A LOS SEFARDÍES DE MARRUECOS, POR CARLOS TESSAINER

Cuando de mi tierra hablo, cuando a Marruecos me refiero, hay algo que en la mente tengo grabado, que siempre repito y en lo que no me cansaré jamás de insistir. Y ello es la convivencia armónica, ejemplar, respetuosa -salvo excepciones- que, al menos en la Zona Norte administrada por España desde 1912 a 1956 y también en la internacional de Tánger, existió entre los creyentes de las tres religiones mayoritarias que allí se profesaban: musulmanes, judíos y cristianos. Y esa armonía y respeto, continuó cuando en 1956 Marruecos fue ya independiente.
Nací cuando ya conseguida la independencia, reinaba Sidi Mohammed V. Y durante los diecisiete años que allí viví, siempre existió una tolerancia y un respeto mutuo que por ser habitual, por formar parte del día a día, he podido valorar ya pasado el tiempo. No relato un “cuento azul”, nada de quimeras, sino realidad vivida y vívida.
Creo sinceramente que entre otras cosas, el alma del blog en que ahora escribo, es su espíritu de convivencia. ¡No es poca cosa! Conseguir que en él se escriba sobre cuestiones bien dispares, con autoría de cristianos, musulmanes y judíos; y que personas pertenecientes a estas tres religiones puedan plasmar sus comentarios, dice mucho por sí mismo.

Boda judía en Marruecos,  lienzo de Delacroix

Boda judía en Marruecos, lienzo de Delacroix

Cansado estoy de que me hablen de la Castilla del siglo XIII y que pongan como ejemplo de comprensión y confraternización a Toledo y a su Escuela de Traductores. Loable fue el hecho, sin duda alguna, pero remoto en el tiempo.
Por ello he querido referirme, al principio de estas líneas, a algo más reciente: concerniente a quienes lo vivimos, sin tener que remontarnos a la Edad Media y a Al-Andalus, o a los reinos cristianos que entonces existían en la Península Ibérica.
Pero en el Norte de Marruecos y además de lo referido, ocurrió un hecho insólito e histórico. El que los españoles cristianos, en tierras musulmanas, se reencontrasen, además de con los andalusíes, con los judíos expulsados de España en 1492, los sefardíes: con los hijos de Sefarad; que jamás olvidaron sus orígenes hispanos, que conservaron usos, costumbres y hasta la lengua (bien que preñada de vocablos hebreos, árabes y portugueses); la misma lengua que hablaban sus antepasados de casi quinientos años atrás, los que se fueron de España llorando…
En absoluto me referiré a la Zona que Francia administró, siendo conocedor que en ella también vivían muchas familias de origen sefardí. Sólo me centraré en la que España administró bajo el régimen colonial y, por extensión, a la Zona internacional de Tánger. Pues en la primera y de manera oficial, fue donde se reencontró con quienes casi medio milenio atrás había expulsado.

Boda hebrea en Larache

Boda hebrea en Larache

Ya en 1860, con la llamada “Guerra de África”, los españoles hallaron con sorpresa en Tetuán y zonas circundantes a quienes a ellos se dirigían en una lengua comprensible. Pero fue tras 1911-1912, cuando los españoles al fin se reencontraron con aquellos hijos de la diáspora, con aquellos expatriados por supuestos motivos religiosos. Y fue a partir de entonces, en el tiempo que duró el llamado Protectorado español en parte de la zona norte de Marruecos (1912-1956) y aun años después, donde los españoles, en muchos casos ignorantes del pasado, se reencontraron con los descendientes de los expulsados y cuando tuvieron la oportunidad de convivir en armonía y tolerancia: unos intentando comprender qué había sucedido en realidad para que en tiempo tan lejano hubiesen sido objeto de expulsión quienes ningún problema planteaban y en los que nada malo percibían. Los sefardíes marroquíes dichosos de encontrar con quienes podían hablar y entenderse en su dialecto castellano: el haquetía, aunque pronto aprendieron el español “moderno”; y generosos al perdonar -olvidar era imposible- la vejación sufrida y un injusto exilio. Fueron tiempos para reconocerse y quererse. Por supuesto que hubo roces e incomprensiones; pero fueron coyunturales y consustanciales a cualquier tipo de convivencia.
Es necesario hacer hincapié que la trascendencia del reencuentro, la constituye tanto el hecho en sí como algo novedoso y único hasta ese momento: el que no fuese algo ocasional, si no duradero y fructífero en el tiempo. Como poco, por más de cuatro décadas… Y el que fuera algo que afectó no tan solo a un grupo de personas, si no a un considerable contingente humano.
Desde el recuerdo al Marruecos en que nací y viví – Larache fue mi epicentro – en la tierra querida, donde el verdadero reencuentro entre españoles y sefardítas fue posible; donde la convivencia entre españoles -cristianos o no creyentes- y “hebreos” ( en aquel tiempo así siempre los denominamos) fue un hecho histórico, este cristiano quiere hoy dedicar un recuerdo a quienes fueron y son sus amigos, con quienes el convivir -insisto, como lo fue entre los creyentes de las tres religiones- por cotidiano y normal, fue gratificante y enriquecedor. Quiere decirles algo a los sefardíes…

Fiesta hebrea en Larache

Fiesta hebrea en Larache

Los sefarditas de Marruecos jamás olvidarán que se fueron de España llorando. Ojalá que nunca olviden a los españoles con quienes se reencontraron y convivieron.
Sólo me queda añadir, aparte de mi profundo respeto y cariño, que verdaderamente el Norte de Marruecos fue la tierra del reencuentro, la tierra del milagro. Y ello ocurrió en tierras cherifianas, en las del Magreb- al- Aksa, en el Imperio de Poniente. Aunque en los corazones de los que allí nacimos o vivimos, su sol es y será siempre naciente.

