“PROFANACIÓN Y OLVIDO DEL ANTIGUO CEMENTERIO CRISTIANO DE LARACHE”, POR CARLOS TESSAINER Y TOMASICH

Me envía Carlos Tessainer un artículo sobre Larache que, como siempre, está lleno de sentimientos encontrados. Y, como es también habitual en él, repleto de datos que no dejan de sorprenderme y que sólo sirven para aumentar mi admiración por su capacidad investigadora e histórica, y envidiar esa memoria que le caracteriza. También vuelvo a solidarizarme con sus palabras. Carlos y yo tenemos pendiente un viaje a Larache, tenemos la idea de desbrozar el pueblo en el que crecimos para sacarle las entrañas y buscar lo que se nos quedó allí. Me conformo por ahora con leerlo y compartir la misma rabia. Y que conste que a los dos nos duele cualquier cicatriz de Larache, sea cual sea, se trate de la confesión que se trate. No nos resignamos a que un lugar tan especial y rico vaya perdiendo su pasado de esta manera humillante y triste con la que se va borrando su historia.

Sergio Barce, enero 2017

Existe en Larache un antiquísimo cementerio cristiano del que pocos conocen su existencia, pero cuyas ruinas, profanación y total abandono, son muestra cuanto menos de la desidia de la que todos tenemos una parte de culpa.

No, no se trata del antiguo cementerio de La Marina, el que se halla camino del faro y fue restaurado a cargo del Gobierno español a comienzos de este siglo; ni tampoco del cementerio nuevo o de Sidi Laarbi, situado en el coloquialmente conocido como “Barrio de las Latas”. Éste del que quiero hablaros, está en el otro extremo de la ciudad. Acompaño este escrito de un plano de Larache en el siglo XIX, mediante el que el lector podrá situar sin dificultad su localización que, no obstante, no me resisto a detallar.

plano-larache

A la derecha, junto al cementerio hebreo, el cristiano. Mapa escaneado del libro “Larache” de Guillermo Duclos y Pedro Campos (Junta de Andalucía, 2000)

Si se inicia el recorrido en la Avenida Mohamed V, en la calle lateral del “Jardín de las Hespérides”, dejando a la izquierda el castillo “Laqaliq” o de “Las Cigüeñas”, se llega a una bifurcación de la que parten dos cuestas. Se iniciará el descenso de la antaño conocida como “Cuesta del Alemán” (porque en ella tuvo su sede hasta 1945 el Viceconsulado de Alemania en Larache) o “Cuesta del Judío” (por la proximidad en su lateral izquierdo y en una calle paralela y situada a un nivel más elevado de la torre del mismo nombre) y que actualmente se llama Avenida  Zellaka. Y así se llega en su acera derecha a lo que fue sede del citado Viceconsulado de Alemania y residencia particular del Vicecónsul Adolf Renschhausen hasta su fallecimiento en Larache en 1948. Es un hermoso edificio que aún se conserva, aunque como todo lo antiguo de la ciudad, necesitado de una restauración, como puede apreciarse en el mal estado de la crestería que corona la fachada.

viceconculado-de-alemania-en-larache

Fachada del antiguo Viceconsulado de Alemania en Larache

El citado edificio, hace chaflán con una calle estrecha, que desde siempre se llamó Derb Nakhla (o de las Palmeras), ya que conduce a la parte trasera  de parte del viejo cementerio judío de la ciudad, recientemente restaurado y caracterizado por la abundancia de palmeras existentes en el mismo.

Iniciando el recorrido por la citada calle y tras finalizar la fachada lateral del que fue Viceconsulado de Alemania, a los pocos metros se llega a una vivienda de “autoconstrucción”, que en realidad esconde el primitivo cementerio cristiano de Larache.

“Descubrí” aquel lugar siendo niño, en las muchas correrías que junto a  mis amigos, realizábamos los veranos por distintas partes de la ciudad. Recuerdo que no sin cierto reparo (pues pensé que me iban a regañar por haber ido a un lugar tan alejado de mi casa y “donde me podía pasar cualquier cosa”) se lo comenté a mis padres, a lo que contestaron de inmediato: “¡Sí, es el cementerio de los Gallego!”. Me dijeron que era conocido con ese nombre por los numerosos miembros de esa familia enterrados en él, nada extraño si se tiene en cuenta que esta familia española estaba establecida en Larache ya en la segunda mitad del siglo XIX.

sepultura-de-maria-josefa-gallego

Sepultura de María Josefa Gallego

Hablo del año 1969. Y he de decir que el pequeño recinto, de unos doscientos o trescientos metros cuadrados (tal vez algo más) estaba ya en estado ruinoso; pero conservaba su tapia e incluso una vieja puerta de madera con restos de haber estado pintada en color marrón oscuro.

En el plano de Larache del siglo XVIII no se encuentra ubicación alguna de cementerio cristiano, como curiosamente tampoco aparece en él la existencia de ningún cementerio judío (algo incomprensible pues, en aquella época, existía población de este credo religioso residente en la ciudad).

Comparando los planos de Larache en los siglos XVIII y XIX, encontramos que las zonas representadas son casi idénticas, aunque es en el del siglo XIX donde aparece explícitamente indicada la existencia de ambos cementerios. Localización lógica: extra muros de la ciudad y relativamente próximos al cementerio musulmán de Lal-la  Mennana.

Sea como fuere, no se puede ubicar la existencia en Larache de un cementerio cristiano (salvo el que existió durante la ocupación española en el siglo XVII en las proximidades de la Explanada del Majzén, en la plazuela de la actual mezquita  Anwuar) hasta el siglo XIX.

Ya en el año 1950, el estado de total olvido que sufría el cementerio (que no sé si llegó a ser desacralizado) motivó el que algunos de los familiares de los allí enterrados, realizasen un adecentamiento del lugar, ordenando la limpieza del recinto, a la reparación de las tapias y sepulturas y a elaborar una relación de los que allí estaban sepultados y que fue posible tanto por el conocimiento que tenían del lugar de enterramiento de determinadas sepulturas como por las inscripciones de las lápidas. Este adecentamiento fue realizado por D´Arcy DE CUEVAS, Juan GALLEGO  URRESTARAZU  y  Lewis  FORDE  III  (CLAREMBAUX). El resultado fue un listado de veintisiete enterramientos, datando el más antiguo del 29 de septiembre de 1868 (perteneciente a A.B.T. DUNCAN) y el más reciente a María del Carmen  LEÓN SÁENZ, con fecha de fallecimiento del 15 de abril de 1923, cuando contaba dos años de edad.

una-de-las-pocas-sepultura-que-quedan-sin-destruir

Sepultura de Alejandro Saenz y Atalaya, una de las pocas que se conservan sin destruir

Debe destacarse que en 1923, ya no se enterraba a los cristianos en este cementerio larachense, pues pasados uno o dos años desde el desembarco español del 8 de junio de 1911, se habilitó en el camino del faro de Punta Nador el nuevo cementerio de La Marina, que estuvo en funcionamiento hasta comienzos de la década de 1930. Por tanto, en fecha tan avanzada como 1923, el viejo cementerio cristiano del que se habla, no debía de estar desacralizado, lo que permitió a la familia LEÓN SÁENZ enterrar a esta niña junto a otros familiares que aparecen en el referido listado.

Es curioso destacar que tras el desembarco español de 1911, no aparece (salvo el de 1923) ningún enterramiento, datando los tres últimos de 1910. La familia “ocupante” en la actualidad del referido lugar, asegura que existen treinta y ocho tumbas (la mayoría cubiertas por chabolas), lo que vendría a corroborar el listado de enterramientos de 1950 realizado por los señores  DE  CUEVAS,  FORDE  y GALLEGO, en el que, en un escrito anexo, D´Arcy  DE  CUEVAS  hace  constar que sólo han podido ser identificadas veintisiete de las sepulturas, siendo ilegibles en el resto de las existentes el nombre del fallecido.

Digo esto porque siempre oí a mi padre o a personas mayores nacidas en Larache decir que, allí estaba enterrada una enfermera militar que desembarcó con el ejército español en 1911, falleciendo poco tiempo después. Pero en la relación de sepulturas de la que se habla, no aparece ningún enterramiento en este año o en años posteriores, salvo el de 1923.

