ASÍ FUE A PRESENTACIÓN DE “LA EMPERATRIZ DE TÁNGER” EN MADRID

El pasado viernes, se presentó mi novela La emperatriz de Tánger (Ediciones del Genal – Málaga, 2015) en Madrid, en Función Lenguaje, un espacio en el que se da cita la lectura, los talleres de literatura y la música. Jorge García se encargó de que el lugar se acondicionara para que todo transcurriera como lo habíamos imaginado.

12694964_1741280469438459_3626346891086799844_o

Yo pretendía que fuera un acto original, y, por lo que me dijeron al acabar la presentación del libro, los asistentes salieron con la sensación de que habían acudido a una cita inusual. 

No me voy a extender mucho, pero sí quiero dejar constancia de que cuantos intervinimos, nos involucramos totalmente. El local se cubrió de una luz tenue, que nos incitaba a la confidencia, y a la literatura y a la música. La presentación del libro corrió a cargo de mi amigo José Luis Ibáñez Salas, escritor y editor, que, tal y como transcribo más abajo, fue conciso, pero en su brevedad supo exprimir sabiamente cuando quería decir, y dijo más de lo que yo esperaba. Eternamente agradecido por su generosidad.

JOSE LUIS IBÁÑEZ SALAS

JOSE LUIS IBÁÑEZ SALAS

José Luis Ibáñez Salas, dijo lo siguiente:

“Buenas tardes.
Quiero, lo primero, daros las gracias a todos por venir. Gracias por acompañar a un escritor-escritor, a mi amigo Sergio Barce, que pertenece a ese reducido grupo de personas que hace que todo sea mejor.
Y quiero, lo segundo, darle las gracias a Sergio, por haberme invitado a hacer esta presentación, lo que para mí es un auténtico honor.
Cuando Sergio me pidió que presentara su novela, le dije que por qué quería que yo le presentara su novela. Él me dio una respuesta irresistible, de esas que no admiten ni contestación ni dudas.
“Porque quiero que TÚ presentes mi novela”. Eso fue lo que dijo.
Y claro, así cualquiera. Me dije. Y le dije.
Y aquí estoy. Aquí estamos.
E igual que no me resistí entonces, hoy tampoco voy a resistirme. De hecho, procuro no hacerlo, RESISTIRME, digo.
Por eso, voy a leeros algo que escribí hace unos meses, tras editar otra de las novelas escritas por Sergio, y luego de que ya hubiera leído sus magníficos cuentos del libro Paseando por el Zoco Chico. Larachensemente.
Ese algo que escribí y que no me resisto a leer hoy aquí es un poema.
¡Qué cosas, un poema!

Este poema
hay escritores que te llevan a los sitios
literariamente
y casi literalmente
tienen ese don
ese oficio dorado
hacen que pienses que respiras en otro lugar
que has fumado incluso allí
comido
dormido
amado
al norte de África te llevan
por ejemplo
a mí me ha pasado
a la ciudad donde nació ella
así, con poco más que palabras
palabras y ese ungüento de los escritores buenos
esa tenaz ligazón de la que salen las frases
los párrafos, los relatos
a ese Balcón del Atlántico que es Larache
a una encrucijada por donde yo he caminado
en la cual he olido un mundo diferente
allí me trasladó
Sergio Barce es el escritor
como no me pareció suficiente
darle las gracias sin hablarle
se las doy ahora con estos versos
le agradezco caballero su viaje
la estancia y su compañía
le debo una invitación a conocer mi Madriz
al Suances de sus olas y su ría
a donde usted me diga

Y termino, de nuevo en prosa, recordando también que de su obra La emperatriz de Tánger escribí, NO APRESURADAMENTE, una pequeña reflexión en Facebook que va a ser cuanto diga de esta novela solemne y vital y norteafricana y mundial y tan novela.
La soledad es un mundo donde se aniquila el amor y en la que el éxito no sirve para nada.
Sergio Barce ha sido capaz de escribir una novela agobiante donde lo hermoso se golpea en medio de ningún sitio con lo inquietante. Ha sido capaz de regalarnos una obra donde la oscuridad es un lugar repleto de una luz efímera y acuciante.
Gracias, Sergio, por concederme el privilegio de leer una literatura singular, gracias por escribir para mi alma.
Sergio, tienes la palabra. Siempre tienes la palabra.”

Cuando llegó mi turno, después de ambientar con unas pinceladas lo que fue y cómo fue aquel Tánger de los años cuarenta en los que se ambienta mi novela, me convertí por unos minutos en el protagonista de La emperatriz de Tánger y fui Augusto Cobos Koller. Hablé a través de él, e inventé lo que creo que Augusto Cobos, desde la distancia del tiempo, habría pensado de las mujeres que se cruzaron con él durante  ese período de su vida durante el que transcurre la trama del libro.. Era un reto fascinante, y, por lo que intuí, parece que resultó atractivo.

12694733_1743416729224833_9148391555426181471_o

Mientras hablaba como si fuera Augusto Cobos Koller, la voz de Pilar Gual y el piano de Arturo Ballesteros, hacían de contrapunto. Yo detenía la lectura en el instante en el que alguna melodía debía flotar en el ambiente, y, la voz metálica pero a la vez electrizante de Pilar Gual, dejaba a nuestro auditorio en un silencio contenido. Los solos de piano de Arturo Ballesteros se deslizaban por la sala suavemente…

Entre mis palabras, que eran las de Augusto Cobos, se colaron siete temas musicales interpretados maravillosamente por Pilar y Arturo: Summertime de George Gershwin, All of me de Gerald Marks y Seymour Simons, Night and day de Cole Porter, Love for sale también de Porter, The very thought of you de Ray Noble, It had to be you de Isham Jones y, cerrando nuestra historia, por supuesto As time goes by de Herman Hupfeld.

