

    Y ya viviendo en la Península preparándome y cursando una carrera de ingeniería, seguíamos con mucho interés como se fueron precipitándo los hechos: destitución francesa del Sultán Mohamed V, sustitución por Ben-Arafa apoyado por el poderoso señor de Marrakech El – Glaui, no reconocimiento de esto por España, bombas y atentados en la zona francesa, en zona española tranquilidad, aquí encendidos discursos del Alto Comisario y Jalifa El-Mehdi denunciando a Ben- Arafa, la vuelta atrás de Francia, ….

    Una última cuestión para el Dr. Edary es que apoyandole en reconocer la labor humanitaria que con el pueblo judío tuvo el Sultán, sobre todo durante su dependencia del Gobierno de Vichy, echo en falta la cita, al menos con la misma intensidad y también dedicado al mismo pueblo, del Gobierno de España (el otro país protector)por lo que hizo en Europa en esos periodos (sefardíes, …)

    Finalmente, y acabo por donde empiezo, mayores pesares tuvieron aquellos paisanos nuestros que creyeron que podrían seguir ahí con sus actividades después de la Independencia, pero que por razones diversas muchos de ellos tuvieron que cerrar y retornar a la Península.

    • sergiobarce dice:

      Querido Andrés: Sin ánimo de polemizar ni entrar en un debate que a estas alturas no iría a ninguna parte, lo que sí estoy convencido es de que todo depende de cómo le fuera a cada cuál. Hay historias personales tan diferentes como quien las pueda contar. Pero en lo que respecta a la experiencia personal y de mi familia, solo puedo hablar bien de Marruecos, del Marruecos independiente que es el único que conocí. Mi padre me ha repetido siempre algo que me parece esclarecedor: si comparamos el proceso de independencia de Marruecos con el de otros países que estuvieron colonizados o “protegidos”, en los que hubo en general bastantes “venganzas”, violencia, persecuciones y hasta asesinatos de los que consideraban sus colonizadores, en Marruecos, sin embargo, a los españoles no se les hizo nada, al contrario; y ahora hablo de Larache en concreto: la población civil siguió viviendo sin problemas, y la relación y convivencia entre las diferentes culturas siguió siendo ejemplar. Yo nací en el 61, Marruecos ya era independiente, y hasta el 73, año en el que nos marchamos al destinar a mi padre a Torremolinos, jamás hubo un hecho, agravio o acto contra nosotros, todo lo contrario, la vida allí fue inolvidable y feliz, y nadie nos consideró mal por el hecho de ser de nacionalidad española.
      Luego llegó lo que se vino en llamar la “marroquinización” en los setenta, algo que implantó el nacionalismo, es decir, los políticos, que suelen ser los que fastidian y perjudican las relaciones entre la ciudadanía. Y también está el hecho natural y lógico de que los que se sentían españoles, se marcharan a España. Hubo ya muchos factores económicos, personales, políticos, de estudios, y eso es más prolijo y abriría un largo debate… Pero curiosamente no me olvido de que cuando llegamos a Málaga, yo solía acompañar a mi madre a comprar, y al entrar en los comercios solíamos oír a nuestros “compatriotas” comentarios del tipo: mira, ya están aquí los moros que nos van a quitar el trabajo a todos… Nosotros éramos los moros en España.
      Por eso te decía que hay tantas historias como personas.
      Un abrazo muy fuerte, y gracias por tus comentarios y artículos.
      sergio

      • Andrés Arévalo Martinez dice:

        Querido Sergio,

        Totalmente de acuerdo con lo que indicas sin necesidad de debate, pero entiéndeme que como español y antiguo residente con edad juvenil tuviera ese sentimiento de nostalgia de lo que había dejado de ser …

        También el objeto de mi comunicación fue el tratar de resumir, según mis recuerdos, el histórico proceso de independencia.

        Sobre la “marroquinizacion” posterior, lo que de ahí escribí fue un resumen de conversaciones (flashes) que a lo largo de mi vida he tenido con antiguos residentes que tuvieron que salir más o menos “trasquilados”.

        Perdón, pero me dejé en el tintero elogiar el texto histórico preparado por el Dr. Edary, e ilustrado fantásticamente por ti, y que tantos recuerdos me han traído (el Palafito, la gava, algunos de esos Don Jose por ser amigos de mis padres…).

        Un cordial abrazo al Dr. Edary, y otro también a Sergio

        Andres

      • sergiobarce dice:

        Gracias a ti, Andrés.
        sergio

  7. BELLA MOYAL dice:

    ESTIMADO SERGIO.
    UNA VEZ MAS NOS INFORMAS EN TU BLOG , EVENTOS Y CRONICAS HISTORICAS DE NUESTRO FLAMANTE TUBIB PEPE EDERY.ֱֱ!!

    PEPE GRACIAS POR ESTE PEDAZO DE HISTORIA, “”ME BEBI CADA FRASE “”.
    SANO Y GUENO TE QUEDES FERASMALֱֱֱֱ!!!
    BELLA – JERUSALEN

  8. adela manso osuna dice:

    Muy interesante el relato de Jose Edery.
    Yo si vivi alli esos momentos dificiles y peligrosos.
    Nos vinimos a Madrid en Enero del 57

  9. Joana dice:

    Es imposible dejar de leer este otro fascinante artículo salpicado de ese humor tan característico del Dr. José Edery Benchluch. Tantos recuerdos me asaltan… pero somos hijos de la vanidad y los prejuicios. En muchas ocasiones son los políticos -no todos, por supuesto- los que intentan crear ese ambiente intoxicado de malestar entre aquellos que deseamos ni más ni menos que convivir unidos y en paz. Porque… no hay diferencias entre nosotros, solamente las que, de forma equivocada, nos queremos crear. Qué puedo decir… que ya no haya expresado a la perfección Sergio… desde que entré en este blog -la prolongación de mi casa- he vuelto a vibrar con todos y cada uno de los temas relacionados con Marruecos. Y sé que esta pasión no morirá jamás.
    Un cálido abrazo a mis paisanos y al Dr. José Edery decirle que es un deleite ir leyendo poco a poco su obra “Viajando por el Magreb”… magnífico!!!
    Un beso

  10. Barakelaufik Joana,Bella, Abdelgani, Paco, Andrés, Ana María, ¿Galindo?, nijlal rekla fel jmir. .
    Chukrane Sergio
    Gziz SERGIO :Sandek el haqq hbib Sergio fel drafat dialek., adami wa hbibi.
    Siempre solemos recordar los larachenses a nuestro querido amigo Pepito García Galvez que sin hernet ni nhiq alguno recibió uahed rekla fel zemza bi kebira zerh. Le tuvimos que llevar al hospital militar.
    Al jasú aprendimos hfed abadan zawed a ninguna rekla.
    Yhebb wa busat gzas shab fel samal garg magrebi
    Y para ti gziz Sergio uahed esheh wa kebirim yhebb
    Al Tebib Edery
    PS-Ya te regalaré un diccionario de dariya magrebí

  11. José García Gálvez dice:

    Me ha agradado el documentadisimo, artículo de Pepe Edery.

  12. marquesmaria dice:

    Muy poco coñocida esta historia. Muchas gracias a Andres Arevalo Martinez por su impressionante testigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s