Puede suponerse que tras el desembarco de 1911 y antes de que se habilitase como cementerio cristiano el terreno ubicado en el camino del faro de la ciudad, este pequeño cementerio hubiera continuado siendo utilizado durante uno o dos años más y que sean las sepulturas de aquella época (1911-1912-1913) las que no pudieron ser identificadas en 1950, lo que explicaría la diferencia entre las veintisiete que pudieron ser identificadas en 1950 y las treinta y ocho que afirman que existe la familia que actualmente vive sobre gran parte de este lugar.

sepultura-de-emmanuel-clarenbaux

Sepultura de Emmanuel Clarembaux (Agente Consular de Bélgica en Larache)

Entre los allí enterrados, figuran tres hijos y un nieto del que fuera Vicecónsul de España en Larache  Teodoro  DE  CUEVAS  Y  ESPINACH;  el que fue Vicecónsul de Italia en Larache: Nicolás GUAGNINO (fallecido el  19 de noviembre de 1873), cinco miembros de la familia GALLEGO, el que fuera Agente Consular de Bélgica en Larache: Emmanuel  CLAREMBAUX  (fallecido el 15 de febrero de 1900 y cuya lápida, que aparece en una de las fotografías que acompaña este artículo, ha sido recientemente arrancada).  Y, bajo un mausoleo, el que fue Vicecónsul de Gran Bretaña en Larache desde 1894: Lewis FORDE II (FLAVELLE) (fallecido el 4 de enero de 1904), al que luego sucederían en el cargo su hijo Lewis FORDE III (GUAGNINO) y su nieto Archibald FORDE (CLAREMBAUX). Su lápida, aparece manchada a propósito con restos de pintura.

El citado mausoleo hecho en mármol, se remataba con un busto también en mármol del difunto, de gran calidad artística, como puede apreciarse en una de las fotografías que ilustran este artículo y cuyo original obra en mi poder.

busto-de-lewis-forde-ii

Busto de LEWIS FORDE II (Vicecónsul de Gran Bretaña en Larache)

Pero como en 1950 servía como objetivo de puntería a las pedradas que le lanzaban los niños (preferentemente a la nariz, lo que puede comprobarse en la fotografía), la familia FORDE decidió retirarlo y llevárselo a su domicilio. Hoy en día se halla en una residencia particular.

Lo cierto es que, aunque abandonado, este lugar ha sido objeto de visita en distintos momentos por personas que saben que allí están enterados sus familiares.

mausoleo-de-lewis-forde-ii

Mausoleo de LEWIS FORDE II

***

mauseleo-de-lewis-forde-ii

Detalle del Mausoleo de Lewis Forde

***

lewis-forde

***

Así, a finales de la década de 1980, Fernando LEÓN SÁENZ, bisnieto, nieto y hermano de tres de los allí enterrados, fue desde Estados Unidos a Larache a visitar el cementerio. Quedó espantado por lo que vio, yendo al bajalato para interesarse por la responsabilidad de este lamentable estado; le contestaron que al ser una “propiedad privada”, ellos no podían hacer absolutamente nada. La cuestión está en que siendo supuestamente propiedad privada, no se ha esclarecido de quién es la titularidad de aquel terreno. Dado que los franciscanos no llegaron a Larache hasta 1888 y, habiendo sido identificados ocho enterramientos anteriores a esta fecha  (el primero en 1868), cabe la posibilidad de que los pocos cristianos residentes en Larache antes de 1888, entre ellos las familias españolas  DE CUEVAS y GALLEGO, adquiriesen colectivamente el solar para uso funerario, quedando “diluida” en la comunidad cristiana la referida titularidad.

El caso es que en esta cuestión de cuidado y conservación de los cementerios cristianos, al menos en el norte de Marruecos, la Iglesia como tal, siempre se ha lavado las manos. En algún momento el “camposanto”  (que por algo se les llama así) debió ser sacralizado, para permitir los enterramientos según el rito cristiano-católico. Pero ¿fue en alguna fecha desacralizado y por ello dejó de ser “camposanto”? Me gustaría saberlo, así como si también el Arzobispado de Tánger es conocedor de esta situación.

Ya sé que a la Iglesia de Larache (como institución religiosa), poco se le puede pedir, pues en la actualidad su presencia es casi “testimonial”. No obstante, me consta que siempre soslayó cualquier compromiso o responsabilidad con respecto a los cementerios critianos en la ciudad. Recuerdo cómo a comienzos de la década de 1970, cuando nuestros mayores se quejaban al párroco de turno acerca del creciente deterioro del cementerio cristiano nuevo (el de Sidi Laarbi), era frecuente el que obtuvieran como respuesta: “De quien hay que ocuparse es de los vivos, no de los muertos”. Y yo preguntaría: ¿aunque se estén profanando sepulturas en un “camposanto”?

utilizacion-actual-del-cementerio-1

Utilización actual del cementerio

Y con respecto a lo que pudiese hacer la Cancillería de España en Larache (por la que tanto hicimos hace pocos años para que no fuese cerrada por el Gobierno de España), me consta que fue tan solo hace unos cuatro años cuando un empleado de la misma, de nacionalidad española, tuvo conocimiento de la existencia del viejo cementerio: y fue porque un amigo y paisano judío se lo comentó y le llevó a visitar el lugar, para gran sorpresa del citado empleado.

¿Conoce el actual canciller  -que lleva bastantes años ejerciendo el cargo- tan siquiera la existencia de este cementerio y, sobre todo, la situación en que se halla? ¿Sabe que más del  noventa y cinco por ciento de los allí enterrados son españoles?

Antes de escribir lo que estoy ahora escribiendo, me he preguntado durante mucho tiempo si merecía la pena, por cuanto en mi convencimiento está la duda de si para algo puede servir.

Pero como historiador e hijo de Larache, he creído necesario que mis paisanos tengan conocimiento de cuanto he escrito en estas líneas, todo ello documentado. He querido y quiero que conozcan lo que quizá no sabían. Pues yo lo sé y pienso que es necesario dejar constancia escrita de un capítulo de la historia de Larache, ya que lo que no se escribe, sin más se pierde.

Si vais a Larache, id al lugar que os indico. Llamad a la puerta de la casucha de “autoconstrucción”. Os abrirán y, conocedores de que no tienen derecho alguno sobre el recinto, una familia musulmana de la que algunos de sus miembros tienen la nacionalidad española por haber residido durante largo tiempo en Cádiz, os dejará pasar. Y tras una infravivienda construida sobre sepulturas, podréis acceder a un “patio” en que se hallan, dejadas de la mano de Dios y de todos nosotros, sepulturas profanadas de la comunidad cristiana –insisto, la mayoría españoles– establecida o nacida en Larache desde la segunda mitad del siglo XIX. ¡El espectáculo os conmoverá!

Sí, me he preguntado durante mucho tiempo si contar lo que ahora escribo, debía ser escrito. Si era necesario o tal vez oportuno. Pero cuando de Larache hablo, cuando de ti pueblo mío -¡mi tierra!- se trata, no puedo ser indiferente. Y además, tenía la “obligación”, la “deuda” de haceros partícipes de ello.

Lo que os cuento, quizá pueda “escocer” a alguien; a alguien o a quienes debían de ser conocedores de una realidad bochornosa. A los que ocupan cargos para ser representantes de España en Larache, aunque de fallecidos se trate; sobre todo teniendo en cuenta que, la inmensa mayoría de las sepulturas allí ubicadas, son de españoles.

Y como no puedo ser indiferente, no sólo pongo en conocimiento de quien me quiera leer tanto la historia como la denigrante situación del primitivo cementerio cristiano de Larache. Sino que valiéndome de la generosidad de este blog, donde tiene cabida todo aquello que con respeto, sentido común y cariño se refiera a nuestro pueblo, hago una petición expresa a la Cancillería de España en Larache (¡que vayan y constaten in situ la realidad de lo que en estas líneas dejo constancia!), al Consulado de quien dependa y a la misma Embajada de España en Rabat, para que, respetando a quienes allí viven, que de nada tienen culpa, se proceda a la exhumación de todos los restos allí enterrados y que los trasladen a una fosa común del nuevo cementerio cristiano de Sidi Laarbi, colocando una placa con el nombre de los veintisiete fallecidos que en 1950 pudieron ser “censados”. Para facilitarles datos, quedo a su disposición.

No pido que desalojen a la familia o familias que sobre parte de las sepulturas viven y que utilizan la parte trasera del cementerio como “patio” para tender la ropa o sacudir alfombras. Insisto en que ellos de nada son culpables, pues están alojados en lo que fue abandonado. Como mucho, que tuviesen que soportar las molestias de lo que para ellos supondría el que tuvieran que levantar el suelo de “sus” casas para poder realizar las exhumaciones.

Sí que sería importante el que, por su valor artístico, fuese trasladado en su totalidad el mausoleo del Vicecónsul británico Lewis Forde. La pérdida de este testimonio europeo en Larache de la etapa precolonial, sería imperdonable. Dada la nacionalidad del allí sepultado y el que fuese desde 1894 hasta 1904 Vicecónsul de Gran Bretaña en Larache, bien se podría informar e implicar en este asunto al Consulado de Gran Bretaña en Tánger y a la misa Embajada Británica en Rabat.