A LOS SEFARDÍES DE MARRUECOS

De Marruecos sefarditas,
¡los hijos de Sefarad!
Sentimiento que palpita
con deseo de hermandad.

Que de España os alejaron
pesarosos, con gran dolor.
A quienes os expulsaron,
¡apenas si un resquemor!

Alegría fue la vuestra,
con la que nos recibisteis.
Rencor casi sin muestra
por penar que padecisteis.

Hijos de tierra lejana,
Sefarad en vuestro ser.
Hijos de tierra cercana,
¡lo imposible pudo ser!

Con nosotros convivisteis,
en Marruecos fue posible.
Logramos, al fin pudisteis
calmar pesar insufrible.

Y en Marruecos fue el Norte
donde el reencuentro sucedió:
¡español buscando norte
a sefardita reencontró!

Españoles encontraron
a expulsados que penaban.
Expatriados hallaron
que su tierra anhelaban.

De Marruecos sefardíes,
de Sefarad siempre seréis.
Vuestras raíces sefardíes
¡nunca, jamás olvidaréis!

Carlos TESSAINER-TOMASICH.
(Larachense)

Anuncios
Etiquetado , , , ,

60 pensamientos en “A LOS SEFARDÍES DE MARRUECOS, POR CARLOS TESSAINER

  1. leon dice:

    Interesante alegato Carlos. De hecho, mi padre, sefardita por los 4 costados, se casó con una castellana de Segovia a la que conoció en Larache en 1944, y con la que tuvo 6 hijos, entre los que me encuentro. Así que, en mí reuno a la España “expulsadora” y al sefardita expulsado. Soy hijo del reencuentro.
    Y un dato aclaratorio, es que en 1903 en Larache vivían unos 5000 habitantes de los que más de la mitad eran judíos sefarditas, según relato de un viajero francés.
    También felicitarte por tu poema o romance, que expresa tu sentimiento de cariño hacia los judíos sefarditas.

  2. leon dice:

    De la última foto puede decir los nombres: de izquierda a derecha: Alberto Mellul (gran persona como toda su familia) , Chemaya el sastre que estaba al final del pasaje del cine Idea, Rafael el carnicero y finalmente David Gabay (ege) que era zapatero y rabino.

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      Querido León, querido paisano: yo bien sé que eres la “muestra” palpable del verdadero REENCUENTRO. Y eso, te da una riqueza, que no se compra con todo el oro del OLAM.
      Nadie mejor que tú para valorar ciertas cosas…
      Gracias por tu comentario, por tu aportación en cuanto a la fotografía y por tu felicitación.
      Un abrazo,
      CARLOS

  3. Alan Oliver dice:

    Querido Carlos , hermano de Larache , ustedes teneis suerte , tanta suerte , de conocer La ciudad que era la mas hermosa del mundo , una ciudad donde todo era uno ,gran familia y elegante gente , Viernes Sabado y Domingo era una fiesta atravez , que temporada tan bella , setenta anos de mi vida no he visto ni vivido algo semejante . Hay que arreglar las cosas y expulsar legalmente los criminales responsables de la destruccion de esta maravillosa ciudad . En Paris el mes de Julio 2014 ayude un Senor de unos ochenta anos a traversar una Avenida conocida en esta ciudad , me dijo que era de Larache , no lo creo le dije ,que yo tambien era de Larache , las nueve de la tarde estaba co una familia sefardista mas grande , cenando con ellos como si fuera mi familia , me dijeron que Larachenses siguen ciendo hasta hoy una muy grande familia

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      Querido paisano Alan: tienes toda la razón del mundo. Aunque este poema va dedicado a todos los sefardíes de Marruecos, donde verdaderamente los traté y tuve -tengo- amigos, fue en LARACHE, porque es la ciudad en la que vivía.
      Sí, es cierto. Entre todos los que hemos nacido o crecido en Larache, hay “algo” especial.Yo cariñosamente, hablo de “la mafia larachense”. Sea en el lugar que sea del planeta, allí donde dos larachenses se encuentren, aunque sean de muy diferentes edades y de distintas religiones, comenzarán a hablar y acabarán por encontrar que ambos conocían a tal o cual familia; hablarán de la calle en que vivieron, recordarán fiestas y celebraciones, lugares por los que pasearon… Y es prácticamente a la fuerza, cuando cesamos de contarnos cosas de nuestra querida ciudad.
      Tienes toda la razón en lo que dices: Larache, no ha tenido suerte. Y de ser de las más hermosas y con más encanto de todo el Norte de Marruecos (la llamaban “La perla del Atlántico”), se ha ido convirtiendo, lenta pero continuamente, en un ejemplo a no seguir.
      Tengo alumnos marroquíes que cuando les digo que soy de Larache, me dicen: “Profe ¡qué ciudad más fea!”. Y me callo con pena y resignación, porque ellos ven el estado actual en que se encuentra; desconocen lo que fue. Y también, algunos de Alcazarquivir, me dicen que por no ir a Larache, prefieren ir a la playa de Asilah (Arcila), aunque la tengan bastante más lejos.
      Lo peor es que todo lo que ya se ha destruido, es irrecuperable. Sólo queda confiar en que a partir de ahora, las autoridades de la región y la ciudad, comiencen de una vez por todas a “quererla” y a preocuparse por ella.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo,
      CARLOS