Y entre medio de estas canciones y de las disquisiciones de Augusto Cobos, que salían de mis labios, incluso Pilar Gual se atrevió a interpretar conmigo uno de los diálogos más intensos de la novela, como una pequeña pieza teatral en medio de todo este monólogo-concierto. (Digo que se atrevió, porque yo podía fastidiar la escena en cualquier instante). Pilar estuvo sensacional (yo estuve temblando todo esos minutos).

12671957_1743418079224698_8231990264853196124_o

Como siempre, muchos larachenses acompañándome: Miquel Feria vino desde Barcelona, y aunque ya había estado a mi lado en Vilafranca, quiso repetir y llegó junto a su madre, su tía y una nutrida representación familiar, un detallazo el suyo; y también estuvieron Najim Amallal, Angie Gutiérrez (que hubo de ausentarse a los pocos minutos del inicio por problemas de salud, pero que lo intentó, pese a todo, y le agradezco su esfuerzo como ella sabe), Angela García Salazar, Mohamed Abu Karim, y tres incondicionales que tengo que querer porque  no dejan de acudir a mis presentaciones: Adela Manso, María Poveda González-Tablas y Gabriela Grech… Y amigos que nada tienen que ver con Larache pero que son también entrañables para mí: Charo Sánchez y César Martínez. Tuve la suerte de conocer a Margarita Zamorano, Pilar Martín, Carlos… Seguro que olvido a alguien… También asistieron tangerinos, como Arabia, que me regaló una simpática sonrisa, y que estaban muy entusiasmados con la novela.  Y Lydia y Berry, claro. Y mi hijo Pablo que, como siempre, se ofrece para ayudarme y hacer de fotógrafo… 

12657948_1743416169224889_4677160549767544209_o

Pero no quiero acabar esta breve crónica sin dejar por escrito que nuestra presentación-concierto se la dediqué a dos personas: a Pablo Cantos, que hizo que Charo Sánchez, César Martínez, Pilar Gual, mi hijo Pablo, Lidia, Berry y yo nos sintamos unidos por el vínculo de afecto que él tejió entre nosotros, y a Silvia García, la mujer de José Luis Ibáñez, a la que nos unía nuestra ciudad común: Larache.

A la memoria de ellos dos, todo esto, y cuanto imaginamos.

Mi intervención no la voy a reproducir, pero dejaré sólo los dos primeros párrafos, como un aperitivo para que quien lo lea se imagine qué pudo venir después…

Llueve. Llueve como nunca antes ha llovido, y camino por las calles solitarias de una ciudad muerta. Todo está a oscuras, pero yo sé dónde guarecerme. No me intimidan estos callejones estrechos y sinuosos. La medina de Tánger no tiene secretos para mí, la conozco desde mi niñez, y sé qué es lo que se esconde tras esas misteriosas puertas que parecen que no se abrieran jamás…

Mi nombre es Augusto Cobos Koller. Soy de Tánger. Un tanyaui. Un auténtico tanyaui. Pero desaparecí hace muchos años, como lo hizo mi ciudad, que ya no existe, y que ya nunca volverá; porque aquel Tánger fue un sueño, una quimera, que todos sabíamos que un día se esfumaría entre nuestros dedos…

Sergio Barce, febrero 2016

PORTADA La emperatriz de Tánger

***

12694701_1743415735891599_7133885293325215855_o

***

12747411_1743415789224927_4590723396701920224_o

***

12698386_1743418519224654_615690339990365580_o

***

12371237_1743416382558201_4890099400302011341_o

***

12694543_1743419969224509_5230891279391091052_o

***

12710974_1743417012558138_8984756216071137627_o

***

12697138_1743417639224742_8537989476769923401_o

***

12747439_1743419455891227_1025984677936700659_o

***

12671940_1743419612557878_4835722428256572233_o

***

12694537_1743417439224762_2104824229854038814_o

***

12694514_1743421602557679_6039702625960487659_o

***

12698555_1743420385891134_6048923243817279682_o

***

12716261_1743421349224371_4277999743959563835_o

***

12744223_1743422172557622_6647542787366068543_n

***

12698598_1743421122557727_2244849161904810744_o

***

12698690_1743421675891005_8086029680465287281_o

***

12716224_1743420635891109_1165536510410698931_o

***

12715823_1743420782557761_7147624357130748167_o

***

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

6 pensamientos en “ASÍ FUE A PRESENTACIÓN DE “LA EMPERATRIZ DE TÁNGER” EN MADRID

  1. CARLOS AMSELEM dice:

    FELICITACIONES SERGIO !!! TE FALLE POR TRES DIAS ! APARTE DE HABER TENIDO EL GUSTO DE VERNOS EN EL EVENTO ME HUBIESES FIRMADO TODOS LOS LIBROS ATRASADOS….
    QUIZAS DE UN SALTO A MALAGA? TE AVISARE.
    UN FUERTE ABRAZO.
    CARLOS

  2. Adolfo Escolano dice:

    Enhorabuena Sergio, el ambiente de la presentación de tu libro fue de cine …

  3. Joana dice:

    Qué hermosas palabras le dedica José Luis Ibáñez Salas a tu obra… “…donde la oscuridad es un lugar repleto de una luz…” Y qué hermoso todo lo que cuentas sobre la presentación. Ya te lo dice Adolfo… “de cine”
    Dejo volar la imaginación y lo veo todo… maravilloso…
    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s