Cuando hace pocos años fue restaurado el viejo cementerio judío cercano al cristiano del que os informo, fue desagradable el que la policía marroquí tuviese que desalojar a las familias que sobre él vivían. Ante los gritos y lamentos de quienes desalojaban, alguien dijo: “¡No son ellos los que gritan y lloran, si no los muertos a quienes vosotros dejasteis abandonados!” Frase lapidaria que merece cuanto menos ser objeto de reflexión.

Cuando este pasado verano un matrimonio -compañeros profesores-  fueron de visita a Rabat, pues allí y en el instituto español está destinado actualmente otro compañero nuestro, al recordar que yo era de Larache decidieron desviarse y parar allí. Llegaron a la Plaza de la Liberación (antigua Plaza de España), al Balcón del Atlántico, cuyas vistas quedaron grabadas en sus retinas y al mercado… ¡Tuvieron suficiente!

Me contaron lo que habían visto y me preguntaron con cierto asombro: “¿Pero tú, dónde has vivido?” pues de las otras ciudades que habían visitado (Tánger, Arcila, Xauen) habían quedado prendados… Me dio tanta rabia, tanta tristeza, que esa misma noche busqué el álbum de fotografías hechas por mí mismo en tiempos mejores y de las postales de Larache de comienzos de la década de 1970. ¡Y al día siguiente se las llevé! No daban crédito a lo que les enseñaba (imágenes de las décadas de 1960, 1970 y 1980) y su comparación con lo que ellos habían podido ver. Yo quedé contento con que pudiesen percatarse de lo hermosa y bien cuidada que estuvo la ciudad en la que había vivido.

¿Pero qué ha sido de ella? En abril de 2012 en este blog escribí una “Carta a Larache”, lamentándome de su lejanía física, clamando por su abandono… con profunda tristeza constato que más de cuatro años después, no se ha puesto fin a la situación.

Para que no se sigan cometiendo más desmanes urbanísticos, que progresivamente van privando a la ciudad del encanto que siempre tuvo, para respetar lo que todavía queda y que vale la pena conservar y restaurar (empezando por la misma “Medina”), no estaría de más que se comenzara por respetar los cementerios de las comunidades religiosas que en el pasado convivimos en nuestra ciudad en paz y armonía, constituyendo sin duda un auténtico ejemplo a seguir.

CARLOS TESSAINER Y TOMASICH

IMÁGENES DE LA UTILIZACIÓN ACTUAL DEL CEMENTERIO:

utilizacion-actual-del-cementerio-2

***

utilizacion-actual-del-cementerio-3

***

estado-ruinoso-y-profanacion-de-sepulturas

***

 

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , ,

43 pensamientos en ““PROFANACIÓN Y OLVIDO DEL ANTIGUO CEMENTERIO CRISTIANO DE LARACHE”, POR CARLOS TESSAINER Y TOMASICH

  1. Raquel Moryoussef Fereres dice:

    Queridos Carlos y Sergio

    Ya por Carlos sabía que pondrían este
    triste artículo en tu blog Sergio y siento como propias cada palabra narrada por nuestro amigo común.

    Es una pena que la desidia y el olvido hayan acabado con edificios y cementerios larachenses. Discrepo un poco de ti Carlos; en cuanto a la restauración del cementerio judío del Barrio de las Latas, pese a que hace unos años hubo un “intento” de restauración, todo quedó en un corte de maleza y encalado de las paredes del muro que lo rodea, y yo que suelo ir cada cierto tiempo a Marruecos he podido comprobar en Junio del 2016 el estado deplorable en que este se encuentra, de las lápidas ni hablar, rotas y desaparecidas, la maleza y ortigas me llegaban hasta media pierna, vi hasta tortugas de tierra, excrementos de animales o personas, ratas y seguro hasta serpientes deben haber.

    Por supuesto que no vengo a hablar del estado del cementerio judio, sino del cristiano y pienso que Larache es una de las ciudades más descuidadas en cuanto a condiciones de sus edificaciones y cementerios.

    Sería justo que el Ayuntamiento o Municipalidad de la ciudad en unión a autoridades españolas lograran la recuperación de los cementerios cristianos, de los judios se ha intentado hacerlo a través de la Comunidad Judía de Casablanca que es la que representa a las comunidades judías ya inexistentes en Marruecos, pero ese e otro tema.

    Espero mi querido Carlos que este llamado de alerta llegue a buen recaudo y que Sergio con su blog que llega a tanta gente logren “el milagro” que todos esperamos.

    Me alegraré mucho Carlos cuando me digas que irás a Larache y espero sea para ver lo que aquí denuncias completamente restaurado.

    Una ciudad sin pasado histórico es una ciudad muerta y en Larache convivimos tres culturas, a ver si logramos el rescate de buena parte de este.

    Mis cariños y respetos para ustedes como amigos, como personas, como escritores y sobre todo por tratar de mantener viva la ciudad que los vio nacer.

    • sergiobarce dice:

      Gracias, Raquel. Yo, sinceramente, veo muy pero que muy complicado que se involucren las administraciones, pero lo que sí sé es que el potencial que tenía Larache como destino turístico (y eso la habría lanzado hacia su desarrollo) pasaba por mantener viva su historia. Habría sido fácil convertirla en un lujo de ciudad, porque ya lo era antes. Y la historia es tanto la de los vivos como la de los muertos.
      Muchos besos

      • Raquel Moryoussef Fereres dice:

        Sergio pienso que Larache es una de las ciudades marroquíes más descuidadas y donde apenas se ven obras para mejorarla y es una pena que no hayan hecho de ella un potencial turístico como se esperaba. Con esa vista tan preciosa al Atlántico, playas espectaculares y un cielo azul que es la envidia de muchas otras ciudades.

        Aún recuerdo cuando entregue en manos del Sr Berdugo un proyecto que me mandaste tu o Ange llamado Lixus o algo así, por lo visto nada pasó con el mismo.

        En fin, ojalá muchos Larachenses lean este escrito de Carlos y apoyen la restauración de ese cementerio o el traslado de los restos de los allí sepultados a un lugar más digno.

        Saludos

      • sergiobarce dice:

        Sí, Raquel, recuerdo el proyecto, pero parece ya algo lejanísimo. Larache parece condenada. ¿Por qué? Nadie parece saberlo, pero es un hecho.
        Besos

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Querida Rachel: muchas gracias por tu comentario, como siempre gratificante y positivo. No sé si este escrito servirá para algo, como es mi intención. Por lo menos, que sea para daros a conocer la existencia de este primitivo cementerio cristiano y el vergonzoso estado en el que se encuentra.
      Sí, no desisto en regresar a Larache, a pasearme por mi ciudad a conciencia, a recorrer todo lo que de ella está en mi recuerdo. Si ese día me encontrara “lo que aquí denuncio completamente restaurado” o que han trasladado los restos que allí pueda haber al cementerio nuevo del “Barrio de las Latas”, créeme que sería para mí un día lleno de gran emoción.
      No, no renuncio a tratar de mantener viva la ciudad que nos vio nacer, sobre la que, en comparación con las restantes ciudades de la zona norte de Marruecos, parece que pesara sobre ella una ´ainará (maldición).
      ¡Qué manera más estúpida de desaprovechar su potencial! Me gustaría saber qué piensan sus autoridades; y sobre todo, qué opinan los larachenses que en la ciudad viven…
      Que sana y uena quedes. Tu amigo,
      CARLOS

  2. Guido Tessainer Tomasich. dice:

    Querido Carlos:
    Como siempre, he leido con gran i y cierto miedonterés y nostalgia tu artículo sobre el antiguo cementerio cristiano de nuestra Larache.
    Haciendo un esfuerzo, recuerdo que era uno de los sitios, no habituales por cierto, ya que nos producía un gran respeto, al que siendo unos críos de 8 o 10 años íbamos en busca de aventuras mis amigos y yo. Aún me acuerdo de los apellidos Guagnino y Forde.
    Esperemos que tus líneas muevan algunas conciencias para dignificar o al menos trasladar a otro sitio ese vestigio histórico impagable.
    Un fuerte abrazo y muchas gracias por compartir tus conocimientos en un campo nada conocido.
    Tu hermano
    Guido

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Querido hermano: ¡esa es la idea! Este blog lo leen muchas personas y me consta que bastantes de ellas con el peso e influencia suficientes como para hacerlas valer en el aspecto que nos ocupa. Si desconocían la existencia de este lugar, si ignoraban la situación en que se halla, al menos que lo que he escrito les dé luz sobre lo que nada sabían… ¡Y a partir de ahí, si se “mueven algunas conciencias”, bienvenidas sean! El primer paso ha quedado dado: el resto, sería omisión y, como las avestruces, el esconder la cabeza debajo del ala; lo que no dejaría de ser bochornoso.
      Desde luego que compartir los conocimientos que sobre Larache pueda tener (sobre todo si estos son poco conocidos), para mí no sólo es un placer, sino casi una obligación.
      Un fuerte abrazo de tu hermano
      CARLOS

  3. Conozco bien el estado de este cementerio, lo he visitado a lo largo de los años, desde los primeros años 90 y es muy deprimente ver cómo se sigue deteriorando. En él hay enterrados varios familiares míos, de la familia Gallego, aunque ignoraba que se le conociera por ese nombre. En mi primera visita aún se conservaba intacta la lápida de Josefa Gallego, hoy solo están algunos fragmentos.