  4. Raquel Moryoussef Fereres dice:

    Mi querido amigo Carlos

    Como te dije cuando hace unos días me mandaste el poema para que lo leyese y opinase, es un hermoso poema que me llegó al alma, creado con mucho amor hacia nosotros los judíos sefarditas que nacimos en Marruecos, y expresado con todo el sentimiento y corazón de alguien que nos conoce muy bien.. se que conociste esa buena relación que hubo entre las tres culturas como les decimos a tres religiones que estuvieron hermanadas a lo largo de los años en Marruecos y por eso supiste expresar en versos nuestro amor a Sefarad, la tierra que nos echó sin contemplación y a la que nunca dejamos de querer y añorar.

    Ojalá este poema llegue a muchas personas y lugares, porque es nacido del corazón de alguien a quien aprecio y se que ese sentimiento hacia nosotros es real.

    Mis mas sinceras felicitaciones…..

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      Querida amiga Rachel: lo que dices es muy cierto y ¡bien que lo sabemos los dos! El poema es fruto del cariño, del amor. Y en él volqué todo mi corazón.
      Tuvimos la suerte de “reencontrarnos” con vosotros en tierras de Marruecos, lo que nunca tendrá precio. Pues conoceros, trataros y vivir en un mundo donde musulmanes, judíos y cristianos convivimos armónicamente, como lo más natural del mundo, a quienes lo vivimos, nos marcó positivamente de por vida.
      Ojalá que aquella armonía, aquella convivencia pacífica que ha hecho de la mayoría de nosotros personas comprensivas y tolerantes, fuese un ejemplo a seguir hoy en día, en un mundo en el que con demasiada frecuencia, quiere imponerse la sinrazón más absoluta.
      Gracias por tu hermoso comentario y por tus felicitaciones.
      Que sana y uena quedes.Un abrazo de tu amigo,
      CARLOS

  5. Mercedes Dembo dice:

    Gracias Carlos por tu interesante y detallado escrito y tierno poema. Tienes razon mi papa e.pd decia tambien que en Larache se formaron importantes lazos entre españoles y sefardítas el lo vivio personalmente.
    Tambien reconoci en la ultima foto a Alberto Gabay (e.p.d) primo hermano de mi papa.
    Un abrazo

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      Querida Mercedes: viniendo de ti (de quien procuro no perderme tus escritos en haquetía), tu comentario es un orgullo para mí.
      Me alegra que te haya gustado el poema.
      Un abrazo,
      CARLOS

  6. Danielle Frédérique Quiot dice:

    Querido Carlos, qué bonita página de historia para empezar! Tu poema nos trae esa paz, esa solidaridad, esa tolerancia en las que fuimos sumergidos durante nuestra infancia, ver adolescencia. En estos momentos, en los que esta convivencia parece ser utopía, yo siento una profunda nostalgia de aquellas vivencias. Algo triste me siento. Un beso fuerte.

    Léon, mon cher ami, es siempre un gran placer para mí saber de ti y ver a que punto tu memoria permanece tan viva. Un beso fuerte para ti también.

  7. Danielle Frédérique Quiot dice:

    Con tu permiso Carlos, voy a colgar tu poema en FaceBook, en el muro de dos amigos del Liceo de Tánger;
    uno de ellos es el primer latinista de Francia, Carlos Levy, y el otro ocupó un puesto importante en el ministerio de la cultura, Abraham Bengio. Estoy segura de que les va a encantar.

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      Querida Ninú: tú has dicho las palabras clave, PAZ, SOLIDARIDAD Y TOLERANCIA. Eso fue lo que vivimos en nuestra infancia y adolescencia; y para otros más, incluso cuando ya eran adultos.
      Quizás por ello, todos nosotros, los pertenecientes a las tres religiones que allí convivimos, seamos “algo raro”; pero ojalá que no constituyamos una especie a extinguir. Todo lo contrario: con humildad y modestia, creo que debiéramos ser un ejemplo a seguir.
      Por supuesto que tienes mi permiso para lo que me pides. No se te olvide hacer hincapié en que los receptores, respeten mi autoría. Aparte de ello, si lo que escribo gusta y tiene difusión, para mí siempre será un motivo de satisfacción.
      Grandes besos,
      CARLOS

  8. Antonio Alosno Zamora dice:

    Tanto lo escritos como los comentarios todos bonitos y entrañables, era muy niño pero el recuerdo que me trasladaron y enseñaron mis padres es que así era.

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      ¡Ojalá hubieses podido vivir en Marruecos durante más tiempo! Pero veo que tus padres te hicieron partícipe, muy “sabia” y certeramente de algo que te ha llegado con fuerza.
      CARLOS

  9. Francisco Trujillo dice:

    Querido amigo Sergio:

    En nuestro próximo boletín publicamos algunos escritos de tu blog, siempre tan fecundos, larachenses y exactos.-

    Hoy quiero pedirte permiso-ya sé que lo tengo,- para reproducir el artículo de Carlos Tessainer, pero te pido me envíes exclusivamente el articulo incluida la poesía, pero nada mas.-No se como cortarlo e impedir que me salga todo impreso Todo por las escasas páginas de nuestro boletín.-

    Envío copia de este correo a Carlos Tessainer, para rogar también su permiso de reproducción.

    Recibid ambos un cordial abrazo

    Paco Trujillo.- LA MEDINA .

  10. Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

    Estimado Francisco: como ya te he dicho por correo personalmente, tienes mi permiso para que en el Boletín de “La Medina”, aparezca tanto el poema como la introducción al mismo.
    Un abrazo,
    CARLOS

  11. leon dice:

    Carlos, aprovecho la oportunidad que me da tu escrito para incluir un poema mío escrito en 1987 y publicado en mi libro Apuntes, que guarda relación con tu alegato.
    un abrazo

    ANDALUCÍA : Historia, Verbo, Arte.

    A ndalucía, romana, cristiana, árabe, judía…¡ enorme !
    N oble, por tu historia : ¡ Córdoba, Granada !
    D oncella dulce : ¡ Medina Azahara ! Dinámica, dinamita :
    ¡Casas Viejas !
    A morosa, amante : ¡ Federico, Machado !
    L iberal y libertaria : ¡Cádiz, Salvoechea, Infante !
    U nica y variopinta : ¡ Maimónides, Abderrahman, Velázquez !
    C antora profunda ( jonda ) : ¡ Manuel Torre, Pastora Pavón !
    I ngenua, insolente, impotente : ¡ Tus jornaleros, tus señoritos !
    A ndalucía, judía, árabe, cristiana, romana… ¡ enorme !

    León Cohen
    1987

    • Raquel Moryoussef Fereres dice:

      Lo felicito Sr León por este anagrama tan original y maravilloso….me encantó.

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      León, gracias por mandar tu poema, que como bien dices, “guarda relación con tu alegato”.
      Un abrazo,
      CARLOS

  12. Prosper dice:

    Hola Carlos
    Bonito relato referente a los sefarditas, españoles y musulmanes que han siempre cohabitado juntos como hermanos, yo soy tangerino y me quede impresionado al reconocer a raphael el carnicero de larache al que conici en tanger a el y su esposa q.e.p.d muy amigos nuestros, después de larache el abrió una carnicería en un local justo debajo de la comunidad israelita de tanger en la calle libertad, muchísimos recuerdos de nuestra infancia en tierras marroquíes, felicitaciones por tu relato y poema

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      Estimado Prosper: muchísimas gracias por tu comentario y por tu felicitación. Ya veo que tú como “tanyaui”, también disfrutaste de lo que fue una auténtica convivencia, donde el RESPETO era la norma habitual y cotidiana entre todos nosotros. ¡YAHASRÁ!
      Me alegro que en la fotografía, hayas podido ver a vuestros amigos de entonces.
      Un abrazo,
      CARLOS

  13. Bella Moyal dice:

    MI QUERIDO CARLOS
    EL “”REENCUENTRO DIVINO”” ES LO QUE PIENSO Y DEDUZCO AL LEER TU LUZZIDA INTRODUCCION Y AL LEER EL ENDIAMANTADO POEMA!!!
    HAS SABIDO DE NUEVO REFLEJAR, CON TU SABIDURIA , CARINO Y RESPETO TODOS NUESTROS SENTIMIENTOS SEFARADIES.
    HOY MAS QUE NUNCA, ME SIENTO MUY ORGULLOSA DE SER SEFARADITA!!!
    Y ESTO TE LO DEBO A TI!!!
    MIL GRACIAS POR DEDICARNOS ESTOS VERSOS DONDE DE SOBRA SE NOTA TU CARINO HACIA NUESTRA ILUSTRE COMUNIDAD!!!!
    QUE DIOS TE JADE A TI Y A TODOS LOS TUYOS!!!
    BELLA

    LA NOVIA ES MERCEDES MAJFODA, QUE ESTA CASADA CON ISAQUE (KAKI) OZIEL.

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      Ferasmal Bella: tú bien sabes que tu comentario y tu opinión, tienen para mí un valor especial.
      Mi cariño hacia vuestra comunidad, es para mí motivo de satisfacción.
      Tú no debes sentirte más orgullosa por ser sefardita tras lo que he escrito, que sabes es de corazón. Ese orgullo, ya lo tienes desde la cuna. Pero si para mantenerlo encendido vale de algo, ten presente lo que en las dos últimas líneas del poema digo:
      “Vuestras raíces sefardíes
      ¡nunca, jamás olvidaréis!

      ¡Con bien y alegría!
      Un fuerte abrazo de tu amigo,
      CARLOS (B)

  14. Mis agradecimientos a Don Carlos et a ti Jay Sergio para la publicación de este artículo en donde hay una descripción muy clara sobre la presencia de los Sefardíes en Marruecos. Francamente y de manera general, los Judíos de cualquier pays que viven en Marruecos no son extranjeros, son en su tierra. Vivimos juntos en paz y tolerancia.