    Suscribo lo dicho por Carlos, expresó aquí mi frustración y también mi firme rechazo a la labor del consulado de España, que es quien debería velar por los intereses de los españoles allí, pero también, a las autoridades marroquíes que con esa “alegría” que les caracteriza en nuestro pueblo, dejan perder su propio patrimonio histórico.

    Terrible e imperdonable.

    Un fuerte abrazo para Carlos y Sergio (recuerda ese pequeño retazo de historia sobre el que me encantaría leer de vuestras respectivas y sabias plumas…)

  4. Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

    Querido Emilio: yo ya sabía que conocías el lugar… Y sí, era conocido como “el cementerio de los GALLEGO”. Date cuenta de que tu familia paterna fue pionera en la presencia española en Larache. El más antiguo con este apellido allí enterrado, es Antonio GALLEGO, fallecido el 30-9-1876 (quizá era tu tatarabuelo, osea el padre de tu bisabuelo José GALLEGO MONTERO) y el siguiente enterramiento, el de María Josefa GALLEGO, fallecida el 30-7-1877 y cuya sepultura ha sido profanada a conciencia…
    Al menos que con este escrito y las denigrantes imágenes que lo acompañan, ya sean las autoridades españolas, ya las marroquíes o a quien corresponda, pongan freno y fin a esta lamentable situación, que parece sacada de una pesadilla.
    Un abrazo,
    CARLOS

  5. Nadine dice:

    Desde hace poco tiempo los españoles hemos incluido en nuestro vocabulario el concepto de: memoria histórica. Qué significado tiene. Viene a designar el esfuerzo consciente de los grupos humanos por entroncar con su pasado (para más información está Wikipedia). Es interesante reflexionar a cerca de esta definicion, pero cada cual que haga la suya.
    El pasado es importante somos herederos en lo colectivo y en lo individual, en lo bueno para aprender y en lo malo para no equivocarse pero siempre sin olvidar.
    Ahora estamos en un momento de auge de nuestra memoria histórica, por diversas razones que no voy a entrar.
    Este artículo es un claro ejemplo de no destruir de no olvidar a un grupo de personas más o menos importantes pero que jugaron un papel destacado en la historia de esa ciudad entre el agua dulce y el agua salada a la que tanto quieren los larachenses.
    Como siempre Tessainer es su cronista más riguroso y sensible

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Es cierto: “entre el agua dulce y el agua salada”, entre el río Lukus y el océano Atlántico.¿Memoria histórica? Sí, durante algún tiempo, no comprendí su alcance, porque no me afectaba directamente. Ahora, he llegado a entenderlo: MEMORIA HISTÓRICA no sólo por los que murieron por defender la libertad en España, sino por tantas personas normales y corrientes, que fueron a buscarse la vida, a ganarse el sustento a aquellos lugares, lejos de sus pueblos y de su país, al que de una u otra manera, los gobiernos de turno les incitaban a desplazarse. Lugares en los que -en algunos casos- permanecieron y se identificaron con ellos durante dos o tres generaciones. ¡LUGARES QUE JAMÁS SE BORRARÁN DE NUESTROS CORAZONES!
      En verdad que hay muchos de nosotros a los que en el sentido estricto, el concepto de ” Memoria histórica”, no se nos puede aplicar, pero nos sentimos identificados con él por sentirnos “huérfanos” del pueblo en que nacimos y ultrajados por la falta de respeto hacia los muertos.
      Con infinito cariño,
      CARLOS

  6. BELLA MOYAL dice:

    MIS QUERIDOS SERGIO Y CARLOS
    ANTES DE EXPRESAR MIS SENTIMIENTOS HACIA ESTE NUEVO E ILUSTRE ESCRITO DE MI QUERIDO CARLOS!
    QUIERO COMUNICAR AQUI EL TERRIBLE ATENTADO DE HOY DONDE FUERON ASESINADOS 4 SOLDADOS Y 15 HERIDOS.
    ENTRE LOS ASESINADOS 3 SOLDADAS Y UN SOLDADO DE UNOS 20 ANOS CADA UNO!!! POR UN MAL NACIDO !!!

    SERGIO GRACIAS A TU BLOG NOS ENTERAMOS DE LO QUE NUESTRA QUERIDA LARACHE PADECE!

    EL CEMENTERIO DE QUE HABLAS CARLOS, ESTA PEGADO AL DEL JUDIO. NO SABIA QUE ERA ESPANOL. YO PRACTICAMENTE CRECI JUNTO A EL. PUES MIS ABIELOS PATERNOS VIVIAN EN ESE CALLEJONCITO QUE AL FINAL DE EL ESTAN LOS DOS CEMENTETRIOS!!NO LEJOS ESTAN: LA CRUZ ROJA, LA FABRICA DE LA LUZ .
    FRENTE AL CEMENTERIO HABIA UNA GRAN HUERTA QUE CULTIBABAN HORTALIZAS!!

    FERASMAL Y MI QUERIDO CARLOS QUE MAS SE PUEDE DECIR DE TUS ENDIAMANTADOS ESCRITOS ?
    EN ELLOS PLASMAS TUS PROFUNDOS SENTIMIENTOS Y CARINO A LA TIERRA QUE NOS VIO NACER Y QUE A ESTAS ALTURAS DE NUESTRA EDAD NO DEJAMOS DE QUERERLA Y VENERARLA!!! PORQUE???
    NO ES DIFICIL CONTESTAR PORQUE SEGUIREMOS QUERIENDOLA HASTA QUE DESAPAREZCAMOS DE ESTE MUNDO!!!
    YO PROPONGO UNA COSA.
    ME DIRIJO AHORA A LOS PAISANOS DE LENGUA ARABE :
    QUE TRADUZCAN TU ESCRITO EN LENGUA ARABE Y QUE LA PUBLIQUEN EN UN PERIODICO LOCAL O EN INTERNET Y DE ESTA MANERA MUCHA MAS GENTE Y SOBRE TODO LOS QUE GOBIERNAN LARACHE !!!
    ASI PUEDA QUE A ALGUIEN SE LE OCURRA “” hacer algo “” !!!!!!

    UN FUERTE ABRAZO CARLITOS LUZZIDO!!!
    SIEMPRE ESTAREMOS AGRADECIDOS POR TODO LO QUE NOS NARRAS!!!
    QUE DIOS TE BENDIGA Y BENDIGA A TODOS LOS TUYOS Y A TODOS LOS LEYENTES DE ESTE MARAVILLOSO BLOG.

    • sergiobarce dice:

      Gracias, Bella. Besos

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Ferazmal Bella: el Amo del Mundo quiera y permita que nayammal jamás en el Holam y que los descansados descansen en paz. Bastante tenemos los seres humanos para ganarnos el día a día como para que nuestras vidas se vean kefseadas de esta manera.
      Yo sé que el descansado de tu babá, iba todos los días por esta calejja para ir a su trabajo, siguiendo por la callecita que estaba a la izquierda de “la fábrica de la luz” ¿A que sí ? Nuestra querida Larache, que parece que la ´ainearon, sigue en nuestro mehhollo y en nuestros corassones. ¡Ella nos embrujó! Y bendito sea ese embrujo, aunque sea para contar las calamidades que con ella están haciendo (ueno, algo bueno, la verdad, es que lo hay).
      Sí, me gustaría que nuestros paisanos larachenses musulmanes, se hiciesen eco de este escrito y fuese publicado en algún periódico de Marruecos, concretamente en uno de Larache. No porque tengan culpa de nada, sino para dar a conocer una realidad y para que si es necesario, pidan explicaciones al Consulado de España (a su Canciller) sobre lo que, en la mayoría de los casos sin duda desconocen.
      Un bezzo tan grande como el BALCÓN DEL ATLÁNTICO.
      Tu amigo,
      CARLOS (B).

  7. Carlos dice:

    Hola ! Queridos Carlos y Sergio,
    Gracias por “despertar ” la memoria de ciertos lugares de un Larache, que lo queramos o no, ya desaparecido.