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      Sidi Mustapha, muchísimas gracias por su comentario.
      Esa PAZ y esa TOLERANCIA a las que hace referencia, son las que jamás se deben perder.
      Un abrazo,
      CARLOS

  15. mercedes sabah dice:

    hola carlos que puedo decir que ya no escribieron!!!!!!!!! eres una alma blanca como la leche y una persona culta y respectuosa que solo con leer tus libros salta tu bondad y el carino que nos tienes, me emocione leyendo tu poema y no te digo de tu libro que me dedicates y que bella me lo trajo de tu parte, aqui decimos jazak u baruj para muchos anos

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      Ferasmal Mercedes: muchas gracias por tu generoso y cariñoso comentario. Ya me dijo Bella que te hizo especial ilusión el que una de las protagonistas de la novela a la que te refieres, se llame como tú: MERCEDES. Y también que citase a la familia SABAH, a una de cuyas ramas (quizás sean primos tuyos) conocí y traté en Larache.
      Me alegra y estoy satisfecho con que el poema haya sido capaz de transmitirte emoción.
      Que sana y uena quedes y el Amo del mundo te hadee.
      Un abrazo de tu paisano,
      CARLOS

  16. Joana dice:

    Entre musulmanes, judíos y cristianos nací y me crié. Jugué, compartí, aprendí. Alli quedó mi primer aliento, mis primeras palabras allí las pronuncié. Y por haber nacido precisamente allí sé que tengo en mi una riqueza inmensa porque allí conocí la tolerancia, la armonía compartiendo
    y celebrando, y esa paz siempre tan necesaria para todos.
    Carlos, tu texto y tu precioso poema están impregnados de tu amor hacia Marruecos y haces que, para mi, sea inevitable responder también con todo el amor que siento por nuestra tierra y sus gentes.
    Cuántas veces me han hablado y contado mis padres de sus amigos hebreos!! Y de los nombres que en este blog voy leyendo, me resultan muy familiares por haberlos oído en casa.
    Hagamos, entre todos, que este maravilloso Blog de Sergio sea ese lugar de encuentro cargado de ese sentimiento infinito y de empatía. Sigamos compartiendo desde aquí, por aquellos inolvidables años.
    Cada vez que escribes, Carlos, consigues que toda una marea de hermosos sentimientos salga a flote.
    Hasta siempre, lieber Karl
    Un beso

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      Querida Joana: efectivamente, el haber nacido y vivido donde el destino quiso que lo hiciésemos, nos ha dado una riqueza que no tiene precio.
      CONVIVENCIA, TOLERANCIA, PAZ, RESPETO, ARMONÍA. Sin duda son las palabras más repetidas tanto en la introducción que he hecho al poema, como en los comentarios que tan generosamente me estáis haciendo. Porque precisamente por ser de donde somos y donde crecimos (Marruecos), el auténtico significado de estos términos, ha impregnado la manera de ser y la forma de pensar de la inmensa mayoría de nosotros. Y es que fue lo que vivimos, no una utopía que nos hayamos inventado. Y por eso también, no queremos renunciar a estos valores ejemplares de los que fuimos testigos directos.
      Gracias por tu cariñoso comentario.
      Hasta siempre, lieber Joana.
      Un fuerte abrazo,
      CARLOS

    • Alan Oliver dice:

      Joana, me hubiera gustado conocerte cuando eramos ninos , tu riqueza es la mia tambien , que bonita cosa , Diariamente pienso a esos ninos y jovenes de nuestra ciudad y patria Larache . Cuando me fui a la edad de 17 anos para estudiar en Espana y Francia pensaba que regresaria un dia . Pero al contrario me fui a vivir en El continente de Australia . Viviendo tan lejos de Larache , era muy dificil ,diariamente pensaba y me recordaba de esos incredibles tiempos en la playa , en el Banco Atlantico y en el Paseo . Me acuerdo muy bien de las Noches Buenas , que agradable y contentos eran los Larachenses en aquella temporada . Si no te molesta Joana cuando te fuiste de Larache ?
      Me gustaria saber si nuestros paisanos conocen el nombre del sastre que vivia en la casa de madera , su hijo era buen amigo y vecino , pero ya no me acuerdo de su nombre , quizas mi amiguito era Manolo . Thank you Joana

      • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

        Alan, si te refieres a las dos casitas de madera que había enfrente del Colegio de los Maristas, en una de ellas vivía el sastre cuyo apellido era SAAVEDRA y que tenía la sastrería en la callecita estrecha que hay también enfrente del chalet donde vivía la familia Gomendio, en el Balcón del Altantico.
        No sé si será a éste al que te refieres.
        CARLOS

  17. maria teresa dice:

    Hola Carlos,
    Acabo de ver tu escrito al ver esa nostalgia que teneís los de Larache,es verdaderamente emocionante. ya que yo pude constatar, no siendo larachense, ese amor y fraternidad que aun se percibe con las gentes de las antiguas generaciones de vuestra época.

    En todas nuestras conversaciones con Marroquies, todos añoraban esa época.

    Un fuerte abrazo.