    Como sabeis, cuando estuve ” viviendo” casi tres años en Larache, “batallando”, apoyado por vosotros y los que escriben en el blog, me interesé tambien por este cementerio.
    Lo visité varias veces, tomé todas las fotos posibles para poder conservar, al menos, la memoria del lugar, hablé con las tres familias que ocupan ( ilegalmente ) este cementerio.
    Sobre todo con la familia ” gaditana” que fueron los primeros en instalarse y que se atrbuyeron “la parte del leon” construyendo una barraca en duro pero respetando las tumbas y el monumento Forde, mismo lo han ajardinado….
    Las otras dos familias viven en dos chabolas en donde hay las tumbas…o lo poco que queda. ( creo haberos enviado todas las fotos )
    Los españoles me dijeron que llevaban años pidiendo a las autoridades que les dieran una parcela, como el gobierno dio a los ocupantes del viejo cementerio judio, contiguo. y que mucha promesa pero nada….

    En una ocasion se lo comenté al Bacha y me dijo que no les daban nada porque nadie les autorizo a instalarse ahi, que esa familia tenia ese lugar como una residencia de verano, que vivian en Cadiz, ( un hijo y una hija me confesaron que con la crisis cobraban del paro y que con ello vivian mejor en Larache..), ademas el Bacha me dijo ” es el propietario que tiene que intervenir para sacarlos.”..y ahi esta uno de los problemas principales : de quien es ese solar ?

    Ademas, el edificio del vecino del lado derecho se acaparo de una parte del cementerio y agrando el edificio ( cosa corriente, lo mismo paso con el judio )
    Si aparentemente no existe propietario, deberian ser las autoridades españolas y, eventualmente, inglesas, que interviniesen junto con las autoridades marroquies para encontrar una, posible, solucion decente……

    Desgraciadamente no veo yo el Consulado, que ya de por si esta enmarañado con el cementerio de Sidi Larbi, tener la voluntad de intervenir y al final meterse en camisa de once varas. Su lema debe ser “si, si es urgente…de no hacer nada” Y los ingleses….

    Lo maximo que se puede hacer es pregonarlo por todo medio, prensa, redes sociales, etc, al alcance, e informar un maximo de gente y, quizas,habiendo dando la patada en la hormiguera, la “autoridades” se despiertan.

    En todo caso podeis contar conmigo para ponerle pica-pica en el colchon de algunos..

    Un fuerte abrazo

    Carlos

    • sergiobarce dice:

      Gracias, Carlos. Lo que hiciste con el cementerio judío fue de quitarse el sombrero. Si todas las autoridades y ciudadanos larachenses se implicaran por su pueblo, otro gallo nos cantaría.
      Besos a Tere, y un abrazo muy fuerte para ti.

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Querido Carlos A.: ya sé que conoces a fondo la situación, pues de ello hemos hablado en varias ocasiones; y además, la conoces “sobre el terreno”. Si el Consulado de España “pasa” olímpicamente del asunto, el Bajá te dijo claramente que “nadie les autorizó a instalarse ahí” y que la familia “gaditana” “tenía ese lugar como residencia de verano”, y el propietario de la construcción vecina se ha apropiado “ilegalmente” de parte del solar, la cuestión ya está enmarañada por todas partes. Al menos, esta primitiva familia que allí se asentó, respetó las sepulturas… No al parecer las otras dos que se fabricaron chabolas sobre las tumbas.
      Ello sin olvidarnos de la inhibición de las autoridades eclesiásticas…
      El problema aumenta al no aparecer de quién es la titularidad del terreno, aunque al estar allí enterados tres hijos y un nieto del que fue Vicecónsul de España en Larache Teodoro DE CUEVAS Y ESPINACH, bien podría hacer suponer que aquel lugar pudiese ser de titularidad de España (son meras suposiciones).
      Lo que no se comprende es cómo no puede averiguarse la titularidad del solar, pues debe de estar registrado a nombre de alguien.
      Sea como fuere y siendo consciente de la dificultad de conseguir algo positivo (a no ser que a quienes debiera caérseles la cara de vergüenza decidan intervenir), lo cierto es que tu reflexión final me parece perfecta: el conseguir pregonar por todos los medios posibles lo que constituye algo bochornoso.
      Eso ha sido en esencia lo que he pretendido con este artículo: el denunciar y que los larachenses conozcan lo que pocos sabían. Yo he dado el primer paso y como tú dices, creo que también “la patada en el hormiguero”.
      Sensibilidad, sentido de la responsabilidad y buena dosis de vergüenza es lo que hace falta en este asunto.
      Me consta que a lo que escribí, ya han tenido acceso personas e instituciones que algo debieran decir al respecto.Pero por ahora, “la callada ha sido la respuesta”.
      Gracias por tu ofrecimiento.
      Un beso a Teresa y un abrazo para ti de tu amigo
      CARLOS

  8. Pepi Franco dice:

    Querido Carlos: Hemos leído tu escrito sobre el abandono del antiguo cementerio cristiano de nuestra ciudad. Nos ha llenado de tristeza, indignación e impotencia. Las autoridades hace mucho tiempo que tenían que haber intervenido y así evitar el destrozo y la profanación de ese lugar santo, donde debían descansar en paz las personas que allí fueron enterradas. Tu artículo ha sido muy válido para denunciar la situación tan lamentable en la que se encuentra el antiguo cementerio cristiano; pero con esto y el apoyo de todos los que allí hemos vivido, quiero pensar que muchas personas influyentes actuarán para que se trasladen los restos mortales al nuevo cementerio cristiano del Barrio de las latas y se les den digna sepultura para que así descansen en paz, también se pueda conservar ese patrimonio histórico. Muchas gracias por darnos la oportunidad de tener esta noticia (aunque triste) de nuestra querida Larache. Cuídate para que, durante muchísimo tiempo, puedas seguir investigando y enseñándonos cosas de Larache que, aún habiendo vivido allí durante tanto tiempo, desconocíamos. Un abrazo de Pepi Franco.

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Querida Pepi: ¡ojalá que tus palabras se hagan realidad! y que “personas influyentes” actúen para trasladar a quienes allí están enterrados al nuevo cementerio del “Barrio de las Latas”. Se sea o no creyente, pienso que los que allí no pueden “descansar”, DEBEN ESTAR REVOLVIÉNDOSE EN SUS SEPULTURAS, quizá maldiciendo a los culpables, sobre todo a los culpables por omisión y dejadez.
      No me gustaría ser el responsable moral y, consentidor de que esto que denuncio y ahora se ha podido conocer, continúe en la misma situación, porque SIENDO YA CONOCEDORES DE ELLO, sin duda sería un enorme peso de conciencia y sentido de culpa el que pesaría sobre mí: ES DECIR, SOBRE ELLOS.
      Y desde luego, que el mausoleo del Vicecónsul FORDE, que en verdad es un patrimonio histórico de nuestra ciudad, sea trasladado en su integridad y para su conservación, al nuevo cementerio cristiano de Larache.
      Gracias por tu comentario y un fuerte abrazo,
      CARLOS

  9. Nurita dice:

    Querdos Sergio Y Carlos
    Lei con mucha atencion este exelente e interesante articulo sobre nuestra querida ciudad Larache, gracias al exelente autor querido CARLOS y gracias a ti tambien querido Sergio por publicarlo.
    Senti un gran dolor y pena y me llevaste atras.. hace unos tres o cuatro anos que hicimos con mo esposo un viaje a Marruecos y yo estaba tan ilucionada que le hiba a mostrar a mi esposo la ciudad donde naci! por fin llegamos a Larache , vajamos del autobus y mire alrededor..y lo que me salio de la boca fue ” esto no es Larache”…cogimos un taxi mi esposo y yo y le pedi que me llevara a la calle Primo de Rivera ..y lo que vi fue HORRIBLE, tierras, cabanas, suciedad.. senti verguanza… umillacion y llorar. llorar, llorar.
    Cuando regresamos a casa al fin del viage , lo primero que hice fue buscar fotos de Larache donde pase mi infancia…y se las mostre a mi esposo..lo mismo que hiciste tu Carlos…
    Es una pena muy grande lo que quedo de nuestra Larache. pero nos quedan los bonitos recuerdos , eso nadie nos lo puede quitar.
    GRACIS DE NUEVO QUERIDOS SERGIO Y CARLOS !!!!
    Un carinoso abrazo y besos os envio desde Israel
    NURITA

    • sergiobarce dice:

      Querida Nurita: hay un Larache que nadie nos quitará, el que cada uno de nosotros lleva en su corazón.
      Besos