    Teresa

  18. Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

    ¡Hola María Teresa!
    Tú lo dices bien claro: AMOR Y FRATERNIDAD. Esa fue la verdadera realidad que tuvimos la suerte de vivir “las antiguas generaciones”. Y antes de ellas, otras muchas más…
    Me alegra que en vuestras conversaciones con los marroquíes, hayáis podido captar ese mismo espíritu.
    Gracias por tu comentario.
    Un fuerte abrazo,
    CARLOS

  19. Nurita dice:

    Querido amigp y paisano Carlos,
    Que lindo y emocionante poema , palabras bonitas con mucho amor, de verdad me emicione . Yo tenia 14 anos cuando salimos de Larache para emigrar a Israel, y recuerdo perfectamente Larache y efectivamente los amigos de mis padres eran cristianos y musulmanes y como dices con amor y fraternidad.
    Muchas felicidades .
    Un abrazo con mucho carino
    Nurita

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      Querida amiga Nurita: me alegra que te haya emocionado el poema y que también te haya gustado la introducción que escribí, para que se comprendiese mejor lo que he querido expresar en él.
      Gracias por tu bonito comentario.
      ¡Con bien y alegría! Un fuerte abrazo de tu amigo,
      CARLOS

  20. Nurita dice:

    Querido paisano Sergio
    Lei con mucha atencion la entrada que escribiste al poema de nuestro amigo Carlos . muy interesante y bonito lo que escribiste. gracias por compartilo con nosotros.
    Un abrazo con mucho carino
    Nurita

  21. Guido Tessainer Tomasich. dice:

    Muy querido hermano:
    Recuerdos, nostalgia, cariño, son algunos de los sentimientos que he tenido cuando he leido tus entrañables líneas sobre nuestros amigos sefardíes.
    Aunque ya he olvidado muchos nombres, puedo nombrar entre mis amigos de aquella magnífica época a Mercedes Benelbas, Carlos, León y Jacob Amselem, Yosy Fereres, Mesod Pariente………..Todos ellos buena, buenísima gente.
    A todos les mando un fuerte abrazo y para ti mi cariño y mi agradecimiento por hacerme pasar ratos, que aunque cargados de añoranza, me hacen rememorar unos tiempos imborrables.

    Guido

    • Carlos TESSAINER - TOMASICH dice:

      Querido Guido: “Recuerdos, nostalgia, cariño”. Si con lo que he escrito dedicado a nuestros amigos y paisanos sefarditas, he sido capaz de motivar en ti esos sentimientos, con eso, me doy ya por satisfecho.
      Cuanto más sharfos nos vamos haciendo, surgen y resurgen con más fuerza los recuerdos cargados de añoranza… ¡Parece que es ley de vida! Sobre todo en nosotros, que tuvimos la suerte de nacer y crecer en un mundo especial.
      Un fuerte abrazo de tu hermano,
      CARLOS

  22. Carolina dice:

    Es bonito ver plasmado en un poema cómo, en algún momento, ha habido respeto y tolerancia entre culturas diferentes, importando más las personas que las diferencias religiosas o sus costumbres (lo de trabajar en Lavapiés me está afectando… ;))
    Un beso papito, seguiré leyendo todo lo que escribas.

    • Carlos TESSAINER-TOMASICH dice:

      Pues te aseguro que así fue. Por eso, a los que tuvimos la suerte de vivir ese “respeto y tolerancia”, nos es más difícil comprender la dura realidad que actualmente se vive en gran parte del mundo.
      Y si trabajar en Lavapiés te está sirviendo para valorar ante todo a las personas, ¡ESO, YA ES MUCHO!
      Un gran abrazo y un beso.

  23. Joana dice:

    Alan, no dejé Marruecos, jamás lo dejé, lo llevo en el corazón. Mis padres nos llevaron a mis hermanos y a mi con ellos pensando que, tal vez, fuera lo mejor. Como tantos otros… Poco poder de decisión tendría yo a los nueve años y medio.
    Je suis venue au monde dans la ville mythique de Casablanca -par la magie du cinéma- pero mis constantes estancias en la casa de mi abuela materna en Larache hicieron ya, desde muy niña, que me sintiera tanto de allí como una larachense más.
    En este Blog volví a reencontrarme con esos vínculos que me eran tan necesarios para saber que jamás abandoné mi amado Marruecos.
    Lo mejor para ti

  24. ¡Querido Carlos!

    Lo cierto es que no dejas de sorprenderme. Algunas veces por tus libros y otras veces, como en ésta, por tus poemas. Cada vez que hablo contigo o leo algo tuyo, siempre aprendo algo nuevo.
    Muy emotivo tu poema y muy bien documentado. Gracias por hacerme partícipe. La verdad es que no dejas de sorprenderme y enseñarme una realidad que desconocía. Y lo que me queda por aprender.
    Un abrazo muy fuerte.
    Jose

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Jose: me doy por satisfecho, porque siempre que la sorpresa que en ti ocasiono sea en positivo y para bien, para mí es motivo de satisfacción.
      Gracias a ti por tu cariñoso comentario.
      Un fuerte abrazo,
      CARLOS