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Sin duda hay un Larache que nunca nadie nos surrakheará y que está en nuestros corazones. ¡Pero hay que fastidiarse el tener que recurrir a ese recurso cuando nuestra ciudad sigue existiendo! ¡Y sus autoridades no hacen por ella lo que deben! ¿Por qué en Larache ocurre lo que no sucede en Arcila (Asilah) o Chauen?
      Tener que recurrir al recuerdo y saber que lo que prácticamente queda de ella (¡Y SIEMPRE PERMANECERÁ!) son su luz inconfundible, la gaba (si es que no la han esquilmado) y sus maravillosos paisajes desde sus costas hacia el Altántico, es un bálsamo para una herida que no se cierra nunca y que siempre está supurando; supurando tristeza, añoranza, nostalgia, melancolía y rabia por lo que ha ido sucediendo con nuestra ciudad y a lo que no se pone remedio.
      Nurita, te agradezco tu comentario. Recibe un fuerte abrazo de tu paisano y amigo,
      CARLOS

      • Nurita dice:

        El imno de Israel se llama. ” LA ESPERANZA “. Nunca hay que perderla…Más y más . Habiendo gente buena como vosotros que os importa , Dios es grande! Quién sabe….puede ser algún día Larache revivirá y volverá a florecer como en el pasado…
        Muchos besos y muchas gotas de esperana
        NURITA

  10. adela manso osuna dice:

    Nada sabia de ese cementerio,ni siquiera habia oido hablar de ello.Me causa tristeza tener conocimiento de el en las circunstancias que contais,tristeza rabia e impotencia,es de agradecer el interes que os tomais todos los que conoceis el problema y estais procurando llegar de alguna manera a las entidades o autoridades competentes para tratar poner fin a esa barbarie.
    Yo desde mi humilde posicion,no puedo mas que ofrecerme para apoyaros en lo necesitarais,si hubiera posibilidad de ello.
    Y con el deseo de que se pueda llegar a un final justo y humano,solo pido, ¡¡ Misericordia !!

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Mi querida Adela (familia indirecta mía por los TOMASICH, que no lo olvido ): miles de gracias por tu comentario y por tu ofrecimiento en apoyar EN LO QUE FUESE NECESARIO.
      LOS QUE DEBIERAN DARSE POR ALUDIDOS, NO LO HACEN. ¡VERGÜENZA DEBIERA DE DARLES! Aunque alguno de ellos viven de todos nosotros…
      ¿Se ha enterado de esto que estamos tratando el canciller de España en Larache, el alcacereño Nicolás PÉREZ CÁCERES? Aunque ni tan siquiera vive en Larache, sino en Tánger y, tal vez vaya como mucho una vez a la semana a Larache a atender los asuntos de un Consulado que con nuestras firmas ayudamos a que no se cerrara. Estoy hablando con conocimiento de causa.
      ¿Alguna autoridad puede pedirle cuentas por su desconocimiento acerca de esta situación? Y a partir de ahora, de su inoperancia en este vergonzoso asunto… ¿Para qué cobra un sueldo de todos nosotros?
      Cualquier apoyo que se pueda recibir de vosotros, cualquier modo de que difundáis lo que está ocurriendo, es NECESARIO y por ello bien recibido.
      Sí, Adela, sí: ¡MISERICORDIA!
      Con un fuerte abrazo y esperando que me llames cuando vengas a estas tierras,
      CARLOS

  11. ¿Que os parecería redactar una carta para recoger firmas?, al menos eso garantizaría que se extendiera el conocimiento sobre el asunto y quien sabe, quizá se produzca el milagro de que alguna autoridad se interese. Yo la dirigiría al ministro de exteriores, con copia al consul, por un lado y por otro, al Rey de Marruecos, con copia al alcalde de Larche y al Gobernador de la zona.

    Emilio Gallego

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Emilio, a mí me parece perfecto. Al Ministro de Asuntos Exteriores de España, con copia del mismo al que hace las funciones de representante de España en Larache; o al Cónsul de España en Tetuán, que creo que es de quien depende la representación de España en Larache. Y a S.M. el Rey de Marruecos, para que tuviese a bien pedirle información sobre este asunto al Gobernador de la provincia de Larache.
      Hablaré con nuestro común amigo al respecto, pues yo en estas cuestiones, soy totalmente profano.
      ¡Me alegra que al menos uno de los descendientes directos de los allí enterrados, tome una iniciativa de este calado!
      Un abrazo,
      CARLOS

  12. Danielle dice:

    Carlitos, cuánto me alegro de haberme acercado a esta mágnifica encuesta conmovedora hecha por ti. Algo más he aprendido sobre ese pasado de nuestra Tierra.
    Interesante testimonio europeo de la etapa precolonial en Larache, lo que demuestra la importancia de esa ciudad. Ignoraba que hubieran tantos vicecónsules extranjeros a finales de ese siglo (Supongo que fue uno de los hijos del Señor Guagnino el que residió durante varios años en el Hotel España.)
    Qué otros sentimientos ha despertado tu escrito?
    Mucha tristeza; algo incomprehensible, imperdonable!
    Horror, indignación, nauseas, no hay palabras bastante fuertes para describir lo que producen semejantes imágenes.

    Es toda la comunidad humana la que debe indignarse.

    Espero, querido Carlos, que estas líneas tuyas lleguen entre buenas manos y que se pueda hacer algo con lo poco que queda.

  13. Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

    Querida Ninú: como tan sólo una imagen muchas veces vale más que MIL PALABRAS, es por lo que al haber tenido acceso a ellas, te ha dado una idea exacta de la situación.
    Sí, los GUAGNINO acabaron siendo VICECÓNSULES de Italia, emparentados con los DE CUEVAS, con los FORDE y con los GALLEGO. Al que tú te refieres, es al último de esta estirpe que en Larache ostentó este cargo y al último GUAGNINO que en Larache falleció: se llamaba Humberto GUAGNINO y creo que era nieto del allí enterrado, pues se sucedieron el el cargo: nICOLÁS,Alejandro y Humberto (se escribe en realidad sin “h”, al ser nombre italiano). Y efectivamente, ya anciano, residió durante bastante tiempo en el “Hotel España”, donde le trataban con. mimo y cariño.
    ¡Tristeza, indignación, horror, náuseas! No dices más que la verdad.
    Ninú ¿a qué “buenas manos” va a llegar este escrito? Me gustaría saberlo y creer que por vergüenza, por indignación de “toda la comunidad humana”, ALGUIEN abandone la cobardía y dé la cara por esta situación.
    ¡Claro que había tantos Vicecónsuldos en Larache! Y también de otros países (del Imperio de Austria-Hungría, de Francia, de Portugal…). ¡Así era de importante nuestra querida ciudad!
    Un abrazo tan grande como el “Hotel España”,
    CARLITOS

  14. adela manso osuna dice:

    GRACIAS P0R CONTESTAR A MI NOTA CARLOS,Y AÑADO QUE TIENES RAZON EN TODO .
    BUENA IDEA LA DE NUESTRO PAISANO GALLEGO.TAMBIEN ME PARECE MAGNIFICO LO DE LAS FIRMAS.
    DESDE LUEGO QUE TE LLAMARE A TI Y A SERGIO CUANDO VAYA POR ALLI,ES POSIBLE QUE PARA SEMANA SANTA VAYA UNOS DIAS A MI CASA DE MARBELLA.
    TENDRAS NOTICIAS MIAS.
    UN ABRAZO

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Querida Adela: muchísimas gracias por tus palabras.
      Con respecto al artículo que he escrito en relación con el viejo cementerio cristiano de Larache, ojalá que se encontrara una solución.
      Yo como larachense e historiador, creo que he cumplido con la obligación moral de poneros a todos vosotros en conocimiento de una situación cuanto menos indignante, bochornosa e insultante, que muchos desconocíais.
      No tengo a nadie allí enterrado, por lo que mi “denuncia” no entraña para nada subjetividad alguna…
      Sé que el “asunto” se removió en 2014, coincidiendo con la restauración del viejo cementerio judío y de las profanaciones de sepulturas en el cementerio cristiano internacional de Tánger.
      Soy conocedor de que una de las descendientes de los allí enterrados (Denise CLAREMBAUX), habló con lo que nosotros llamábamos “el Bajalato”, que ahora se llama BALADIA, e incluso con el GOBERNADOR de Larache y en sus propias palabras lo que en definitiva obtuvo: ” (…) beaucoup de promesses, d´interêt… Mais aucune réaction”.
      Era una situación que yo conocía desde hace mucho tiempo. Haciéndoos partícipes de ella y denunciándola, creo que en mi caso, he llegado hasta donde puedo llegar.
      Soy conocedor de que este blog lo lee muchísima gente, alguna con la influencia suficiente como para que este escarnio finalice.
      Pero si ninguno de ellos quiere hacer nada ¿yo que puedo hacer? Como en otra ocasión dije: ¡QUE SOBRE ELLOS Y SUS CONCIENCIAS CAIGA COMO UNA LOSA EL PESO DE TODAS LAS SEPULTURAS PROFANADAS Y DE TODAS LAS LÁPIDAS ARRANCADAS!
      Con un fuerte abrazo,
      CARLOS