  25. Eduardo Espinosa Román dice:

    Con enorme retraso, pues leí el artículo hace tiempo, quiero dejar un pequeño comentario sobre lo escrito por Carlos.
    Vaya por delante, como siempre mi advertencia. Carlos es más que un amigo. Ya dije que es lo más próximo a un hermano que tengo. Pues mis otras dos “hermanas” son mis primas Maite y Pili. Pero esta parcialidad afectiva no me debe hacer callar.
    Todo lo que Carlos escribe está lleno de gran verdad. Ese Marruecos que conocimos, vivimos y nos atrapó es el que Carlos refleja. No soy un erudito en la materia, es obvio, pero la convivencia con otras civilizaciones, culturas o grupos sociales, como queramos llamarles, nunca fue forzada. No fue necesario que alguien levantara la voz y nos arengara para creer en eso. No hubo líderes ni ideólogos, como ahora. Era natural y así se fue extendiendo entre nosotros.
    Carlos habla con enorme cariño de los sefarditas. De todos los que vivieron en Larache, en Marruecos y que hoy repartidos por el mundo siguen añorando nuestra tierra. Y Carlos dice una gran verdad, triste, pero gran verdad: Vivimos demasiado poco en esa tierra para todo lo que la queremos.
    Como sucedió a Marcel Proust hay olores que nos llevan como un acto reflejo a esa tierra. Identificamos si vivía un musulmàn, un hebreo o un cristiano por el olor que salía de sus cocinas. El olor de unos pinchitos, de una adefina o de un puchero. Y en nuestras casas, al menos en la mía, era frecuente que el almuerzo incluyera platos de nuestros convecinos musulmanes o judíos. Y creo, modestamente, que ese acto era un homenaje sencillo a esas otras culturas que nunca quisieron imponerse a las demás.
    Y todo lo que escriben tanto Carlos, en esta ocasión, como Sergio Barce en otras a mí, y lo digo con el corazón en la mano, me hacen mucho bien, porque me transportan a la tierra que llevo en el corazón.
    Así que, Carlos, aunque nos vemos con relativa frecuencia, espero que sigas regalándonos textos como el que nos ocupa. Los leeré con gran interés y con un enorme cariño hacia ti y hacia la tierra que nos acogió. Y haciendo mía una frase que leí hace un tiempo “cuando olvide quien soy, llévame al mar”, pero que sea el de Larache.
    Como siempre un abrazo tremendo con todo mi cariño.

    • sergiobarce dice:

      ¿Qué decir, Eduardo? Que suscribo cuanto dices de la primera a la última palabras. Y eso que yo viví menos años que vosotros en Larache, pero ahí están esos olores, y todos nuestros recuerdos.
      Un abrazo larachense

    • CARLOS TESSAINER-TOMASICH dice:

      Querido Eduardito: para comenzar, me quedo con los “olores”, los que en nuestro pueblo se entremezclaban y sabíamos identificar ¡TODAVÍA LOS RECONOCERÍAMOS! Con ellos y con la LUZ de nuestra tierra me quedo.
      Sí, los olores impregnaron mi infancia y adolescencia. Quiero referirme a tres personas, a tres familias distintas: musulmana, judía y cristiana.
      Parece como si estuviese oliendo en una casa musulmana -por ejemplo, en la de mi entrañable FADELA- el olor a pescaditos fritos, antes pasados por una mezcla de harina y pimentón, que los hacían deliciosos e inconfundibles; yo creo que eran jurelitos.
      Recuerdo el olor que, a la hora de la comida, desprendía la casa de MESOD, nuestro paisano que “encalaba” las casas: la adafina bullía lenta pero concienzudamente en la noche del viernes al sábado.
      Y recuerdo por supuesto el olor a aceite de oliva puro, más que virgen, con el que a tu tía Pili le gustaba freir, con el que le hacía los consabidos huevos fritos con patatas a tu prima.
      Tres olores distintos, que, como bien dices, a veces salían de nuestras mismas casas, en las que nuestras madres (los padres entonces no cocinaban) hacían de vez en cuando una receta o un guisito marroquí o de los hebreos. ¡Era lo más natural del mundo!
      ERA LO MÁS NATURAL DEL MUNDO…. Así nacimos, crecimos y vivimos: con lo que hoy en día se llama interculturalidad y, que en el Marruecos de aquel entonces, en LARACHE, por cotidiano, era habitual.
      JAMÁS ME CANSARÉ DE DECIR QUE FUIMOS UN EJEMPLO A SEGUIR.
      ¡Me vaya kappará por ti! ¡Barakalofi! Gracias por dejar tu comentario, siempre importante para mí.
      Con un gran abrazo,
      CARLOS

  26. Ani dice:

    Muy bonitos centimientos y muy real el dialogo. Yo tengo muy Buenos recuerdos del Norte de Africa. Melilla fue mi cuidad natal. Pero hoy en dia estamos esparcido por todas las partes del Mundo. Pero siempre tenemos dices recuerdos de Nuestra Melilla querida.

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Ani, gracias por tan generoso comentario. La tierra en la que uno ha nacido y/o vivido, jamás se olvida.
      Un saludo,
      CARLOS

  27. claudia villalobos dice:

    Que bonito… mis bisabuelos llegaron de españa..me gustaria saber exactamente de que parte.. eran..lagos-hernandez…tapia -hernandez..villalobos -leiva…mi papa decia que el primer villalobos llego a chile con p de valdivia e ines de suarez ..era capitan y muy cercano p.valdivia.