  15. John Clarembaux dice:

    Me alegro que Carlos Tessainer Y Tomasich haya llamado la atención de todos sobre la existencia del antiguo cementerio cristiano de Larache y su lamentable situación actual.
    Yo fui a verlo con mi padre en 1994. Mi padre llamó a la puerta de la casa que estaba construida allí y entró diciendo que quería ver las tumbas de sus antepasados. Estaba todo en muy malas condiciones. La familia tendía la ropa sobre las tumbas y la tapia estaba rota. Muchas de las tumbas habían sido destruidas, con restos de lápidas rotas esparcidas por la tierra. La tumba de mi bisabuelo Emmanuel Clarembaux estaba todavía casi completa, aparte de la cruz que había desaparecido. Cuando mi padre preguntó a la mujer de la casa si no tenía miedo de vivir en un cementerio, dijo que no tenía más remedio.
    El estado del cementerio parece ahora mucho peor y la destrucción de las tumbas se ha realizado de manera sistemática. La lápida de la tumba de mi bisabuelo, está ahora hecha pedazos.
    Tengo la copia de una carta escrita en 1950 por D´Arcy de Cuevas, nieto del distinguido Vicecónsul de España en Larache, Don Teodoro de Cuevas (1831-1902), a su prima Carmen Sáenz de Vera en la que habla de las obras que hizo en el cementerio con la colaboración de su primo Luisito Forde, hijo del Vicecónsul de Gran Bretaña y, de Juan Gallego. La Junta Municipal corrió a cargo con los gastos de construcción de una nueva tapia, de la puerta de entrada y de reparar la parte más antigua del muro, así como de arrancar todos los arbustos que habían crecido. Dejó a cargo de las familias la limpieza de las tumbas, lo que hicieron los tres amigos antes citados con todas las sepulturas por un coste de 340 pesetas por familia. Emplearon un guardia a un sueldo de 50 pesetas por mes repartido entre cinco familias. Añadió D´Arcy de Cuevas a su carta una lista de 27 personas que estaban allí enterradas y en cuyas lápidas las inscripciones todavía se podían leer. En las restantes, las inscripciones habían sido borradas por el tiempo.
    Ojalá que este escrito sirva para poner remedio o freno a la lamentable situación del antiguo cementerio cristiano de Larache.

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Querido John: para mí es motivo de satisfacción el que alguien de los descendientes de los allí enterrados, se preocupe por esta lamentable situación. El primero de ellos ha sido Emilio Gallego, y ahora tú, miembro también de una de las familias emblemáticas del viejo Larache (desde la segunda mitad del siglo XIX).
      Además aportas datos muy interesantes al respecto, como el que en 1950 la entonces Junta Municipal corriese con los gastos de construcción de una nueva tapia, o la limpieza del recinto; y también lo referido al reparto que se hizo entre las familias del coste de la limpieza de las tumbas y, sobre todo, la contratación de un guarda…
      A este respecto se me ocurre que si se lograra un adecentamiento de este antiguo cementerio de la comunidad cristiana de Larache (donde el 95% de los enterrados son españoles), tal vez a la familia que en el lugar vive, se la podía implicar en su cuidado, asignándola un pequeño sueldo. Aquí, tendría mucho que decir el Consulado de España en Larache y sobre todo, el Cónsul de quien depende el canciller (no sé si es el de Tánger). Por una cantidad insignificante para los presupuestos que deben tener y, con la comprobación cada cierto tiempo de que no ha continuado la destrucción sistemática de sepulturas y de que el lugar se mantiene limpio y decente, podríamos darnos por satisfechos.
      Una vez más recuerdo la campaña que no hace mucho tiempo se llevó a cabo a favor de que no se cerrara el Consulado de España en Larache, como era la intención del Gobierno español; la cantidad de firmas que se recogieron y el logro conseguido. Luego si el citado Consulado continúa abierto, fue porque se consiguió con el apoyo de muchos, que consideramos que la continuación de la representación de España en la ciudad era y es fundamental. Pero para los que allí siguen representando a España, eso entraña una serie de obligaciones inherentes al cargo que ocupan y que conlleva, entre otras muchas cosas, la defensa de los intereses españoles en la ciudad.
      No estaría de más que a cambio de lo que se luchó para que continuara abierto un Consulado en el que tienen su puesto de trabajo, se preocupasen e incluso implicaran “algo” en determinadas situaciones. En este caso, en hacer una visita al lugar y, tras comprobar la triste realidad, hacer un informe con destino al Consulado de España en Tánger.
      A lo mejor por esta vía, podría iniciarse un camino que condujera a solucionar en lo posible el lamentable estado en que se halla este primitivo cementerio cristiano de Larache, así como a conservar parte del patrimonio precolonial de la ciudad.
      Un fuerte abrazo de tu amigo,
      CARLOS

  16. Eduardo Espinosa Román dice:

    Querido Carlos: Por fin me pongo a la labor de comentar tu último artículo. Como ya hablamos por teléfono, ese fue lugar de aventuras e intrigas para nosotros y, como he podido leer en el comentario de tu hermano Guido también lo fue de varias generaciones. Los cementerios siempre han sido lugares para echar a volar la imaginación como en Las aventuras de Tom Sawyer y a nosotros, en aquellos años, si algo nos sobraba, era imaginación.
    No tengo tu alcance de memoria, pero sí recuerdo más de una correría por ese lugar y el aspecto abandonado que ya en esa época tenía. Si hablamos del año 69 quiero imaginar que en este momento todo lo que has descrito y documentas fotográficamente es casi “insultante” para los restos que allí queden o reposen.
    Tu relato de la situación es, como siempre, un viaje detallado paso a paso a la memoria de nuestra ciudad y, si como dice Nadine, existe la llamada “memoria histórica” no sólo hay que abrir fosas sino también dignificar las tumbas existentes.
    Pero, yendo al hilo del artículo que has desarrollado de forma magistral quisiera traer a colación algo que sucedió y que hemos comentado, a raíz del enterramiento de Jean Genet en el antiguo cementerio de La Marina.
    Al parecer, cuando un grupo de alumnos franceses vinieron a visitar la tumba del escritor maldito francés, les envolvió la indignación cuando vieron el estado de abandono del cementerio. Presentaron una queja formal al cónsul francés. Esto dio lugar a una espiral de denuncias y quejas que llegó al mismísimo Primer Ministro francés de aquella época Pierre Mauroy, y de éste al Gobernador de la Provincia de Larache. Su comentario, a groso modo fue que si ya tenían dificultad para el mantenimiento de sus propios cementerios, qué pasaría si se dedicaba a mantener cementerios de otras religiones. No entro a valorar el comentario, que me llegó por terceras personas, sino a dejarlo como un punto de debate.
    La realidad es que si fue en algún momento responsabilidad del gobierno español la dejadez es manifiesta. Y nos duele como todo lo que se ha ido abandonando porque Larache no se lo merece. Y no hablo de la ciudad que nos vio crecer, que también, sino de cualquier pueblo o ciudad que va, lentamente desangràndose por todos los poros de su historia.
    Sucede que a veces hay inexplicables contradicciones. Y no llegamos a entender, yo al menos no llego a entender que se inicie la rehabilitación arquitectónica, que no de culto, de la antigua iglesia de San José y sin embargo la memoria de los que murieron no se rehabilite dignificando el lugar en el que descansan… o eso creíamos.
    No sé que organismo debería dedicarse a eso. Sea quien sea debe ponerse manos a la obra. De alguna manera debe llegar tu artículo, que como todo lo que compartes con nosotros, es de un altísimo valor literario. Y con ello la denuncia formal y moral de todos los que amamos nuestra ciudad.
    Carlos, artículos como éste y todos los tuyos que he leído hacen que necesitemos cada cierto tiempo una dosis de tinta verde. Que así sea. Y yo que los lea.
    A Sergio decirle que su blog es impagable. Y que siga siendo un canalizador de todos los sentimientos larachenses. Un abrazo a los dos.

  17. Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

    Querido Eduardo: como siempre, gracias por tu opinión, como no, cariñosamente “subjetiva”. Pero si ha sido. “un viaje detallado paso a paso a la memoria de nuestra ciudad”, con ello, me doy por satisfecho. A mí me vale mucho tu opinión…
    Pero aprovecho esta contestación y, una vez más el blog de Sergio, para añadir nuevos datos que he podido conseguir y que en puridad, convierten el lugar en una auténtica víctima del franquismo y con él en auténtico símbolo de la MEMORIA HISTÓRICA, tal y como se entiende en España; aunque en esta ocasión, esté situado en Larache.
    Voy a tratar de no liarme mucho, para no liaros a su vez a vosotros.
    Sé quiénes fueron los propietarios del terreno. Fue la familia SÁENZ. El 8-4-1891, falleció en Larache Javier SÁENZ BASTIDA, siendo enterrado en ese lugar; el 16-7-1910, falleció su hijo Alejandro SÁENZ ATALAYA, cuya fotografía de su lápida, ilustra este artículo. Su hija, Carmen SÁENZ DE VERA, , se casó con Francisco LEÓN TREJO, que llegó a ser Oficial en el ejército republicano español. De este matrimonio, nacieron: Fernando, Gonzalo y María del Carmen LEÓN SÁENZ (fallecida a los dos años de edad el 15-4-1923) y enterrada en fecha tan tardía en el referido cementerio. Lo que sólo se explica porque sus padres, eran los propietarios del solar, pues por aquellas fechas, el cementerio que se utilizaba en Larache para enterrar a los cristianos, era el de “La Marina”.
    Al estallar la Guerra Civil en España, con la ayuda del Vicecónsul de Gran Bretaña en Larache Lewis FORDE III (GUAGNINO), Carmen SÁENZ DE VERA y sus hijos Fernando y Gonzalo LEÓN SÁÉNZ, se escaparon de Larache, refugiándose primero en Bélgica, y luego marchándose a Estados Unidos, donde el Oficial republicano español Francisco LEÓN TREJO, estaba destinado como agregado militar.
    Nada más finalizada la Guerra Civil en España y en nombre de España (era zona de Protectorado) el Majzén procedió a confiscar todas las propiedades que la familia LEÓN SÁENZ tenía en Larache y, entre ellas, el solar del antiguo cementerio.
    A pesar de sus innumerables gestiones, y ya conseguida la independencia de Marruecos, realizadas por Fernando LEÓN SÁENZ con la ayuda del Notario Nouredine AMAA (cuyo despacho se halla en la Avenida Mohamed V de Larache), intentó recuperar este solar y otras propiedades confiscadas, aunque sin ningún éxito. Todo el dossier relativo a esta cuestión, se halla en el despacho del referido Notario, así como también en manos de Don Andrés MULA LUQUE, que tanto ha venido haciendo por el adecentamiento del cementerio cristiano de Sidi Laarbi desde hace muchos años, a pesar de que por fin intervinieron las autoridades consulares españolas, aunque creo que ya no pagan al guarda…
    LUEGO SI ESTE RECINTO (CEMENTERIO) FUE CONFISCADO POR EL MAJZÉN CHERIFIANO EN NOMBRE DE ESPAÑA, ESTÁ CLARO QUE SU TITULARIDAD O BIEN ES DE LA MUNICIPALIDAD DE LARACHE, O DEL ESTADO ESPAÑOL.
    ACLARADA ESTA CONFISCACIÓN POR CUESTIONES DE REVANCHISMO POLÍTICO DE LA POSGUERRA CIVIL, CREO QUE ES EVIDENTE EL QUE ESTE SOLAR (CON UN 95% DE ENTERRADOS ESPAÑOLES) QUEDA MÁS QUE AMPARADO POR LA LEY DE LA “MEMORIA HISTÓRICA” APROBADA DURANTE EL GOBIERNO DE José Luis RODRÍGUEZ ZAPATERO.
    Y SI NO FUESE COMPETENCIA DEL ESTADO Y DEL ACTUAL GOBIERNO ESPAÑOL, AL SER UNA PROPIEDAD DEL MAJZEN, SERÍA Y ES RESPONSABILIDAD DE LAS AUTORIDADES MARROQUÍES, YA SEAN LOCALES O BIEN GUBERNAMENTALES.
    Creo que he dado un pequeño paso para conocer en quién recae la responsabilidad por la lamentable situación en que se encuentra el cementerio.
    LO QUE ESTÁ CLARO Y, AUNQUE LO AFIRME LA MISMÍSIMA BALADÍA DE LARACHE, ES QUE ESTE RECIENTO NO ES PROPIEDAD PRIVADA. Sólo habría que buscar en los documentos de 1939-1940 el decreto jalifiano de incautación del referido lugar. No creo que sea tan difícil.
    Gracias por haberme brindado la oportunidad de que sepáis esta nueva circunstancia que sin duda, completa mi artículo de denuncia; pues no sólo era de información o denuncia, sino que lo que buscaba y busca, es una solución digna a una situación tan lamentable, triste y bochornosa.
    Un gran abrazo de quien fue tu primer amigo de infancia
    CARLITOS

    • sergiobarce dice:

      Carlitos, Carlitos… No sabes cómo te admiro. Increíbles los datos que aportas, increíbles e interesantes.
      Es indudable que hay que dar un paso más. Estoy contigo.

      • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

        Pues ¡adelante! Ya me has sugerido ALGO, pero ¿cómo iniciarlo?
        CARLITOS

  18. Desconocía totalmente este tema y quedé impresionado. Carlos Amselem me lo adelantó telefónicamente antes de leerlo en el blog. Como siempre intentaré todo lo que esté en mi mano con las grabaciones que realizo sobre el antiguo Protectorado de Marruecos. Cuando puede me trasladaré para grabar un reportaje y darle la máxima difusión audiovisual. Javier García.

    • sergiobarce dice:

      Gracias, Javier. Un fuerte abrazo

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Por nuestros comunes amigos Raquel Moryoussef y Carlos Amselem, soy conocedor de tus excelentes trabajos sobre diversos temas acerca de lo que fue el antiguo Protectorado español, los cuales he podido disfrutar.
      Sin duda alguna, tus grabaciones sobre este lugar, serían de extraordinaria utilidad tanto para dar a conocer lo que es desconocido, como para que “alguien” tomara las medidas conducentes para solucionar esta indignante y vejatoria situación.
      Gracias por tu interés.
      CARLOS

  19. Antonia Bastida Gómez dice:

    Soy nieta de Ignacio Bastida Ruiz y de Josefa Ortiz Güero, tuvieron tres hijos:
    Pedro Bastida Ortiz
    Inés Bastida Ortiz
    Antonio Bastida Ortiz
    Mi padre Antonio Bastida Ortiz nació y vivió en Larache dónde se casó y nacimos tres hijas, trabajó de funcionario en el ayuntamiento de Larache en mantenimiento hasta el fin del protectorado q tuvimos q desplazarnos a Mallorca
    Mi padre tenía un tío militar en la marina q murió en un hundimiento del submarino frente a las aguas entre Cartagena y Almería
    Se perdió toda correspondéncia con las familias y de su procedéncia creo que eran de álgún punto de la provincia de Murcia ?después de la Guerra no se pudo establecer contacto.
    Si álguién tiene información de mis abuelos y su lugar de nacimiento le estaría muy agradecida.
    Viviamos en la calle Muley Hassan ,74
    Cuando nací estaba de Cónsul D Rafael Goded Echevarría.
    Testigos de mi nacimiento :
    D. Armando Gómez Millán y
    D. Antonio Ocaña Soria
    Mis abuelos fallecieron en Larache y creo q Inés siendo niña con 4/5 añitos
    Mis padrinos :
    Militar… D. Ginés Úbeda y Dña. Josefa Gil.
    Tenían dos hijos varones que yo sepa regresaron a Alicante.
    Mi padre nació en la fecha 10 de Mayo del 1925 en Larache en dónde están enterrados mis abuelos.
    Si álguien tiene algún tipo de registro o información le estaré muy agradecida.
    Un saludo y grácias.
    Felicidades por el blog.

    • Carlos TESSAINER Y TOMASICH dice:

      Sabiendo que su padre nació en Larache el 10 de Mayo de 1925, me imagino que lo bautizarían en la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar de la ciudad a los pocos días.
      En los archivos de la catedral de Tánger, se conservan todas las partidas de bautismo de los españoles bautizados en las ciudades del norte de Marruecos.
      En estas partidas de bautismo (literales, no en extracto) figuran el nombre y los dos apellidos de los abuelos tanto paternos como maternos del bautizado, así como sus lugares de nacimiento.
      Si se escribe en GOOGLE Arzobispado de Tánger en esta página aparece la posibilidad de solicitar la partida de bautismo que le comento. Y si no estuviese en Tánger, se conserva en Larache, a donde un cura va los domingos a decir misa.
      Otro conducto es solicitar en el Registro Civil Central, que está en Madrid, una partida de nacimiento de su padre. En ese Registro Civil Central, estamos todos los españoles nacidos en el extranjero, ya que nos inscribían nuestros padres en los Consulados correspondientes (en este caso, en el Consulado de España en Larache). Y estos consulados, daban parte de todas las inscripciones al citado Registro Central.
      Esperando haberle sido de alguna utilidad, reciba un cordial saludo
      Carlos TESSAINER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s