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Claudia, muchas gracias por dejar tu comentario. Me alegro que te haya gustado lo que he escrito.
      La única manera de saber de qué lugar de España llegaron tus bisabuelos, es lógicamente preguntándole a tu familia más cercana.
      Un cordial saludo,
      CARLOS

  28. Mi hermano de Sefarad, ejemplo de fraternidad. Hemos vivido juntos en La Paz y la humanidad. Quiero que los Judios volverán a Marruecos, país de libertad y estabilidad.

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Hermano Mustapha: aunque yo sea cristiano de nacimiento y por toda mi familia, Dios – Al-lah quiso que naciese y creciese en el Magreb al Aksa, en tierra “Dar al Islam”. Pero desde que nací y durante los más de diecisiete años que allí viví, sólo puedo dar testimonio de hermandad, “fraternité” y armonía pacífica. Esa fue mi vida y mi experiencia. Y yo nací cuando Marruecos era ya independiente…
      Es lo que puedo decirte: el haber nacido y crecido donde viví, entre musulmanes cristianos y judíos, me ha dado una riqueza espiritual y cultural que no puede pagarse ni con todo el oro del mundo.
      Estoy orgulloso de haber nacido donde nací y de haber convivido pacíficamente con personas de las tres grandes religiones monoteístas.
      Por eso, no comprendo nada de lo que actualmente está pasando…
      Salam Alikum.Tu hermano, paisano y amigo, el “enzrani”
      CARLOS

      • Estimado hermano Carlos, es un Gran placer de recibir su respuesta. Marruecos es un país abierto para los Judios, los Cristianos y para otras comunidades. Lo que quiero es de vivir juntos mano en el mano en La Paz y la Tolerancia.

  29. Ignacio Ramonet dice:

    Hola. Excelente blog. Felicitaciones. Viví en Larache entre 1946 y 1949 a la edad de 3 a 6 ańos. Mi padre era sastre en la sastrería de Saavedra. Recuerdo que un suceso me marcó: el asesinato de un cura de la Iglesia católica por un bedel marroquí. Alguien recuerda ese hecho? Cómo podría documentarlo? Gracias!

    • sergiobarce dice:

      Hola, Ignacio.
      Sí, el asesinato del padre Pedro. Hay algunos textos sobre el suceso. En mi primera novela me refiero a él. Y creo que incluso en algunos comentarios en este mismo blog, se hace mención a ese asesinato.
      Un fuerte abrazo

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      El Padre Pedro MARTÍNEZ RODRÍGUEZ, O.F.M. “Cuasipárroco y Presidente de esta Casa Misión”, fue asesinado ante el altar de la Inmaculada el 23-10-1945, cuando oraba ante esa imagen. Su cadáver fue enterrado inicialmente por sus asesinos en el lateral de la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar, colindante con el edificio de lo que tras la independencia de Marruecos fue el UNIBAN (UNIÓN BANCARIA HISPANO MARROQUÍ). A esa especie de huerto o jardín, se tenía acceso desde dentro de la Iglesia, por un recinto donde en Navidades, ponían el Nacimiento, que fue por donde lo “trasladaron”.
      Tras las investigaciones, que llevó a cabo el Comisario PERAL (que fue llamado urgentemente, pues en aquel entonces se hallaba de permiso en Badajoz), a quienes encontraron responsables, pues acabaron confesando su crimen, fueron a un legionario español, que desempeñaba la función de monaguillo y persona de confianza del párroco, que fue fusilado. Un hebreo que era amigo del mencionado legionario y un marroquí. A estos dos, ignoro la condena que les impusieron.

      El Padre Pedro, que casó a mis padres el 29-6-1938, fue enterrado con toda solemnidad, en un acto al que acudieron las máximas autoridades civiles y militares (en el cortejo fúnebre estaba hasta la Duquesa de Guisa) en el nuevo cementerio cristiano de Sidi Laarbi. Si entráis en él y a la izquierda, conforme se inicia la hilera de nichos, pasados unos quince de ellos, hallaréis su sepultura.
      Espero haberte sido de alguna utilidad en cuanto a mi información.
      CARLOS

  30. Badr dice:

    Me ha fascinado tu poema y ver el cariño con el que recordáis vuestra tierra, Marruecos.
    Me ha alegrado muchísimo saber que durante esa época haya habido una gran tolerancia y amistad entre musulmanes, judíos y cristianos.
    Ojala se vuelva a repetir aquella época y vivir todos en paz y armonía.
    Te manda un saludo muy grande tu hermano y compatriota musulmán.
    BADR.

    • carlos tessainer y tomasich dice:

      Badr, te aseguro que aquella tolerancia, respeto y convivencia, fueron auténticos, no producto de la nostalgia que podamos sentir por la tierra en la que nacimos y crecimos.
      Cuando siempre nos han puesto como ejemplo la convivencia pacífica y ejemplar que se dio en época de Alfonso X “el Sabio” en la ciudad de Toledo entre los componentes de las tres grandes religiones y culturas, yo siempre he pensado que, sin desmerecer aquel lejano tiempo, bastaba con ir al Marruecos de la época reciente para poder encontrar algo que fue muy duradero en el tiempo y que nosotros tuvimos la suerte de vivir.
      Como tú dices: ¡Ojalá se vuelva a repetir algo semejante!
      Tu compatriota “naszrani” también te manda un saludo muy grande.
      ¡Feliz mes de Ramadán!
      CARLOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s